Festival Aural/Bestia: OOIOO + Bitchin’ Rajas + Ricarda Cometa

December 1, 2016

ooioo-bestia-aural-4

Por Diego Álvarez Rex
Fotos Óscar Villanueva (Flickr)

En un movimiento rara vez visto en nuestro país, dos promotores o bien, gestores de la cultura musical en nuestra ciudad, unieron fuerzas y aprovecharon todas las plataformas a su alrededor por el bien no solo de sus proyectos sino de los asistentes a conciertos locales: 2016 vio el nacimiento de Bestia Aural, una combinación del Festival Aural y el Bestia Festival.

Durante toda una semana en distintas zonas de la ciudad, todas ellas familiares para quienes llegaron a frecuentar ambos festivales, la serie de eventos trajo sus conocidas sesiones de experimentación con artistas tanto locales como extranjeros, así como conciertos estelares con artistas que de no ser por ellos sería prácticamente imposible que nos visitaran por su naturaleza de vanguardia y estridencia que, dejó obviar que ambos festivales tenían varios puntos en común como para no aprovechar las plataformas de fondeo, apoyos gubernamentales y patrocinios disponibles y renacer más fuertes como uno solo.

Bitchin’ Rajas

bitchin-bestia-aural-1 bitchin-bestia-aural-2 bitchin-bestia-aural-3

Inaugurando el primer gran concierto del festival suscitado después de una inauguración en Centro Cultural España con Okyung Lee, entre otros, el tercio de músicos de Norteamérica fue una grata sorpresa para quienes no les conocían debido a los cálidos y envolventes matices que sus piezas instrumentales traen consigo.

Primordialmente dos consolas y teclados análogos donde circuitos y osciladores dejan escuchar un ambiente bastante elocuente, a veces un saxofón o una flauta complementaban lo que para muchos terminaría siendo una de las mejores presentaciones de todo el festival.

Ricarda Cometa

ricarda-cometa-bestia-aural-1 ricarda-cometa-bestia-aural-2 ricarda-cometa-bestia-aural-3

Desde Buenos Aires, Argentina, el trío de improvisación Ricarda Cometa debutó en México como uno de los pocos actos representantes de América Latina que, para bien o para mal, su ejecución fue una típica sesión de distorsión sin mucha distinción entre piezas que un sinfín de agrupaciones no le piden nada.

De vez en vez algún ritmo inclusive bailable sonaba de entre la batería, bajo y guitarra pero por momentos se sintió más un chiste entre los músicos que una verdadera exploración. Una de las presentaciones más fácilmente olvidables.

OOIOO

ooioo-bestia-aural-1 ooioo-bestia-aural-2 ooioo-bestia-aural-3 ooioo-bestia-aural-5

Uno de los nombres más llamativos del festival traídos del Japón dejó en claro que la distorsión y la disonancia pueden re-trabajarse desde cualquier ángulo para crear piezas más que envolventes sino es que hipnóticas que se pueden hasta tararear.

Con el innegable encanto de cuatro mujeres de baja estatura con canticos comunes entre la vanguardia japonesa de principios de la década pasada como Peelander-Z y Melt Banana, el proyecto de Yoshimi P-We fue un punto y aparte en todo el festival por su naturaleza juguetona y amigable.

Share Button

Post escrito por: Diego Álvarez Rex

Post Relacionados