Primal Scream @ Centro de Espectáculos Premier

September 22, 2011

rprimal6
rprimal1
rprimal3
rprimal7
rprimal5
rprimal4

Por: Luis Arce (@lsfarce) /// Fotos:BigIdeas (OzCorp)

En el clima se percibía la distancia, una extraña lejanía que se dibujó entre el pequeño escenario y los espectadores, que de buena o mala gana esperan con ansias el arribo de una de la bandas más importantes del rock.

Bastaron únicamente los primeros acordes de “Movin’ On Up” para probar porque asistir a este concierto era más que un gusto, una necesidad para los amantes de la buena música. La forma en la cual Bobby Gillespie y compañía se desenvuelven en el escenario hace notoria la idea de pensar en Primal Scream como una de las grandes bandas de rock en la historia. Y es muy fácil ver por qué, las ejecuciones de cada pista son casi perfectas, pero con el desplante necesario para manifestar una versión única de cada una de ellas, y entregarle al espectador una experiencia única, un poco pragmática tal vez; pues el espectáculo se encuentra planeado casi exclusivamente para fanáticos de Screamadelica, que conocen todas las canciones, que no pueden evitar mover la cabeza mientras suena la fantástica línea de bajo de “Don’t Fight It, Feel It”, o que simplemente reconocen cuando la sensibilidad acústica de “Damaged” toma el escenario y lo disuelve en uno de los momentos más emotivos de la noche. De estos fanáticos había pocos, pero no perderé mi tiempo hablando de ellos.

Puede que sea por la experiencia de una carrera tan longeva y fructífera como lo es la de Primal Scream, o posiblemente por la intensidad de la gira que ha promocionado los veinte años de Screamadelica alrededor del mundo; pero Primal tiene estas canciones tan ensayadas que todo parece ajustarse instantáneamente, estar en el momento preciso durante el sonido preciso y garantizar la evolución de un estado emocional al que sólo una gran banda puede conducirnos. Ya fuera con la explosividad magnífica de “Slip Inside this House” o sobre todo la sorprendente versión de “‘Higher Than the Sun” –que dejó boquiabiertos a propios y extraños, donde todo el escenario queda sometido a cierto vértigo de la invención, a cierta sensación de vacío que sucesivamente se transforma hasta parecer una verdadera exposición directa del imaginario de Barrie Cadogan y Andrew Innes son capaces de disponer sobre el escenario. Las versiones que antecedieron a “Higher than th Sun” en particular “Inner Flight”, suspendieron por completo el entusiasmo, dejando todo en un clima demasiado estable, demasiado perpetuo, justo como la canción lo hace durante el disco, y eso es grandioso también; aunque pudo parecer un poco tedioso para ciertos espectadores, significa que la banda realmente comprende el concepto de las emociones que procuraron acomodar hacer veinte años en el estudio, y que hoy día también sedimentan en la continuidad de la atmósfera que rodeaba el escenario.

El remate llegó con la presencia sobre el escenario del sampleo a la película de Peter Fonda The Wild Angels: “Just what is it that you want to do?/We wanna get loaded […] We’re gonna have a good time/We’re gonna have a party”.

And that was it… No necesariamente una fiesta, pero el escenario era completa comunión, una red extendida y vertiginosa de pasión, de originalidad y de expresividad cuyo único objetivo era legitimar a los espectadores como verdaderos apasionados en el grito irresistible de “I Don’t Wanna Lose your Love!”. La presentación culminó con una versión impetuosa de “Come Together”, que lamentablemente fue arruinada por un idiota que subió al escenario, destrozando el diálogo que Bobby había construido con su viejo y ahora nuevo público.

La única mala crítica que podría proponerse para este evento es el lugar donde fue realizado, que no permitía una verdadera expansión del sonido de Primal, y que lamentablemente incurrió en fallas de sonido muy notorias, y un volumen tremendamente alto, para las dimensiones del recinto.

Fuera de eso la presentación de Primal Scream es un espectáculo de una riqueza musical como pocos, que prosigue desde la expresividad emocional de Gillespie, hasta los desplantes sonoros de la banda cuando éste dejaba el escenario.

Sin lugar a dudas estamos hablando de uno de los conciertos que valdrá la pena comentar y recordar por un tiempo –esperando sea mucho tiempo; sabiendo de antemano que la banda encargada de gestar Screamadelica, visitó la ciudad de México, para esclarecer de una vez por todas, por qué tal álbum merece permanecer en los anales de esta historia universal que llamamos Rock and Roll Music.

Post escrito por: Luis Arce

6 thoughts on “Primal Scream @ Centro de Espectáculos Premier

  1. Edgardo

    Luis… muy buena reseña… felicidades!!! Definitivamente fue un muy buen concierto y sobretodo, de conocedores…

    Por cierto, la musica que el DJ puso previamente… tambien fue genial!!! Sabe algunos de los títulos?

  2. Pingback: Perfil /// Brilliant Colors  | Me hace ruido

  3. Pingback: Lo mejor de 2011 según MHR /// Conciertos | Me hace ruido

  4. Pingback: Video: Primal Scream /// 2013 | Me hace ruido

  5. Pingback: Nuestras recomendaciones para Levitation aka Austin Psych Fest 2015 - Me hace ruido

  6. Pingback: Reseña Michael Kiwanuka /// Kiwanuka - Me hace ruido

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Post Relacionados