Reseña: Thom Yorke /// ANIMA

July 11, 2019

anima

Thom Yorke
ANIMA
XL Recordings
8.4

Por Ricardo Hernández Salinas @kh40ss

Thom Yorke es uno de esos artista que forma parte del lenguaje cultural de propios y extraños, desde los oídos mas contemporáneos hasta los mas melómanos exquisitos, por que todos hemos dicho: “But I’m a creep, I’m a weirdoooooo” y al mismo tiempo me gusta verlo como un océano sonoro, puedes revolcarte y echar fiesta en la orilla o adentrarte un poco mas a las olas y surfear en las grandes crestas de cosas como sus colaboraciones con Modeselektor y Four Tet. O quizás como en esta ocasión puedes hacerte el valiente y explorar el fondo del océano de Thom Yorke y dejarte llevar por todo su universo obscuro bajo el agua, donde cualquier cosa puede tomar forma de sonido, y aquí estamos buceando en su mas reciente disco ANIMA.

Si vemos a ANIMA como un todo y bajo la misma alegoría del océano, es como si cada track en los números nones fuera una bocanada de aire para poder seguir adentrándonos a nadar mas profundo y es que pareciera que así fue curado el álbum, abrimos con “Traffic” una canción muy rítmica, muy sucia, con mucha fuerza, y con este retumbar de osciladores, es como si nos prepararán para lo que viene ya que “Last I Heard (…He Was Circling The Drain)” es este track que te toma por la cabeza, te mete de lleno bajo el agua y solo tuvieras contigo el aire que pudiste captar en la canción anterior, en lo personal este es uno de las canciones que mas disfrutamos junto con “The Axe” que viene siendo el nudo del disco los desenlaces antes del cierre, pero llegaremos a eso.



Lo que sigue es un juego de arriba hacia abajo, un track rítmico y otro atmosférico de una forma muy orgánica, dejando notas para conectar con el siguiente track. En MHR hemos visto a Thom Yorke algunas veces y después de conocer gran parte de su obra, es muy gratificante saber que aún puede hacer cosas diferentes a lo que le hemos escuchado, y experimentar con este camino que ha trazado fuera de su banda origen, ya que en ANIMA hay canciones que nos enseñan lo que ha aprendido con sus colaboraciones. En “Twist”, por ejemplo, hay una ruptura de ritmo por ahí de la mitad del track, muy descarada como si fuese un movimiento de improvisación que quiso dejar después de masterizar para hacer énfasis en los matices del disco.

Así llegamos a “The Axe” al cual creemos que es el epítome del álbum, un track con ritmo sólido como fondo y una letra que es un viaje de introspección del autor al aire de la frase: “I thought we had a deal” quizás es el punto mas profundo en el océano sonoro del disco, ya que solo nos pueden sacar de aquí con un ritmo un tanto DNB de “Imposible Knots” para salir corriendo con el final, el track de “Runwayaway” que pareciera los créditos después de la narración de ANIMA un disco que recomendamos ampliamente, ya seas fan o no de Thom Yorke.

Post escrito por: Blogger invitado

Post Relacionados