Reseña: Theory Of Obscurity: A Film About The Residents

August 16, 2015

a-film-residents-poster

Theory Of Obscurity: A Film About The Residents

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Hay en Estados Unidos una tradición de artistas reclusos: Emily Dickinson, JD Salinger, Thomas Pynchon… Todos ellos buscaron evitar los reflectores durante sus carreras. The Residents forman parte de ese grupo desde hace más de 40 años. Asombroso que desde 1972 han logrado mantener sus identidades escondidas cuando les han tocado distintos cambios en el paradigma respecto a lo que implica ser famoso, y más en el ámbito en el que se ha desarrollado su carrera. Los Residents han cultivado algo que se podría llamar “anti-fama”, o al menos que yo he bautizado así. ¿De qué va la anti-fama? Sus siluetas son reconocibles en casi cualquier lugar y a casi cualquier persona inmersa en la cultura pop de la segunda mitad del siglo XX le puede llegar a la mente la imagen de un globo ocular, vestido de esmoquin y con sombrero de copa. Se han convertido en íconos, aun cuando no hayan tenido, ni tendrán, jamás un éxito medianamente reconocible en las listas de popularidad. Los Residents son famosos, pero al mismo tiempo no lo son porque nadie sabe cómo se ven detrás de los varios disfraces que han usado a lo largo de su carrera.

Resulta extraño, y no, que se haya hecho un documental para contar su historia “oficial” (aunque desde el principio, Matt Groening nos advierte que no hay una historia oficial del grupo). Por momentos, Theory Of Obscurity: A Film About The Residents se siente demasiado cargado a buscar respuestas sobre la identidad del grupo, dejando de lado la vasta producción musical que han entregado constantemente desde aquel demo rechazado por Warner Bros a principios de los setentas. Pero no pasa mucho tiempo para que se establezca algo de una vez por todas: los Residents no son una banda musical. Son un colectivo artístico que decidió utilizar la música como mero pretexto para expresarse. Desde sus coqueteos con el cine experimental, hasta las giras recientes que se recargan en el storytelling, pasando por la producción de Laser Discs y CD-ROMs en los noventas. Los Residents siempre han buscado que el medio sea tan importante como el mensaje, mismo que, cosa interesante, nunca se pierde y eso hace que el valor de lo que han hecho desde entonces sólo se duplique.

Retomando lo que Groening había puesto de manifiesto en 1979, y en lo que parece ser el eje motor del documental: ¿Realmente importa quiénes son los cuatro individuos que posan como los Residents? No. No es necesario. Ya existen figuras Pop altamente reconocibles hasta el hartazgo. Los Residents se han convertido en algo así, pero siempre nos dejan con el sabor de boca que lo que importa es lo que están comunicando, no quién lo comunica. Los Residents, que en los años ochentas tuvieron una rotación importante en MTV, llevan al extremo los límites de la música Pop para convertirla en un eterno cuestionamiento de lo que como sociedad consumimos muchas veces sin chistar.

Theory Of Obscurity: A Film About The Residents formó parte de Phono Cinema 2015

Share Button

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados