Wild O’ Fest 2 @ Carpa Astros

June 19, 2017

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Por Diego Álvarez Rex

Como sí no hubiera un mañana, Superbookers tiró la casa por la ventana con una segunda edición de su Wild O’ Fest en que al menos tres de sus talentos bien pudieron ser cabezas de cartel, ¿The Sonics, Man or Astroman? y Phantom Surfers en un solo día? Eso no se ve tan seguido.

Quien haya puesto en duda la capacidad de convocatoria del Garage Rock en nuestro país claramente no está informado sobre la larga historia que tiene el género en nuestro país y después de ver una Carpa Astros al menos al 70% de su capacidad para ver bandas que jamás aparecen en la radio, revistas o blogs locales, unas inclusive con más de una década de no lanzar material nuevo, no es para nada que el festival pudiera jactarse de haber tenido éxito.

Lo que es cierto, es que de nueva cuenta el festival demostró interés predominante en el Garage Revival y su vertiente más clásica prescindiendo de talento joven para su cartel, al menos en el tema de las bandas internacionales, todos puede coronarse como el mote de “Veteranos”, para lo mismo en el talento nacional donde Cavernarios, Fenomeno Fuzz y Telekrimen llevan ya al menos diez y hasta quince años girando la república y el circuito local de clubes.

Este año la organización ha cumplido con mucho talento que la comunidad esperó por décadas en nuestro país, más con Wild O’ Fest le apunta bien a volverse la fiesta máxima del género en México, y sí continúa la constancia y los aciertos en curaduría, tal vez en América Latina.

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Los Explosivos

Tras irregulares apariciones en escena y proyectos alternos cada uno peor que el otro, es grato ver devuelta en los escenarios a quienes alguna vez fueron la única banda mexicana en Slovenly Recordings, además con la promesa de material totalmente nuevo.

Casco como siempre trae su carisma digno de integrante de Timbiriche que tanto te invita a reír como a bailar, “A Toda Velocidad”, “Cállate Ya” y sus reversiones a “Wolly Bully” y “Perro Negro y Callejero” salieron de los amplificadores, más la calidad en el sonido dejó mucho que desear. Los Explosivos pasaron más o menos sin pena ni gloria pero tras casi cinco años de no lanzar ni hacer nada en estudio aún valen la pena en directo.

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

The Neptunas

Desde el fondo de mar hasta el entarimado dentro del antiguo circo Atayde Hermanos, The Neptunas fue el acto que indiscutiblemente sonó peor en todo el festival. Una suerte de Drone y Noise que ya quisiera Sunn O))) o Locrian fue vomitado de los amplificadores cuando debió de ser un inocente Surf Pop.

De acuerdo a la lista de temas, Neptunas interpretó sus clásicos “Nautipuss”, “Mummy Walk” y hasta un cover a Beach Boys entre otros, pero con todo y Daddy O’ Grande de invitado al cierre de su presentación, la calidad del audio nos dejó perplejos a la excelente muestra de cómo hacer Musique Concretè sin proponérselo. ¡Felicidades!

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Telekrimen

Es imposible equivocarse con Telekrimen. Desde su actitud en escena hasta la fiereza con que tocan, la esencia y odio original del Garage Punk con la crudeza del Surf Rock más distorsionado que ha dado la ciudad siempre les vuelve un acto en vivo infalible.

“Neurolépticos” y “Pandilleros” en directo siempre convocan puños y moshpit. El conjunto ya es piezas claves en el movimiento Garage Rock local y su justo espacio en el festival se demostró con la manera en que tuvieron a gran porción de la Carpa Astros pendiente de ellos y de los temas nuevos que estarán en Culto a lo Idiota, su tan esperada nueva placa tras un largo tiempo en no editar material o siquiera tocar en vivo. A quienes aún no les ven en vivo les recomendamos no perder tiempo.

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Phantom Surfers

Otra gran presentación dentro del festival y un regreso muy esperado por acá, de entrada por contar ahora con el mismísimo Russel Quan de The Mummies entre sus filas, algo así como el premio de consolación para quienes pidieron a dicha leyenda del garage punk en el festival y no obtuvieron más que una explicación de la organización declarando falta de interés de la banda en venir para estos lados.

Un Garage Surf cambiante y muy histriónico gracias a la narración y chistes en claro español de Mel Bergman y Mike Lucas, quienes no tardaron en agradecer el interés de traerlos devuelta a México. Temas célebres de su catalogo como “Istanbul”, “Bikini Drag” y “Everybody Up” tuvieron a muchos brincando de arriba abajo, además de algunos temas vocalizados primero por Johnny Bartlett con “Gas Money” original de su banda The Ogres, y un combo cantado por el mismo Quan quien pincharía acabado el festival, regalando reversiones a The Strangeloves, Los Shakes y el cover que alguna vez The Mummies grabara para una cara b: “I’m Downdel cuarteto de Liverpool.

Divertido, versátil y mucho mejor ecualizado que las bandas que les precedieron en escena. Uno de los mejores actos dentro del festival.

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Satan’s Pilgrims

Uno los actos más esperados por la comunidad Surf y del cual se escuchó mucho, principalmente por tratarse de uno de los conjuntos del género más subterráneos y prácticamente “de culto”. Desde Portland y con un LP totalmente nuevo tras casi diez años de silencio, Satan’s Pilgrims debutó en México.

