2 Minutos @ Pabellón Cuervo

July 4, 2017

2 Minutos

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

CHDKF

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Texto y Fotos por Manuel Castillo @MrCastleManu

Tantas giras a México, tantos festivales en nuestro país, algunos lugares donde tocaron ya pasaron a la historia, otros ahora les quedan muy pequeños: 30 años de pankrock, ya se nota en los semblantes de 2 Minutos.

Ya lejano ese toquín en La Diabla cuando era necesario dejar la Zona Metropolitana para verlos, o esos míticos shows en el Foro Alicia donde una vez Mosca se desmayó debido a la altura de nuestra ciudad, 2 minutos ya es un clásico en la capital, siempre habrá gente dispuesta a verlos y corear esas canciones que nos hacen recordar nuestra vivencia, aquella rola que le dedicamos a la chica en la secundaria, o esas tardes donde viajar a la cancha para ver al equipo de nuestros amores era musicalizada con su canción “Domingos”.

Los asistentes rebasan ya los 30 años, la cerveza hizo merma en el abdomen de algunos y la gorra es mero pretexto para ocultar la escasez capilar. Los más jóvenes llevan playeras de CHDKF y de Seguimos Perdiendo, estos últimos los primeros al turno. Luego de tantos cambios de alineación, la agrupación aún mantiene esa energía que los caracterizaba en sus primeros años ya que la gente siempre les ha dado una buena respuesta, no así para Chingadazo de Kung-fu (gran nombre para una banda de Punk Rock).

La segunda banda que pisó el escenario, pagó  “desesperación” del público por ver a los argentinos, más con un cover a Seguimos Perdiendo (con Aldo de Tungas en las vocales) y un gran cover a la leyenda del punk rock argentino Embajada Boliviana con “Pobre Corazón” la banda se llevó aplausos que les salvaron el pellejo. Ya con eso no había necesidad de abuchear

Luego de unos minutos de espera y un clásico “olé, olé olé, cada día te quiero más”, ya se sentía un ambiente como de tribuna de estadio (sobre todo por el sujeto que encendió una Bengala en medio del público). Al momento en que aparece Walter “La Mosca” Velázquez ya todo aquello era una fiesta.

“Borracho y Agresivo”, “Piñas van, Piñas vienen”, la canción dedicada a ese muchachote que sufrió bullying y se vengó de todos con su motosierra ”Jason”, “Vampira” y “Tema de Adrián” continuaban en el setlist especial de los 30 años. Ha sido de los más amplios de sus presentaciones en el país y aún nos esperaban más éxitos, sudor y cerveza.

No podría faltar la bonita canción dedicada a ese suave amante burbujeante de cuello largo y fina como la madera “Yo te quiero”  donde todos levantamos nuestro vaso y algunos más lo arrojaron alrededor para comenzar el slam y seguir con “Lejos estoy”, un himno dedicado a extrañar.

Sobra decir que ellos siempre interactúan con el público, y tantas veces que han visitado el DF (diciendo que se niegan a llamar a nuestra capital Ciudad de México) ya han dejado muchos pesos en nuestros bares; así fue como comenzó “Todo lo miro” y continuando con “Otra mujer” con Lenuz del grupo Darling invitada en las voces.

“Vos, ¿Para dónde queda el aeropuerto?” preguntó Walter a la audiencia y era el pretexto para tocar “Aeropuerto” y seguir con “Arrebato”. Walter invitó a subir a un pequeño con playera de Misfits y agradeciendo a su viejo por traerlo, fue así como el show transcurrió de manera tranquila, cosa extraña en los shows de Punk y en especial de Punk Rock sudamericano. Se podía ver gente joven y la velada fue ya más tranquila.

Recordando esos primeros años donde el barrio que los vio nacer (Valentín Alsina) tocaron canción del mismo nombre dedicada a su hogar y comenzar a corear “Ya no sos igual,, ya no sos igual,  sos un vigilante de la federal” para cerrar con un completo y merecido éxtasis en el Pabellón Cuervo.

Share Button

Post escrito por: Blogger invitado

Post Relacionados