Entrevista /// Pere George y García: El deseo atrae a la oportunidad

September 24, 2018

Pere George y García en vivo:
El deseo atrae a la oportunidad

En las conversaciones entre músicos de la escena independiente latinoamericana se escuchan sus nombres con frecuencia, normalmente tras bambalinas, donde los productores mueven los hilos necesarios para materializar ideas en sonidos para finalmente, crear discos y EPs.

Pere George y García han ejercido su vocación como productores musicales a lo largo de varios años; sin embargo, ha existido siempre el deseo de expresarse a través de sus propias composiciones, el deseo de unirse al ethos y espíritu de la manifestación de la música viva. El deseo atrae a la oportunidad y teniendo la visión de productores, tiene a hacerse manifiesta de formas únicas.

El próximo domingo 30 de septiembre se presentan por primera vez en formato doble (compartiendo banda), en el Foro Del Tejedor de la cafebrería El Péndulo; platicamos con ellos a propósito de esta oportunidad de compartir sus propias creaciones como músicos en un show completamente en vivo y aprovechando su más reciente serie de nominaciones a los Latin Grammys en las categorías Disco del Año, Canción del Año y Mejor Disco Cantautor.

¿Cómo fue que se dedicaron a la música desde la producción?
Pere George
: Yo empecé a los 12 años. Me uní a una banda en la que tocaba el bajo con amigos de la escuela. Tocábamos rock progresivo, y cuando cumplimos 14 grabamos nuestro primer disco, sin productor. Me enamoré inmediatamente de el estudio, de el proceso de hacer un disco. Decidí que quería hacer eso, estar ahí y dedicarme a crear en ese contexto. Ese mismo año decidí meterme a estudiar música formalmente a la Universidad de La Salle de Cuernavaca, que ofrecía un propedéutico en Jazz, y así fue como comenzó mi amor por la producción. A la par que estudiaba comencé a producir mi propia música, que fue mi área de experimentación.

García: Vivía en la ciudad de Oaxaca y empecé a tocar en grupos locales e íbamos a grabar a los estudios que había en la ciudad y empecé a tener la sensación de que tal vez yo podría grabar a las bandas en las que tocaba y tener buenos resultados porque tenía mucha curiosidad y sentía que tenía buen oído. Empecé a grabarlas y producía para ellos.

¿Tuvieron algún proyecto como músicos previo a la producción o siempre fue detrás de los escenarios su campo de batalla?
Pere George
: Mi primer proyecto musical formal fue esta banda de rock progresivo, se llamaba Horus. Nos presentamos en muchos foros en el estado de Morelos, y nos paramos en muchos escenarios. Luego que terminó ese proyecto y pasé casi 10 años sin presentarme en vivo. Fue hasta que tuve 24 que empecé una banda de rock/pop con Mario Saavedra, quien fiera baterista de Aleks Syntek y Antonio Niram, artista independiente, que se llamó Triciclo. En esa banda cambió mi rol, y adopté el de cantante/guitarrista. Hicimos muchos shows en la Ciudad de México y la banda se disolvió finalmente, cuando el trabajo de todos comenzó a ser más demandante. Luego me mudé a Los Ángeles y fue cuando empecé a enfocarme en retomar mi proyecto solista y a hacer shows más acústicos, me presenté en cafés, open mics y escenarios pequeños. Ahora empieza esta nueva etapa de llevar mi música a los escenarios.

García: Toqué en varias bandas de la ciudad de Oaxaca, el último proyecto importante para mí se llamaba Elinor.

