Entrevista /// Le Butcherettes: de regreso a casa

January 16, 2017

Foto Óscar Villanueva

Por Chentes Carcaño

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que Teri Gender Bender estuvo en nuestro país en su faceta de Le Butcherettes, ocurrida en 2010, en ese lapso editó dos discos, hizo colaboraciones con gente importante como Iggy Pop o Shirley Manson, y estuvo rondando por todo el mundo.

Recientemente estuvo de vuelta por México, ya que fue invitada a formar parte del Ruidosa Fest, y aprovechamos su visita para entablar una plática, en la que nos compartió el estado actual de Le Butcherettes, lo que significa tocar en distintas partes del planeta, además de sus recientes impresiones de la política y el feminismo. Todo un personaje.

¿Cómo estuvo tu visita por México?
Ha sido increíble, originalmente no tenía planeado venir aquí, fue espontáneo, fue mágico porque Francisca Valenzuela me marcó y me invitó al Festival Ruidosa, que es feminista, y fue increíble sentir esa reunión entre mujeres y a la vez mandar un mensaje a la gente que nos escuchó, además de tocar. Me he quedado aquí más tiempo, antes y después de Ruidosa, tengo el sentimiento de no querer irme.

¿Cómo te sentiste en el Ruidosa al ser un festival de corte feminista que apoya el talento de la mujer en la música?
Feliz, me sentí como en agua termal, deliciosa. Fue en muchos aspectos algo que siempre he querido, sentirme parte de algo, sobretodo en lo feminista. Fue padre hacer algo así, con un mensaje positivo, y a la vez aclarar lo que es el feminismo.

¿Que tal la plática en la que estuviste? Con Mon Laferte, Jessy Bulbo y Francisca Valenzuela.
Me encantó escuchar lo que tenían que decir y formar parte, fue una platica entre amigas, y el público estuvo muy consciente, muy educados, escuchaban atentamente, eso está padre, porque a veces los mexicanos tenemos la mala fama de muchas cosas, y no, hay que romper los mitos.

¿Y qué tal tu presentación? Mantienes un nivel de impacto, en lo personal hace mucho que no te veo en un escenario
Me sentí feliz, sentí cansancio en ciertas partes del set, pero un cansancio que significa que estoy dando todo en el show, sin importar que haya sido acústico, fue una experiencia interesante.

Foto Óscar Villanueva

Subí un breve video de tu presentación a mi cuenta de Facebook y encontré comentarios como “mas performance, menos música”
Eso lo he escuchado desde el principio de mi carrera, y la verdad está padre que piensen eso, porque en su mundo es real, yo no soy nadie para decir que su opinión no es la correcta, se respeta, por eso la gente de cierta gana platica cosas que observa porque nosotros les estamos pasando esa energía, de alguna forma es algo que provocamos todos, se convierte en un ritmo mágico y se crea una realidad, buena o mala. Que padre que lo comenten, ojalá lo hagan más, al final yo sé lo que valgo.

Tu visita cayó en un momento clave de la mujer en México, últimamente se han suscitado muchos casos de acoso, de violencia y mucho feminicidios, llegaste en un momento muy delicado. ¿Que piensas al respecto?
Me deprime. A veces me encuentro llorando de la nada, lo comento porque lo he visto reflejado en mi madre, en Estados Unidos trabajaba en un servicio postal, y su jefe abiertamente la acosaba. Ella tenía que vivir con la culpa porque al principio no dijo nada, y luego fue tanto ese dolor que explotó, y por eso la despidieron, entonces aparte de ser acosada la castigaron. Para que noten cómo funciona la mente psicológica, ella no quería volver a trabajar por miedo, a pesar de las necesidades de la familia. Además sufrió un secuestro cuando era más joven, pudo escaparse. Tuvo un novio que sufrió un impacto de bala y estuvo en coma por tres meses. El punto es que te afecta de alguna forma. Yo también fui acosada.

Alguna vez leí en un reportaje que te acosaban en la escuela
Si, estaba en segundo grado, cuando éramos niños.

Me impacté cuando lo leí
Entonces cuando te pasa directamente, te relacionas y quieres hablar mas al respecto, y mandar el mensaje a la gente que no lo ha vivido para que tengan conciencia. No hay que tenerlo como un elefante escondido, hay que señalarlo y pintar de negro a ese pinche elefante, en parte usó la música para eso.

