Thurston Moore @ Poesía en Voz Alta, Casa del Lago

March 31, 2017

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Por Sandra Ornelas 

Ayer en Casa del Lago se dio lugar el segundo día del festival Poesía en voz alta. Las primeras participantes fueron Alejandra Espino, Andrea Grain y Zazil Alíde Collins, quienes conforman el colectivo AA&A, ganadoras del concurso Poesía en Voz Alta de este año. Al escuchar su poema “Cabo” al tiempo de la reproducción de videos y texturas acompañadas de la música de Belafonte Sensacional, podíamos imaginarlo casi como una escena cinematográfica, visualizando los escenarios áridos, trágicos y llenos de miedo por los que atravesaron 65 mineros el 19 de febrero de 2006 en Coahuila; una narración que busca hurgar en la memoria colectiva mexicana.

La segunda fue la poeta afroamericana Tracie Morris. Subiendo al escenario para romper el ambiente solemne de evento intelectual para decir que la corrigiéramos porque quería mejorar su español, que al momento ya era bastante fluido. Su manera de recitar, improvisada en ocasiones, mezclada con canciones y el sonido del chelo, nos hacía recordar las lecturas de poesía en voz alta al estilo beat, algo que tuvimos presente desde la entrada al escuchar la voz de Allen Ginsberg en la oscuridad del bosque. Para finalizar y con su ya tradicional improvisación (explicó que si no seguíamos la traducción proyectada a su espalda, era culpa de ella misma, porque siempre cambiaba la narrativa en sus presentaciones en vivo), leyó de manera muy poética y musical lo que parecía una noticia sobre el reconocimiento de la raza afromexicana en nuestro país.

La última presentación de la noche fue el súper esperado Thurston Moore acompañado de Eva Prinz, editora de libros de arte y pareja del músico, la misma que inició leyendo algunos poemas que, dijo, había escrito esa mañana y estaban en español, lo cual fue un poco incómodo para todos, incluso para ella, pues no se entendía absolutamente nada. Se podía ver su nerviosismo al recitar ya en su idioma natal y no tardó más de 10 minutos sobre al escenario para dar paso a la lectura de Thurston Moore, que fácilmente se adueñó del lugar en cuanto tomó el micrófono, a pesar de los gritos malvibrosos de alguien en el fondo, quien no consiguió callarse aún con los “shhhh” de todo el público. Moore no parecía molesto, al contrario, hizo un par de comentarios al respecto pero nunca para desalentar al sujeto gritón. Sus poemas, igual que los de Prinz, iban un poco sobre el feminismo, la nostalgia y con un montón de referencias a la música que lo ha influenciado. Finalmente tomó la guitarra y tocó más tiempo de lo que yo esperaba, incluso con un encore, muy complaciente para los fans que sólo esperaban su música. Al terminar, Eva Prinz volvió acompañada de Thurston Moore al escenario para despedirse y recibir los aplausos que, en gran parte, iban dirigidos al músico, y yo no pude evitar tener la sensación de que había salido con la nueva chica del ex novio de una gran amiga.

Share Button

Post escrito por: Blogger invitado

Post Relacionados