La verdad es que Satan’s Pilgrims en vivo es una banda relativamente aburrida, y su estilo de Surf Rock es aquel típico Surf de los noventas tanto tradicional como predecible. El ambiente que temas como “Spanish Head” y “Plymouth Rock” es lineal y sin muchos cambios. Típico para una banda sonora de película playera cuyo título es intercámbiale. A pesar de dar vestigios de Garage Rock o algo de velocidad en su set, la verdad es que fue una presentación fácil de olvidar.

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Man or Astroman?

Sin duda un levantón después del plano set de Satan’s Pilgrims ya que más allá de ser una típica banda de Surf Rock, Man or Astroman? es un conjunto en vivo que es tan rápido como versátil mezclando en Punk, la Psicodelia y la música Alternativa valiéndoles espacio en disqueras como Touch & Go y Sympathy For the Record Industry, al igual que festivales como This Is Not a Love Song y Levitation.

Brutales en escena y todo lo que prometía su regreso a México para su primer show en la capital mexicana, ya que muchos sabrán la banda debutó en México hace tres años en el cierre de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de León en Guanajuato (¿¿??) en un concierto gratuito al que muchos en la CDMX lamentaron no poder tener por acá. Sí bien la banda no trajo un generador tesla para su regreso a México, la naturaleza envolvente de canciones como “Codebreaker 78y “Sferic Waves” fue suficiente para despegar a zonas inhóspitas.

Piezas predominantemente instrumentales y estúpidamente distorsionadas provenientes de la mayoría de su discografía dándole preferencia a su segundo y tercer álbum, para muchos fue la presentación que se llevó la noche.

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

The Sonics

Aún no subían y ya se escuchaba el rumor que su regreso a los escenarios nacionales no sería ni una pizca de bueno comparado con aquel debut en el Foro Indie Rocks! hace tres años donde, no solo el concierto fue en un espacio más pequeño sino contó con dos de sus miembros originales, Gerry Roslie y Larry Parypa, ambos apenas retirados de los rigores de las giras desde el año pasado y cuya ausencia es compensada con Evan Foster de Boss Martians y Jake Cavaliere de Lords of Altamont.

Un poco antes de la media noche las dudas y especulaciones se disiparían y tras un vídeo de introducción hecho por Juanito Wau desde España vitoreando la labor de los organizadores de tener una cabeza en cartel de semejante calibre. La leyenda de Tacoma arrancó con “Cinderella” convocando un pequeño moshpit en el centro de la carpa que jamás decayó. Aprovechando para formalmente presentar su álbum This Is the Sonics, el primero de estudio en casi cincuenta años, interpretaron al menos siete temas provenientes de mencionado material que incluye reversiones a Hank Ballard, The Kinks y Ray Charles. Potentes, pero desangeladas para los puristas, empezando porque la armónica de Rob Lind jamás sonó.

Es difícil no sonar rápido y pesado con un baterista como Dusty Watson , pero lo cierto es que recaer en Freddy Dennis para cantar las piezas de Larry Parypa, cuya voz es grave mientras la del bajista es aguda, mata un poquito del encanto de “Psycho”, “The Witch” y “Strychnine”, además que sobre cualquier cambio la guitarra de Evan Foster estuvo permeada de un espantoso efecto de guitarra digno del Metal Zone más barato que pudieran comprar en un tianguis. Por otro lado, ¿qué necesidad hay de tener al Dr. Alderete dibujando en vivo cuando se tiene a Sonics en el escenario? Los mismos bichitos que usa para Sonido Gallo Negro y Fabulosos Cadillacs pero detrás de las leyendas del Garage Punk, repetimos: ¿pero qué necesidad?

The Sonics en su nuevo formato dejó en claro que para quienes no tuvieron oportunidad de presenciarles es una buena embarrada de lo que fueron en escena, pero para quienes ya traían una comparativa vaya que dejó mucho que desear, sumándole una alineación algo desangelada y una canción de Lords of Altamont que nadie pidió.

Para el Wild O’ Fest parece cada vez menos un reto ecualizar en la Carpa Astros. Desconocemos de qué depende que de pronto suene bastante nítido y en un parpadeo suene terrible, pero las presentaciones estelares al menos la claridad mejoró considerablemente.

Por otro lado, el escenario de fuera pasó una vez más como adorno que como un espacio para realmente disfrutar y bailar de la selección del DJ encomendados El Surco, en especial por estar cubierto de mesas y sillas, evidenciando que no ofrece realmente una experiencia que te haga sentir en un festival más allá de bandas sobre del escenario una tras otra, es decir, más allá de una microscópica mesa de mercancía y un escenario en el patio con DJs, no hay un factor predominante que te haga sentir fuera de un concierto cualquiera en Carpa Astros.

Wild O’ Fest en dos ediciones parece establecerse dentro del interés tanto de asistentes como agentes de la industria al crecer en patrocinios, producción y cartel. Para el ritmo en que va posiblemente se vuelva de los obligados en el circuito alternativo local, y así como festivales de nicho como el Orus Fest, OFF Limits, y Reggae Live, todo indica que los promotores independientes van ganando terreno en la CDMX cubriendo necesidades que las promotoras de siempre han ignorado de manera deliberada.

Para esta segunda edición el festival mejoró mucho en varios aspectos, pero aún le falta para estar a la altura de sus grandes precedentes en el extranjero… pero vaya, ¿no es así con todos los festivales realizados en nuestro país?

Share Button

Post escrito por: Diego Álvarez Rex

Post Relacionados