Cortesía Pere George y García

Además de producir a artistas latinoamericanos, han hecho mancuerna con productores de otras latitudes, ¿cómo ha sido su experiencia a nivel general? ¿en qué sentido han sido posibles esas colaboraciones en la producción?
Pere George: Como productor, viajar y vivir fuera de tu país periódicamente es de suma importancia. Te abre la cabeza en muchos sentidos, aprendes otras maneras de ver la música y la vida, otras culturas y aprendes a pensar distinto. Yo personalmente, considero que he vivido tres etapas. Primero tuve la experiencia de haber vivido en Madrid (mientras estudiaba la licenciatura en SAE Institute), y en ese país se me metió mucho el amor por la artesanía de tocar un instrumento, de ser proficiente al ejecutar, de desarrollarme como músico instrumentista. La cultura de la música en vivo en España es impresionante, todos tocan bien. Desde la producción fue cuando empecé a colaborar con García, quien empezaba a trabajar con Jenny & The Mexicats, además conocí a un mentor y amigo, el co-productor de los Mexicats que me encaminó mucho también en ese sentido, Juan Pablo Theaux. Ellos dos me enseñaron que hay que ser artesano de lo que uno hace, ponerle cuidado y amor al trabajo.

Luego viajé y viví en Los Ángeles. Esa segunda experiencia fue otro peldaño en mi trabajo como productor, me abrió la cabeza en términos sónicos y de audio de una forma que no hubiera podido alcanzar quedándome en mi casa. Salirme de mi zona de confort, ir a sesiones donde yo era el más inexperto en términos de tecnología, audio y el uso de esto como un instrumento musical más, aprender viendo y aportando lo que yo tenía, mi dominio y uso de los instrumentos tradicionales (guitarra, bajo, cuatro, ukulele). Llegué allá para trabajar para Francesco Buraliforti, quien trabajaba en ese momento para Rodney Jerkins en los estudios de Capitol. Hacíamos uno o dos tracks al día, para pitch editorial a artistas como Justin Bieber, Metronomy, MNEK, Jennifer López, etc. Estoy muy agradecido con haber tenido esa oportunidad porque crecí mucho a nivel humano, a entender un poco más mi lugar en el mundo, apreciarlo y aceptarlo.

Por último regresé a México y ha sido toda otra enorme experiencia de crecimiento. Regresar y poder colaborar y ser parte de la carrera de artistas como El David Aguilar, Natalia Lafourcade, RUZZI, Torreblanca, Carla Morrison, conocer artistas emergentes como Silvana Estrada, Anthony Escandón, Laura Murcia, Carmen Ruíz, ha sido para mí lo más nutritivo; acercarme por primera vez a la canción latinoamericana y poderla aprender estando tan de cerca de estos genios es algo que considero una bendición, como productor adopto y adoptaré siempre el rol de pupilo, y de estar al servicio de la canción. Me he dado cuenta de que mi propio contexto local cambia en función de lo que he viajado y vivido afuera, lo veo con otros ojos, con una apreciación más profunda.

García: Fundamentalmente he trabajado con gente en España, Argentina y México, no he tenido la oportunidad de trabajar con gente de otras latitudes, sin embargo, una de las cosas que más me nutren es viajar y conocer gente de otros países y creo que eso al final de cuentas termina enriqueciendo tu persona, te hace crecer y aprender. Lo mejor de trabajar con gente de otros países es forjar lazos que atraviesen las fronteras.

¿Cuál ha sido el reto profesional más grande de sus carreras como productores?
Pere George: En el plano creativo considero que cada experiencia es un reto nuevo, y cada momento que voy al estudio trato de adoptar la actitud de primer día, de no saber nada, y aunque cada vez más las cosas que hago y en las que trabajo son más complejas, intento “olvidarme” de que tengo conocimiento, trato de verlo como si fuera un juego de legos y estuviera tratando de hacer estructuras con legos que no son de la misma caja. El reto más grande de mi carrera ha sido mantener, preservar y proteger la filosofía del novato, del niño. Proteger eso de lo que conlleva trabajar en una industria, y tratar de que los planos personales y laborales no influencien mi experiencia creativa.

