Cntrl Fest 01 @ Pepsi Center WTC

April 29, 2018

Front 242

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Gary Numan

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Black Line

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Década 2

Foto Óscar Villanueva

The Horrors

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Richard Devine

Foto Óscar Villanueva

Tom Furse

Foto Óscar Villanueva

Por Diego Álvarez Rex

Ya era hora que llegara un festival como este. La enorme capacidad de convocatoria que la cara menos comercial de la electrónica ha tenido en nuestro país desde finales de los 80s parece que fue cimentando todo lo que la primera edición del CNTRL Fest logró en su atinado debut.

Desde un muy atinado cartel capaz de convocar desde la vieja guardia hasta caras mas jóvenes. EBM, Jungle, Post Industrial, IDM y hasta Rock Psicodélico fueron parte de una alineación de primer mundo que indiscutiblemente tuvo el inmueble lleno durante más de varias presentaciones, y es que aunque el evento nunca se jactó de ser el primero, el único o siquiera el mejor, como encuentro de vanguardia y propuesta en electrónica alternativa sin duda alguna se llevó de calle varios festivales y eventos en lo que va del año.

Empezando por el regreso de Gary Numan tras una década de ausencia, un lustro desde la última vez de Front 242 y el debut de lo nuevo de Douglas McCarthy, mitad creativa de Nitzer Ebb, con tan solo tres nombres hubieran podido dejar huella, pero la inclusión de productores como Luke Vibert, Nonotak Studio y Richard Devine para los oídos más exigentes, y como cereza del pastel el regreso a la capital de The Horrors, el festival fue de esas ya raras ocasiones donde uno quiere ver a todas las bandas, y además se puede lograr.

La variedad es de lo que más agradecemos, y aunque faltaron propuestas jóvenes, el hecho de tener a varias leyendas reunidas en una sola noche, tanto de la experimentación como de la electrónica más agresiva, dejó ver públicos encontrados pero conviviendo, sobre todo en el “negrito en el arroz” que fueron Horrors ya que durante su set, ajeno al resto del talento del festival pero elocuentemente integrado, fue cuando la hora “para todas las edades” suscitó con la parte más joven de la audiencia congregada para ver a los oriundos de Essex que nada más no dejan de venir en formato de festival.

Aunque el encuentro pudo iniciar un par de horas antes para así no tener que aguantar hasta las 3AM para escuchar en directo al laureado productor británico de Drum N Bass Luke Vibert, es de reconocer que no solo la gente llegó desde temprano para Nonotak Studio sino que los horarios jamás sufrieron contratiempos con todo y la inclemente lluvia que rompió una puerta de vidrio y tuvo inundados y clausurados los baños a principio del evento.

Igual, hay que reconocer también que aunque por algunos momentos hubo bajos mal ecualizados al grado de la saturación, la calidad de la producción tanto en diseño de luces y sonido fue más que buena. El miedo a una banda sonando mal o a que se atrasara todo el festival por horas como es costumbre en muchos eventos de subculturas o nicho, en Cntrl Fest la producción jamás fue comprometidas, ¡Enhorabuena!

A pesar de ver un inmueble prácticamente lleno durante toda la jornada, no nos queda más que augurarle prosperidad ya que encuentros como estos son más que necesarios. Más allá de de quienes buscan un punto medio entre la complejidad del MUTEK y el extremismo del Orus Fest, el concepto fue bocanada de aire fresco entre festivales de EDM malísimos o de Pop Rock con bandas que en dos meses desaparecen. Estaremos atentos al desarrollo de este gran evento.

Post escrito por: Diego Álvarez Rex

Post Relacionados