I can touch your soul: James @ El Plaza Condesa

March 30, 2017

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

James es de esas bandas que siempre se me olvida nombrar cuando hago listado de mis grupos favoritos. Su música siempre ha estado conmigo, al menos desde hace 20 años, en momentos importantes y en el día a día. Tengo una buena parte de su discografía y los escucho regularmente. Solo los había visto en vivo una vez antes de ésta, en el Corona Capital del 2010, pero esa vez yo iba más emocionado por los Pixies y casi no los pelé. Por designios del destino, no los pude ver en 2012 en la Arena Ciudad de México. Por un momento pensé que El Plaza no se llenaría: con Björk en el Auditorio, en general una semana llena de conciertos, y el hecho de que sacaron disco nuevo el año pasado que no hizo mucho ruido. Pensé que quizá alguno que otro aferrado y nostálgico serían los asistentes al concierto. Pero no fue así. Resulta que James tiene una fanbase solidísima en la ciudad, todos de treinta y cinco (yo le calculo) para arriba. Solidísima, aguerrida, comprometida. Mi primera sorpresa de la noche fue ver al Plaza retacarse, la segunda fue ver como (a donde voltearas) todos estaban coreando todas las canciones, incluso las más recientes.

Como ya dije, no tengo punto de comparación respecto a las otras visitas del grupo a la ciudad, así que voy a empezar diciendo que el de anoche fue un conciertazo. James es una banda desparpajada, relajada y que destila pura buena onda. A la mitad del concierto, Tim Booth anuncia que no siempre siguen el setlist y que son un desmadre y se sueltan a tocar una canción que apenas acaban de terminar de escribir hoy en la mañana en el soundcheck. Booth se conmueve desde el primer acorde de “Out To Get You” hasta el final del concierto y hace que el público se conmueva con él como si fuera la primera vez que el grupo estuviera tocando canciones que tienen más de 25 años, y como si el público las estuviera descubriendo. En “Sometimes” y “Say Something”, los momentos más épicos y memorables del show, dirige a la gente como si estuviera en un estadio de fútbol animando la porra, al tiempo que hace stage diving y pone a todos a comer de su mano. Quizá haya faltado “Laid”, “Destiny Calling” o “Born Of Frustration”, pero no importa cuando, en vez de eso, tocan las versiones acústicas de “She’s A Star” y “Just Like Fred Astaire” juntas, o cuando el audio del lugar indicaba que ya era momento de irnos y la banda salió y nos conmovió a todos los que estábamos ahí una vez más con “Sit Down”.

Después de esta noche, me será difícil olvidar a James como una de mis bandas favoritas, y ésta, una de las mejores experiencias en vivo que he tenido.

Setlist
Out To Get You
To My Surprise
Curse Curse
Ring The Bells
Interrogation
Moving On
Say Something
Trouble
She’s A Star
Just Like Fred Astaire
Surfer’s Song
Sound
Attention
Tomorrow
Come Home
Encore 1:
Johnny Yen
Sometimes
Nothing But Love
Encore 2:
Sit Down

Share Button

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados