Reseña: Elbow /// Little Fictions

February 14, 2017

Elbow
Little Fictions
Concord Music
7.5

Por José Marr‏ @JR_Marr
Crazy Rhythms Music

Este 2017 se cumplen 15 años de Asleep In The Back, el debut de Elbow. Hacer referencia a un disco tan lejano sirve para algo que siempre he dicho de ellos: “Elbow es una banda que nació madura, apartada de modas y corrientes, esencialmente ingleses“. Claro, han tenido despuntes más alternativos con aquel The Seldom Seen Kid, el cual marcara el punto de quiebre en su carrera por cortes como “Grounds Of Divorce” y de ahí en adelante no pararon en pulir y afilar sus dotes como creadores de himnos profundos, de sanación y de regocijo encontrando el climax con Build A Rocket Boys! (incluso “Open Arms” la fueron a presumir a aquellos juegos olímpicos de Londres 2012).

Sofisticación, perfección, engrandecimiento… son algunas de las cosas que ha buscado Elbow a lo largo de su carrera y no hay duda que lo ido han logrado (tiempo incluso hubo para Guy Garvey de lanzarse como solista en 2015). Así que su nuevo álbum Little Fictions no viene a ser una excepción, no viene a derrocar su estilo pero sí a redirigirlo hacia paisajes más vastos como más pacíficos, muy calmados a ratos.

Evidentemente “Magnificent (She Says)” el sencillo de adelanto pinta y augura luminosidad incisiva aún con la inquietud de un convertirse en un cántico que nunca sucede, y sin embargo, tanto su video como el track en sí, evocan júbilo hacia su recta final. De ahí en adelante la curva no se hace más grande. Elbow realiza un compendio donde los detalles musicales son prioridad, donde Garvey con su tono y tapizado vocal aterciopelado no busca robarse el protagonismo; por ello “Trust The Sun” puede estar durante seis minutos con el mismo compás y ritmo tallado mientras la voz explora como si la base sonora fuese un desierto nocturno. Por otro lado, tracks como “Montparnasse” compuesta en su mayoría por sólo piano y la sinuosa “Head for Supplies” ofrendan delicada belleza, mientras que “K2” y la narración de “All Disco” arrojan un poco más de ritmo con un arsenal de percusiones más nutrido y vigor por la fuerza que imprime Garvey al micrófono.

En la apertura de la segunda mitad colocan otro prospecto de Single con “Firebrand & Angel“, que del mal humor del comienzo se descompone en algo tribal. Es aquí donde se encuentra el momento esperado, pero Elbow esta vez no lo hace de un modo obvio, y es que llega al homónimo “Little Fictions” habiendo construido previamente todo antes, entregando un himno que está ahí para elevar el trabajo de forma natural.

Es un hecho que Elbow ha llegado aquí por el amor al arte, por la devoción a la música, por supuesto es un disco que no durará mucho en promoción o en gira por la falta de picos contundentes, pero reitero el compromiso de la banda por dar vida a algo que como objetivos tiene muchas otras cosas antes que conseguir sencillos. Por ello mismo Craig Potter, tecladista de la banda, es quien se ha encargado de labrar toda la producción, una muestra clara de como es que sus intenciones con Little Fiction son tan puras como para ser tocadas por manos ajenas a ellos.

Share Button

Post escrito por: Jose Marr

Post Relacionados