En el plano profesional, mi reto más grande ha sido aprender a ser un empresario. Aprender que ser productor es hacer muchas cosas que no tienen que ver con la música. Hacer cotizaciones, diseñar logotipos, tomar fotografías, editar videos, administrar recursos, negociar, tener juntas, crear planes de trabajo, llevar calendarios, tener una base de datos y mantenerla, cultivar relaciones públicas y laborales, aprender a vender, aprender a comprar, entre muchas otras cosas.

Sin embargo, también considero que todas estas cosas están conectadas, dependen y subsisten con y por el reto más grande de mi vida, que es desarrollarme como un mejor ser humano. Crecer como persona espiritual y emocionalmente. Aprender a amar, aprender a relacionarme, aprender a escuchar, aprender a hablar, aprender a estar.

García: Originalmente, el primer disco de los Mexicats estaba destinado a ser producido en Inglaterra, iba a ser producido por gente que había trabajado para Amy Winehouse, entonces cuando se nos dio a mi y a Juan Pablo Theaux el trabajo de producción sentí la presión de hacer un producto de buena calidad, con canciones que pudieran funcionar en el mercado.

Fuente Facebook

¿De qué forma ha incidido su forma de producir en sus composiciones y en su concepción de la música?
Pere George: En su totalidad. Yo prácticamente no compongo nada hoy en día que no esté ligado en su ADN a la producción, y a mi concepto de la producción. De hecho, la mayoría de mis canciones o nacen desde la producción, o se conciben primero como una tonada (melodía y letra), e inmediatamente paso a pensar en la producción. Considero que la producción representa por lo menos un 30% de lo que percibimos de una canción. Diría ahorita que es 33% producción, 33% composición y 33% interpretación; por último 1% de algo inexplicable y divino. Seguramente esos números cambiarían en otro día y hora distintos, en cada canción es diferente.

García: Mientras más me he ido adentrando en el mundo de la producción y del audio, eso ha ido transformando muchas de mis concepciones musicales ya que me ha dado que la concepción y el sonido tienen mucha importancia y hay temas en los que incluso llegan a superar la canción en sí misma. Empecé a ver que había un valor artístico en cómo concibe uno las cosas a nivel sonoro auditivo.

Como productores, han trabajado con artistas muy diversos entre sí, ¿de qué manera han incorporado ese crisol sonoro a la música de Pere George y García?
Pere George: Incorporo de manera inconsciente o consciente un poquito de todos ellos en lo que hago, creo que en algunos casos será más evidente de escuchar que en otros, pero hay algo en mi ADN de todos ellos. Además, creo que es imposible evitarlo o rehusarse a hacerlo, creo que es un concepto básico de funcionamiento de nuestra biología.

García: Totalmente. Con cada persona con la que he trabajado incorporo cosas. Con gente de Argentina y Uruguay me adentré en ritmos y concepciones de la canción que yo no tenía y que tarde o temprano se fueron incorporando inconscientemente en la forma en la que yo componía, lo mismo cuando trabajé 8 años en un tablao flamenco de Madrid como ingeniero, y eso de una manera me empapó de esa música, aunque no hago nada parecido al flamenco, creo que tengo pequeñas células en la forma de concebir la música que palpé ahí.

¿En qué proyectos están trabajando actualmente?
Pere George: Como productor, estoy trabajando para Torreblanca, en su nuevo material. Además de enfocarme mucho a hacer remixes de artistas nacionales y locales. Actualmente estoy trabajando en uno para Carla Morrison, y remixes para Torreblanca, Carmen Ruíz, Jenny & The Mexicats, etc. Luego estoy enfocándome mucho en producir mi propio material, el cual ya comencé a publicar.

García: En este momento estoy preparando mi segundo disco. Estoy trabajando mucho en cuestiones de audio, mezclando música para películas, produciendo música para teatro y desde hace años, casi full time dedicado a ser ingeniero de mastering.

Post escrito por: Staff MHR

No existen entradas similares