RPM: 10 años de In Rainbows de Radiohead

October 12, 2017

You used to be alright, what happened?
10 años de In Rainbows de Radiohead

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Se me ocurren al menos tres maneras de abordar el séptimo álbum de estudio de la banda británica más importante del mundo. Una es como lo que es inherentemente, una obra sónica que tiene su lugar en una de las discografías más sólidas de la historia de la música Pop. No sólo eso, sino un lugar preponderante en esa cronología. In Rainbows encontró a Thom Yorke, Jonny Greenwood, Ed O’Brien, Colin Greenwood y Phil Selway en la cima del mundo en la que ya llevaban diez años desde la salida del OK Computer. Consentidos de la crítica y del público, era casi imposible pensar que se pudieran equivocar a estas alturas. Y por supuesto, no lo hicieron. También, por supuesto, la dirección musical que tomaron luego del Hail To The Thief (que fue visto en su momento como un regreso al Rock de guitarras desde The Bends), iba a cambiar para este momento. Aunque no mucho. ¿Qué hacer cuando la innovación es la marca de la casa? ¿Para dónde te mueves? Hay cosas que sólo son exclusivas de este momento. Este fue, hasta el 2007, su álbum menos opresivo, el que más permite respirar. El que menos quiere estrangular al escucha. No el más humano, pero sí el que más se da el lujo de generar espacios abiertos. El que parece estar mostrando a sus creadores a sus anchas y con toda la comodidad del mundo.

La segunda manera de abordar In Rainbows, de entrada, hace diez años, casi opacó la obra. Hace diez años, Radiohead terminó su contrato con EMI/Parlophone y de pronto se vieron sin disquera y sin manera de distribuir su música. Hace diez años, la manera de consumir música era muy diferente a lo que tenemos hoy. El golpe que los británicos le atestaron a la industria hizo que todos se replantearan las reglas del juego. La manera de hacerlo fue cobrarle al escucha lo que él o ella quisiera pagar por el disco y que luego hicieron lo que quisieran con él. Hoy, los servicios de streaming y download cards que vienen en los discos son cosa común. Pero sin In Rainbows y Radiohead, la cosa no sería así, o sería muy diferente. Radiohead, fiel a sus principios, decidió no seguir las reglas y preguntarse sin miedo qué sucedería. Recuerdo que, al ofertarlo de esa manera, se cuestionó la calidad del producto, que si no sería más bien que Radiohead estaba buscando cobrar por cosas que de otra manera no se lanzarían y un sinfín de interrogantes similares y que lógicamente iban a salir a flote. El tiempo le ha dado la razón a los de Oxford.

La tercera manera de entrarle al In Rainbows parece sacada de la cabeza de un güey loco por las conspiraciones y sólo la dejaré aquí al costo. Más que nada habla de la genialidad de la obra que hoy nos toca celebrar. Hace unos ocho años, apareció en internet un rumor de que In Rainbows era la segunda parte de OK Computer lanzada casi exactamente diez años después y que las canciones se complementaban y le respondían una a la otra. En esta teoría, OK Computer es el 01 e In Rainbows es el 10, como si estuvieran espejeados. El truco es armar una playlist en la que se vayan intercalando las canciones de cada uno de los álbumes. Empiezas con “Airbag”, sigues con “15 Step”, luego con “Paranoid Android”, etcétera. El chiste es que “Karma Police y “Fitter Happier” queden juntas y luego de ésta última, continúas con “Faust Arp”, luego sigue “Electioneering” y así sucesivamente. Como dije, suena a teoría de la conspiración, pero alguna vez lo hice. Casi me fui de espaldas al descubrir que, en efecto, las canciones se responden, no sólo en lo musical (el puente “Airbag”-“15 Step”-“Paranoid Android”-“Bodysnatchers” es impresionante), sino en lo lírico: “House Of Cards” es la respuesta directa a “Climbing Up The Walls”, lo mismo que “The Tourist” lo es a “Videotape” y sus temas fúnebres.

En fin, no sólo hay tres maneras de abordar In Rainbows, o la obra de Radiohead en general, hay tantas maneras como uno lo quiera y eso es lo que siempre hará que Yorke y compañía sigan inventando el futuro.

Share Button

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados