Reseña: Ases Falsos /// Conducción

August 18, 2014

asesfalsosAses Falsos
Conducción
Quemasucabeza
9.4

Por Vicente Carcaño @chentes

Hace un par de años, el grupo chileno Ases Falsos comenzó su camino con su álbum debut Juventud Americana. No hubo algún blog o medio alternativo que lo incluye en su lista de lo mejor de aquél 2012, lo que rebasó las expectativas de la banda.

Este trayecto musical ya tiene una continuación trazada llamada Conducción, su segundo álbum, que el día de su estreno, el pasado 1º de julio, la disquera Quemasucabeza lo puso en descarga gratuita sólo por 24 horas, y como se esperaba, el tráfico para descargar el material fue tan fuerte que provocó una saturación en el sitio web de la disquera. Fueron más de 20 mil descargas.

El disco que nos maneja Cristobal Briseño y compañía, nos transporta por bloques de rectas o curvas, subidas o bajadas, ya sean de asfalto o terracería, es decir, son combos conformados de dos o tres de canciones que representan un género o una corriente esencial. Sus líricas siguen siendo ingeniosas, emotivas e irónicas, que hablan tanto de romanticismo como de conciencia social.

Por un lado están los temas de rock melódico, con el teclado y ritmos ochenteros como instrumento principal, como en “Plácidamente”, “Cae la cortina” o “Mi ejército”, canción romántica que transmite en lenguaje bélico que “en la guerra y en el amor todo se vale”.

También hay un grupo de temas acústicos, por momentos sinfónicos, reforzados con violines o chelos, como en “Simetría”, que fue el primer adelanto de este disco, o en “Niña por favor”, un tema de desamor muy enternecedor.

Prosigue la escuela chilena de Rock y Pop, al estilo de Los Búnkers, Los Tres, e inclusive, Los Ángeles Negros, al tener sus secciones, como la conformada por “Nada“, “Buscate un lugar para ensayar”, que habla de colgarse de protestas para “embriagarse” y olvidar el motivo original y llevar al conformismo. La línea sonora regresa en el bloque formado por “Ivanka”, “Al borde del cañón” y “Yo no quiero volver”, cuya letra contestataria y sui generis se esta última, invita a no depender de los medios o del gusto de personajes públicos.

No olvidemos a “La gran curva”, tema motivador y alegre que se convirtió recientemente en su nuevo sencillo oficial.

Si desea disfrutar el material en todo su esplendor, es recomendable escucharlo en el orden establecido. Notará que las canciones agrupadas en combos sonoros son vaivenes rítmicos y emocionales, y por lo tanto, hacen que el disco sea fácil de escuchar. Inclusive, como ejercicio, recomiendo que escuche de corrido los dos materiales de Ases Falsos, o reproduzca ambas listas de canciones en aleatorio, se encontrará con una odisea rica en temáticas y en emotividad que vale la pena explorar.

El placer en la Conducción está garantizado.

Share Button

Post escrito por: Chentes Carcaño

Post Relacionados