Foto Óscar Villanueva

¿Como fue la realización de tu reciente disco A Raw Youth?
Fue inesperado, nunca tengo planeado lo que va a suceder, como lo fue en su momento hacer Bosnian Rainbows, que vino la invitación de la nada. Entonces si la vida quiso que hiciera esto, dije que sí, trato de aceptar las cosas que normalmente me darían miedo tratar de explorar, salvo lo que no vaya a ser bueno para uno mismo y darse a respetar, pero me invitaron a estos proyectos. Luego salió Cry is for the Flies que no lo tenía pensado hacer, y pasó poco tiempo para editar mi reciente disco, porque en Los Ángeles se prestó tener un estudio, Omar Rodríguez-López me ofreció la oportunidad de grabar, fue perfecto. Compartí demos de algunos temas, hicimos una selección, no es nada emocionante, es algo aburrido, porque va la parte de ensayar los demos. Lo padre de trabajar el disco con Omar es su apoyo a la esencia del proyecto, no es el productor que pone su propia huella en esto, más bien fue que impulsó mis ideas, me ayudó a materializarlas, fue padre porque vas aprendiendo, me dice la neta sobre detalles de la grabación de las canciones. Cuando grabé mi primer EP (Kiss and kill, 2008), solo lo hice por grabar mis temas, me valió como sonaron, solo quise que existieran. Ahora es como querer jugar o moldear un poco más, dar otra textura.

Tu disco A Raw Youth es muy rockero. Tu primer y segundo materiales los noté muy experimentales, este lo noté muy potente, muy “guitarroso”, con mucho pedal
Tengo un poco mas de confianza en mi misma como guitarrista, no me considero músico, pero puedo tocar la guitarra a mi forma. En vez de rechazarme, que mejor me rechacen los demás, ya cuando el producto final esté listo.

O mas bien, que lo agarre quien quiera
Eso es mas positivo, que lo agarre quien quiera.

Alejandro Otaola, músico mexicano, siempre ha dicho que no hace música para todos, sino para la persona que más le gusta
Es cierto, quisiera yo ser una bitch y tratar de buscar un argumento, pero la verdad es muy incierto (risas).

Foto Óscar Villanueva

Que se siente colaborar con gente ya posicionada del medio del Rock and Roll con rockstars de la talla de Iggy Pop, John Frusciante, Shirley Manson e inclusive el mismo Omar Rodríguez-López. Todos son conocedores
En el momento que está sucediendo todo, es muy natural. Hay una parte de mi que dice: “Claro, es obvio que voy a trabajar con estas personas, ¿Por qué no?”. Cuando me preguntan al respecto, siento que no lo puedo creer. Me preguntaba: “¿Qué droga estaba tomando para estar tan tranquila alrededor de ellos?”. Se dio muy natural, como amigos. Al final no se cree, es como si despertara de un sueño y me preguntara si realmente pasó, siento rico y me gustaría regresar a ese momento, increíble. Además todos son buenas personas, sencillos. Iggy Pop te mira con sus ojos grandes, azules, como de lobo, sientes como si te quisiera comer, pero que al comerte, te transporta a otra dimensión, tiene un aura indescriptible.

¿Que tal la grabación de “La Uva” con Iggy Pop? se nota la personalidad de ambos y transmite una vibra padre, impactante y experimental
El fue un profesional, llegó puntual al estudio. Yo tenía la letra impresa y me dijo que no lo necesitaba, que ya la tiene memorizada. Lo padre fue que durante la grabación me preguntaba sobre el significado de la letra, demostró un interés sobre el porqué de la canción, de donde surgió, fue una charla linda y de eso se contectó con sus raíces en México, el vivió dos años por la playa, en la que aprendió a hablar español con la práctica. Es un hombre que le gusta vivir bien, le gusta cuidarse, se demuestra mucho cuando hace algo con alguien.

La gente le envidia su físico
También eso. Hace mucho tiempo, antes que yo tuviera una banda, soñé que Iggy y yo estábamos en un convertible, manejando, y de la nada se quitaba la camisa, y al despertar me preguntaba porque tenía ese sueño. Cuando finalizó la sesión de grabación, nos llevó manejando en un convertible, y de la nada en una parada, se quita la camisa, y yo impresionada porque recordé ese sueño, obvio no le dije nada. A veces tengo sueños muy lindos

Piensa rápido ¿Qué fue lo mas reciente que soñaste?
Últimamente soñé que estaba en Mongolia, comiendo con la gente, de esos sueños donde podías probar la comida, y te despiertas con un hambre tremenda. Algún día quiero ir a Mongolia, espero.

