Simple Plan: No Pads, No Helmets… Just Balls Tour @ Pepsi Center WTC

November 7, 2017

Simple Plan

Foto David Barajas @daviddbarajas

Foto David Barajas @daviddbarajas

Foto David Barajas @daviddbarajas

Foto David Barajas @daviddbarajas

Foto David Barajas @daviddbarajas

Foto David Barajas @daviddbarajas

We The Kings

Foto David Barajas @daviddbarajas

Foto David Barajas @daviddbarajas

Simple Plan y su adolescencia infinita

Por Daniela Navarrete

Existen momentos en la vida que marcan capítulos en ella. Para una banda, el primer álbum es un parteaguas que desencadena, o no, algún cambio importante en sus carreras. No Pads, no Helmets… Just Balls es el primero de cinco discos en la trayectoria de Simple Plan y fue el que los colocó en el spotlight de la vida de muchos fans que lo adoptamos como soundtrack de nuestros días adolescentes. Éste año se cumplieron los 15’s de la salida de éste álbum y la banda norteamericana quiso celebrar con una gira por todo el mundo.

El Pepsi Center WTC fue la cede en la CDMX para la celebración. Desde que la gente entraba, se sentía una emoción enorme por escuchar un disco completo en vivo. Los asistentes estaban, en su mayoría, en sus veintes o treintas, pero habían también padres que acompañaban a sus hijos menores de edad.

El invitado de honor para abrir el show fue Taylor Clark de We The Kings, quien solamente con una guitarra acústica se encargó de llevar un show de media hora hasta los cielos. Tocó canciones de su banda y un cover de “Despacito” de Luis Fonsi, que cantó casi completamente en español. Debo decir que cuando lo vi entrar con su cabello alborotado y sus lentes de sol pensé que me iba a dormir, pero después de la primera canción, de verlo entregarse de verdad y sentir que su emoción se expandía por todas sus extremidades al punto de que la percusión que lo acompañaba era solamente su pie pegando en el suelo, me convenció y me atrapó. Es un gran reto pararse solo en un escenario enorme frente a muchísima gente, por eso le aplaudo su dominio de los nervios y de la gente, sus versiones acústicas que para nada fueron aburridas y que haya hecho el esfuerzo por hablar casi la mitad del show en español.

Tras una espera de media hora mientras se ambientaba con música de bandas contemporáneas a los canadienses, sonó “Don’t Stop ‘Til You Get Enough” de Michael Jackson y tras un apagón repentino, Chuck Comeau, Sebastièn Lefevre, Jeff Stinco y Pierre Bouvier entraron en escena acompañados de los gritos del público para comenzar su set con un “¡Hola México!” y la potente “I’d Do Anything”, primer track de No Pads, no Helmets… Just Balls. Siguieron “The Worst Day Ever” y “You Don’t Mean Anything” lo que nos indicó que tocarían el álbum en orden. En el intro de “I’m Just a Kid”, una de las canciones más coreadas, Pierre saludó al público y, como es costumbre, hizo algunos chistes sobre los 15 años del disco mientras sostenía una bandera mexicana. Continuaron con “When I’m With You” y “Meet You There” que en lo personal, tenía muchas ganas de escuchar en vivo porque soy una cursi de primera. Siempre estuvieron presentes sus saltos característicos que emocionaban a muchos de los presentes. “Addicted” y “My Alien” nos hicieron cantar junto a ellos. Pierre dio un discurso antes de “God Must Hate Me” para los fans de antaño que, decía él, seguramente recordaban cuando sus padres no los dejaban ir a un concierto de los franco-canadienses. Sebastièn fue el encargado de los coros en todas las canciones y de ser el sostén del frontman en las palabras que dirigía al público. Jeff presumió sus habilidades como guitarrista haciendo una demostración de lo que sabe hacer con un gran solo para luego dar pie a “I Won’t Be There”. La banda preguntó si había gente que los veía esa noche por primera vez y se sorprendieron al ver la cantidad de nuevos fans que alzaron la mano, pero los recibieron en la familia Simple Plan con los brazos abiertos. El recinto se convirtió en una fiesta cuando tocaron “One Day” pues lanzaron pelotas de playa al público y muchos cantamos a todo pulmón “…one day, I’ll be old enough to do what I want to…”. Mientras tocaban “Grow Up”, el baterista, Chuck, cambió de lugar con el frontman para saludar a los fans, decirle unas palabras de rechazo a Trump y apoyar a México, Pierre mostró sus cualidades con las baquetas y Chuck hizo crowd surfing entre los asistentes para terminar la canción. Solo nos faltaba un track del disco, el que los hizo populares en todo el mundo, la melancólica “Perfect” donde Pierre salió al escenario solamente con una guitarra acústica para interpretar el verso y primer coro de la canción acompañado de las luces de celular del público. Se unió el resto de la banda para culminar la interpretación del disco celebrado.

Hubo un encore marcado por el cambio de la tela del fondo (que tenía una cara triste, un corazón roto y una nube de lluvia) por tres banderas rojas con la leyenda “Simple Plan” y el sonido de las notas de “Shut Up!”. Siguió “Jump” que invitó a todos a saltar junto a la banda. “Boom!”, “Jet Lag” y “Summer Paradise”, canciones de sus últimos dos discos, gustaron pero no encantaron, ya que la mayoría de los fans que se encontraban en el Pepsi Center eran seguidores de su sonido Happy Punk, no tanto del Pop. A lo largo del concierto se sentía un vacío, la falta de David Desrosiers el bajista de la banda, quien no pudo ser parte de la gira pues se encuentra luchando contra la depresión. Sus bandmates expresaron su apoyo a su amigo y afirmaron que sigue siendo parte de la banda que ha mantenido su alineación original a lo largo de 18 años. Jeff se quedó solo en el escenario tocando armónicos que llenaron la atmósfera de melancolía para comenzar a tocar “Crazy” una de mis canciones favoritas, Pierre se transportó a la consola para cantar la última parte y saludar a sus seguidores. El final se sentía cerca, y así fue, pero no antes de terminar su set con “Welcome To My Life”, himno de muchos incomprendidos que terminó acompañado de gritos, aplausos y agradecimientos de parte de los norteamericanos.

La añoranza de aquellos días en que todo era sencillo y cuando la preocupación más grande en la vida era que nadie nos comprendía, fueron las emociones que nos reunieron en éste show. Comparándolo con su presentación del año pasado en el mismo venue, ésta fue mucho mejor, hasta en cuestiones de audio, claro que hubiera sido increíble si la banda hubiera estado completa. En algunas canciones, David era reemplazado por el fotógrafo de la banda Chady Awad, pero hacía falta la energía y luz del bajista original.

No cabe duda que hay momentos en la vida que siempre tendrán un soundtrack, que las bandas nos remontarán a los días en que sentíamos o veíamos las cosas de alguna manera. Es lindo recordar y rememorar. Simple Plan ha quedado en los corazones de muchos, es parte de algo especial en la mente de una generación, por eso son especiales. Son buenos músicos y tienen mucho carisma, pero la vida no se mantiene estática ni va hacia atrás, sería interesante verlos evolucionar y dejar sus espíritus adolescentes. Aún así, es justo agradecerles por este show conmemorativo de una época dorada.

Simple Plan Setlist Pepsi Center WTC, Mexico City, Mexico 2017, No Pads, No Helmets... Just Balls 15th Anniversary Tour

Share Button

Post escrito por: Staff MHR

Post Relacionados