Entrevista /// Human Drama

April 16, 2018

Por Diego Álvarez Rex

Sobra decir que el Rock gótico y la música oscura en México son cosa seria. Desde festivales y bandas hasta congregaciones nostálgicas que cada viernes tienen bares a reventar, el género y sus derivados han encontrado un inamovible hogar en nuestro país que también cuenta con ídolos, mártires y héroes.

Johnny Indovina y su Human Drama están muy alto en la cadena alimenticia del amante de la oscuridad promedio en nuestro país, y es que desde su primer visita en 1995 de algún modo la banda se volvió enorme entre la comunidad nacional. En un nivel casi de leyenda, la banda hizo de México su hogar con incesantes giras que eventualmente culminaron con una separación en 2004, y reapariciones esporádicas en 2012 y 2015. Hoy, tras lanzar su primer álbum de estudio en 15 años, vuelven por la puerta grande para un Auditorio BlackBerry que prometer lleno total.

Conversamos con el célebre cantautor californiano que más allá de un personaje lastimoso de cuero y maquillaje, es más un guitarrista y poeta cimentado en la música acústica barroca y alternativa. Después de décadas de estar más que familiarizado con nuestro país y su cultura, aún tiene mucho que decir sobre el mundo que le rodea.

¿Qué diferencia hay el estar en un escenario tras el nombre de Human Drama a cuando lo has hecho con Sound of the Blue Heart o por tu propia cuenta? ¿Qué tanta confianza o aislamiento te puede traer ese nombre hoy día?
Human Drama es cuando más en casa me siento, así como es la manera en que la audiencia se siente más cómoda y familiarizada con las canciones. Es una muy saludable y hermosa unión. No me siento aislado o inseguro de ninguna manera.

De hecho, es un momento muy emocionante para estar en Human Drama. Esta es la primera vez que visitaremos México para promocionar algo completamente nuevo desde el 2002, y los ensayos han sido muy interesantes. El estado de todos nosotros y la sensación dentro del proyecto me permiten confirmarte que es la mejor versión de la banda desde que tengo memoria.

Durante muchos años tus presentaciones en vivo fueron únicamente tú y tu guitarra, ¿ese formato acústico presenta un reto? ¿Recuerdas como fue la primera vez que estuviste acompañado únicamente de tu guitarra?
Ciertamente no recuerdo cuando fue la primera vez que eso pasó, pero sí te puedo decir cuál fue la más intimidante, ¡Abrirle a The Cure únicamente con mi guitarra en el Foro Sol! Vaya que fue extraño.

Siempre hemos mantenido una especie de relación con Robert Smith a través de redes sociales y, curiosamente, la compañía de guitarras que patrocina a Human Drama también le apoya a él. Nos acercamos, ellos a él, y las conexiones se dieron así de sencillo. Sin problemas. Robert fue un tipo grandioso y amable.

¿Cuáles fueron las razones por dejar a Human Drama morir allá por el año del 2004 y por qué ahora es necesario darle nueva vida?
Sentíamos que era ya momento de dejarlo ir. Habíamos logrado lo que necesitábamos y estábamos completamente secos y desgastados. Sí hubiéramos lanzado otro disco no hubiera estado a la altura del grupo. Fue algo así como “OK. Buen trabajo. Eso es todo”.

Luego, lo que pasó fue que en 2012 un promotor mexicano se nos acercó para reunir a la banda. Eso nos puso en comunicación de nuevo y decidimos tocar completo The World Inside en El Plaza Condesa. Fue algo mágico, enorme y que fue increíblemente divertido. Esa chispa detonó que en el 2015 me reuniera con mi guitarrista, Michael Cirayolo, para una nueva canción que le dimos crédito a la audiencia de la noche del 2012 por inspirar.

 

¿Hay una actitud o estado de la mente para componer con Human Drama que se diferencia de tus otros proyectos?
Absolutamente. Human Drama es un estado mental, o al menos un estado en el que debo de estar para tomar la guitarra y escribir como escribo. Lo que es importante para mi es que lo que componga esté a la altura de todo el trabajo previo. Cada lanzamiento ciertamente se vuelve un reto.