Hablemos de tu acto en vivo, ¿Actualmente como es? la última vez que te ví, todavía estaban los maniquíes y la sangre, ¿Que tanto ha cambiado desde entonces?
Yo creo que es como un libro, o una película, hay diferentes capítulos, todo se transforma por alguna razón, el mundo es así, la gente nace, va creciendo y va muriendo, uno no puede quedarse en un estado permanente, y eso me ha costado mucho trabajo aceptar. Por ejemplo, no he querido aceptar la muerte de mi padre, o que no sea buena en matemáticas, de niña quería ser maestra de matemáticas, o ser astronauta e ir al espacio, tengo que aceptar que esos no fueron mi destino, así que yo creo que la evolución de Le Butcherettes es que ha sabido adaptarse a lo que la vida le ha puesto enfrente, como ingenearsela al armar una gira sin presupuesto, o cambiar de baterista, va fluyendo orgánicamente y va bien, nada es permanente en la vida y uno tiene que adaptarse a eso. Mis músicos me entienden, me leen corporalmente, y no solo en el escenario, también detrás del show, hay química e interacción, nos burlamos de nosotros mismos, decimos la neta cuando algo está raro.

Te has enfocado mucho a tocar en Europa y en Estados Unidos, ¿porque enfocarse mas en hacer cosas en esos lugares que en México?
Yo considero que me enfoco en estar activa, hacer música, y de ahí, cuando esté el producto listo, porque a fin de cuentas eso es, la gente de distintos paises lo escucha y nos llaman. Yo estoy feliz de tocar en donde sea, no ha sido algo consciente, fue sucediendo. Espero que en el futuro haya más invitaciones de promotores para tocar en México, ya sea para Le Butcherettes u otros proyectos, que no sean solo a las bandas mainstream de siempre.

Me llama mucho la atención ese enfoque, el hecho de que toques mucho fuera de México, porque muy pocos mexicanos lo logran, sobretodo a los lugares que tú vas
Si, es triste.

¿Te gustaría más tocar en Latinoamérica?
Si, en Ecuador, Brasil, Colombia, Argentina o Chile. Con Bosnian Rainbows fui a Sudamérica, pero me gustaría ir con Le Butcherettes.

¿Actualmente en cual ciudad vives?
Estoy como una nómada, voy mucho a El Paso, Texas. También a Los Ángeles y Guadalajara.

¿Qué es lo primero que piensas al escuchar el nombre de Donald Trump?
Un chiste, un actor. Al fin de cuentas va a estar lidiando con el poder, hay gente detrás de eso. No se va a sentir el cambio de inmediato, todo este proceso político tarda años, a ver que pasa. No hay que alimentar el odio con más odio, hay que estar consciente de todo lo que está sucediendo.

Tu que eres una lectora asidua, ¿Que has leído últimamente?
El Salvaje de Guillermo Arriaga, lo compré hace unos días y comienza rico. Antes leí La Peste de Albert Camus.

De música ¿Que has escuchado últimamente?
A Andrea Franz, tengo una canción de ella atorada en mi mente. No hay que dejar de escuchar a Los Beatles, cuando pasó lo de Kanye West que colaboró con Paul McCartney, había gente que no sabía quién era este último, por eso hay que seguirlo escuchando, es importante que las nuevas generaciones conozcan la música del pasado, aunque son muy conocidos están siendo olvidados.

Me Hace Ruido te entrevistó hace unos años, en tu primera presentación en Pasagüero, antes de que muchos te conocieran
¡Wow!, en 2009, estaba muy nerviosa ese día. ¡Oh my god!, voy a tener que digerir esa información.

Ha pasado mucho tiempo y aquí sigues. ¿Cómo te sientes con lo hecho en tu carrera?
Agradecida, la verdad. Es mi salvación sentir que hay gente que está despierta, que podemos platicar, conectar, intercambiar música, inspirarnos uno al otro, es posible, y es fácil olvidarlo obviamente, hay que buscar esa vocecita que nos dice que todo estará bien, y creer en esa voz, que padre. ¡Como pasa el tiempo!

Share Button

Post escrito por: Chentes Carcaño

One thought on “Entrevista /// Le Butcherettes: de regreso a casa

  1. Pingback: At The Drive In en México - Me hace ruido

Comments are closed.

Post Relacionados