Reseña: Camilo Séptimo /// Óleos

April 17, 2017

Camilo Séptimo
Óleos
Independiente
6.0

Por José Marr‏ @JR_Marr
Crazy Rhythms Music

Camilo Séptimo presenta su primer material de larga duración después de varias canciones sueltas que los postularon como una gran promesa y de su EP de nombre Maya del 2014; éste último el que los diera conocer a nivel nacional y les abriera las puertas de los mejores festivales del país. Ahora con una estructura y sonido definidos están listos para dar el salto a mayores planos, aunque eso signifique dejar de lado la experimentación y sólo ejecutar canciones anti/románticas y pegajosas al más puro estilo de Zoé y letras equiparables a los compositores modernos de Stereo Joya por más que esa vibra de Synthwave condensado que la banda nos presenta desde la abridora “Fusión“, intente aparentar lo contrario.

Existe desde hace ya algún tiempo en México algo que bien podríamos denominar como “Síndrome Zoé”, el cual afecta a la gran mayoría de nuevas bandas en especial cuando hacen la baladita romántica genérica. Empezó con agrupaciones como Reyno, se expandió a Sudamérica con Los Mesoneros (Venezuela) o We Are The Grand (Chile), y se ha propagado recientemente a Costera y en este caso, a Camilo Séptimo. No es que sea un error el querer sonar a la banda más popular del Pop Rock actualmente y liderada por León Larregui (digo, ¿Cuántas copias de The Strokes y Arctic Monkeys no tuvimos en su momento?) ya que es un camino sin fallo hacia el éxito comercial, mismo que le costó mucho trabajo labrar a Zoé a principios de la década pasada y su mérito tienen; pero la forma en que ha repercutido en la escena actual demuestra una falta de originalidad y personalidad en las nuevas generaciones musicales mexicanas y de Latinoamérica que han buscado refugio en este país.

Óleos en general, se encuentra bien producido, de hecho, hace pensar que Camilo Séptimo lleva más tiempo en la industria, más de los cuatro años que ha estado entre nosotros. Todo se desenvuelve entre el Pop bailable y sintetizadores, en ocasiones con elementos un tanto más tribales (“Ser Humano”, “Eres”), o más electrónicos (“Miénteme”, “Onamuh”), inclusive con toques retro (“Neón”), pero sin dejar de lado el enfoque cursi (“Amanecer”, “No Te Puedo Olvidar”). Toda esta estética Synthwave y Nu Disco retro-airada de vibra 80s y guitarras funky podrá parecer muy original, genuina o evolucionada respecto a los inicios de Camilo Séptimo, pero desgraciadamente su referente en casi todo sentido data apenas del año pasado con el debut homónimo de Roosevelt.

Dejando de lado lo anterior, que siendo exigentes podríamos tachar de “plagio”; Óleos es un buen disco que seguro catapultará a Camilo Séptimo a todas las radiodifusoras mexicanas, y a algunas otras en Latinoamérica, van a cosechar éxito, de eso no hay duda (muestra de ello es su concierto sold out en El Plaza Condesa el próximo 13 de mayo). La única y más grande queja es la falta de espontaneidad, por consecuente la originalidad, ya que realmente no suena a algo diferente que hayamos escuchado antes, caso particular las letras tan trilladas, que en un momento hablan de la decepción de pareja (“Ser Humano“) y en seguida del enamoramiento (“Vício“). No hay una intensión por arriesgar y buscar un objetivo más allá del éxito comercial.

Share Button

Post escrito por: Jose Marr

Post Relacionados