¿Sientes que el último disco de Human Drama fue algo que necesitara continuación o ser corregido como testimonio final?
¡Para nada! Cause & Effect es el testimonio de lo que teníamos que decir en ese entonces y de cómo nos sentíamos. Al momento de componerlo no teníamos idea que sería el último pero no creo que sea algo de avergonzarse o corregir. Conozco varias bandas que se arrepienten de haber lanzado algo en particular, pero de haber sido ese el último disco de Human Drama no me molestaría.

¿Seguro que nada te avergüenza…? ¿Tal vez una reversión que no debiste grabar?
OK. Lo admito. Confieso que no debí poner “Letter To Hermione“ en Pinups. De ninguna manera encaja en el disco. Por más que intente darle la vuelta sé que estuvo mal y ni hablar. Si me arrepiento. ¡Lograste que lo dijera!

Tu nuevo álbum está en Bandcamp, Deezer y todos los nuevos métodos de consumo musical, ¿cuál es tu postura con estos servicios? ¿Son un mal necesario..?
Bueno, tenemos que agradecer a las disqueras que se encargaron que todo hoy día esté tan mal. Todo lo de la “exposición” gratuita solo demuestra como no supieron entender la llegada del Internet y todo lo que traía detrás para entender la música.

Las disqueras y su incapacidad de adaptarse a la era digital fue como sí orinaran en su propia alberca y cruzaran los brazos. Las bandas de pronto dejaron de poder fondear su siguiente álbum con las ganancias del pasado, y claro, las bandas grandes seguro pueden sobrevivir de reproducciones en línea pero los medianos como Human Drama, Kommunity FK y Gene Loves Jezebel fueron asesinadas.

Por supuesto que siempre preferiré que la gente obtenga el producto físico, y es que lo único que rescato de la exposición en línea para una banda es las redes sociales. Resultaron ser algo hermoso para mantener contacto con las personas o conocer gente de cualquier parte del mundo, pero en cuanto a música, es la razón por la que nos llegan cheques de veintinueve centavos.

Las apariciones en directo de Human Drama parecen limitarse a EUA y México, ¿por qué están tardando tanto en regresar a Europa?
Supongo que no hemos dado con los promotores correctos. Créeme, no hemos rechazado ofertas razonables. No estoy seguro qué tan grande seamos por allá pero las ofertas que nos han llegado han sido terribles e imposibles de hacer realidad una gira, ya que no permiten que cubramos vuelos para las siete personas que somos.

Ya no tenemos 29 años y no estamos en posición de andar cargando una mochila a través del continente durmiendo en hostales. Seguramente a bandas como Ministry les llegan ofertas de festivales que pueden hacer realidad todo eso, pero a nosotros nos han llegado solo tratos imposibles. Hemos tenido ya nuestra dosis de shows a cambio de “exposición”.

En California, ¿qué tan bueno es el circuito de clubes local?
Es terrible lamentablemente. No permite que prosperen escenas o se desarrolle siquiera una banda. Los foros hoy día prefieren arrejuntar cinco bandas chicas para que cada una lleve 50 personas y se consuma la cerveza toda la noche. Lo último que les interesa es la calidad de los proyectos.

Yo recuerdo clubes grandiosos como Lingerie o Scream, ambos lugares donde la banda era el centro y no las ganancias de la barra. Es lamentable Los Ángeles y California en general hoy día. Realmente espero que haya algo allá afuera que me esté perdiendo y me equivoque.

Como asiduo visitante de la Ciudad de México, ¿sientes que la esencia o vibra de la ciudad ha cambiado para bien o para mal con los años?
Algunas áreas de la ciudad ciertamente han crecido mucho. Han pasado más de dos décadas desde que venimos por vez primera. Coyoacán permanece como una hermosa área tal y como la recordaba, pero la Roma-Condesa ha crecido de modo enorme. Clubes, cafés, tiendas de discos, y mucha vida a todas horas. En cuanto a la gente, me parece que alguna manera permanecen iguales. Realmente no puedes hacer que la gente cambie por más que pase el tiempo.

Share Button

Post escrito por: Diego Álvarez Rex

No existen entradas similares