RPM: 40 años del debut de Blondie

December 8, 2016

Watch out if I see you:
40 años del debut de Blondie

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Demasiado ligeros para los punks, demasiado punks para el mainstream (al inicio, al menos). Cuentan que cuando Chrysalis firmó a Blondie, a partir de su segundo álbum, en una fiesta Debbie Harry llegó con Dee Dee Ramone y le regaló una bolsa de cocaína diciéndole: “Nos la dio la disquera, pero ya sabes que nosotros no nos metemos nada”. Y sin embargo, en 1975, Blondie era parte del cartel habitual de cada fin de semana en el CBGBs. Sus amigos eran los Ramones, Patti Smith, Talking Heads, Television y demás fauna peligrosa que frecuentaba el lugar. Pero Blondie siempre estuvieron desmarcados de todo eso. Es más, lo común era que el grupo de Debbie Harry tocara como teloneros de cualquiera de los arriba mencionados. Un par de años después, fueron los primeros en tener un éxito en las listas, y eso los alienó más de la escena, quienes los miraban con desconfianza. No ayudaba mucho que su sonido tenía poco que ver con lo áspero de los demás grupos y cantantes que estaban poco a poco emergiendo a finales de 1976.

Si los Ramones querían regresar el rocanrol a sus raíces y devolverle un carácter primitivo, Blondie explotaba el Bubble-gum Pop y a los girl groups de Motown de principios de los 60s, y su debut homónimo es la mejor muestra de esto. No eran poéticos como Patti Smith, ni parecían estar redescubriendo, ni inventando nada como Television. Pero había algo que los hacía especiales. Tenían una chispa que en gran parte se debía a la fuerte presencia de Harry en el escenario. Blondie, el álbum, retomaba a las Ronettes, a Chris Montez, a Del Shannon, y hasta a los primeros Beach Boys con canciones como “Little Girl Lies”, la hermosísima “In The Flesh”, o “In The Sun”. Quizá ahí está el truco de este debut, mostró un lado diferente del Punk y empezó a pavimentar el camino para eso que terminaría convirtiéndose en New Wave unos años más tarde con canciones como “A Shark In Jets Clothing” (obvia referencia a West Side Story, claro), o en “Rip Her To Shreds”.

Alguna vez leí que la cosa con Blondie es que en su música e interpretaciones había un alto grado de ironía, pero no estoy muy seguro. Blondie queda como testamento de las influencias de la banda y como los planos de las habilidades de cada uno de los miembros en sus instrumentos: Blondie sonaban más pulidos que los Ramones, menos rígidos que Television y más divertidos que Patti Smith. Es probable que esa era la razón por la que los parroquianos habituales del CBGBs no los querían tanto. Pero también esa es la razón por la que fue el primer grupo en realmente explotar y hacer que el grueso de la gente volteara a ver a ese pequeño movimiento que hace 40 años lanzó sus diferentes declaraciones de principios.

Share Button

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados