Entrevista /// Christina Rosenvinge: El arte de componer canciones

July 12, 2019

christina rosenvinge

Foto Óscar Villanueva

Por moonman

¿Cómo componer una canción? Tal vez suene a una asignatura o curso a la que muchos se inscribirían de inmediato por el poder que tienen hoy en día: si se fijan las canciones se han colado hábilmente en nuestro ser sin darnos cuenta ¿Cuántas veces repites una canción como un mantra que se vuelve una acción inconscientemente?

A Christina Rosenvinge se le ocurrió escribir el libro Debut. Cuadernos y canciones para desentrañar todo lo que implica crear una canción: ¿Primero es la letra o la música? ¿Qué tanto afecta la sonoridad en el contenido? De ser un simple ensayo explicativo de sus canciones, se convirtió en algo más ambicioso al crear una guía a partir de su experiencia personal de cómo crear una canción.

Para indagar sobre este a veces oscuro e intrigante viaje, nos sentamos un largo rato a platicar con Christina Rosenvinge aprovechando su visita a la CDMX.



Regresas con muchas actividades, una de las más importantes es presentar tu libro Debut. Cuadernos y canciones, ¿qué tan diferente es presentar un libro que un disco?
El libro es consecuencia de lo ocurrido. Tenía empeño en reunir todas mis letras porque siento que es una forma de literatura, porque no están consideradas como la poesía o teatro.

Hasta ahora que fue el Nóbel de Bob Dylan se comenzó a considerar
Dylan indignó a muchos escritores. Fue desafiante. Incluso escritores que han sido influidos por él estaban enojados. Es un reconocimiento importante pero no creo que ha traspasado a que el género de la escritura de canciones se considere literatura. El hecho de pertenecer a la cultura popular, que es inmediato y espontáneo, tiene que ver que no tenga prestigio.

Muchos no entienden el poder de una canción. Incorporamos frases e ideas a nuestro código genético sin saberlo
Cuántos poemas te sabes de memoria contra cuántas canciones. La gente las memoriza y se incorporan a su núcleo emocional hasta el punto de que la gente con Alzheimer lo último que olvida son las canciones. Es una parte importante de nuestro ser. Para mi la letra de una canción es muy importante. Respeto la gente que hace letras livianas pero creo que ese tipo de música muere antes.

Necesitamos cosas que permanezcan. Siento que actualmente pasa con la música en especial, porque nuestra memoria digital puede desaparecer con sólo un botón
Es verdad, todos hemos caído en eso y hay poca retención. Recibimos mucha información y retenemos muy poca. Hay poca reflexión. Todo da lugar a una nueva soledad en donde ves fotos en Instagram pero a final de cuentas estás jodidamente solo.

christina rosenvinge

Foto Óscar Villanueva

¿Cuál canción te hubiera gustado hacer?
Muchas de Nick Cave. El otro día estaba escuchando canciones de Manuel Alejandro porque he estado estudiando su forma de escribir y tiene unas cosas maravillosas y bonitas. Es un compositor que a cada intérprete le cambiaba el estilo radicalmente.

¿Cómo fue el proceso para armar Debut. Cuadernos y canciones?
En el libro quería reunir las letras en un volumen. Ya había escrito un ensayo en donde decía cómo escribir un verso cantado porque no cualquier poeta puede hacerlo, porque necesitas entender las leyes de la música y el sonido de las palabras influye más que en el significado. Es jugar con el sonido y construir un discurso considerando que la melodía tiene una carga emocional. Analizando todo esto, escribí algo que lo plasmé en forma de ponencia en algunas universidades, y comencé a moverla por editoriales, tuve suerte de que un gran editor se interesara por el proyecto para publicarlo.

Comenzó a crecer el proyecto porque originalmente quería que diera la explicación de cada canción, yo creí que era torpe leer la letra con explicación. Integré todo un disco por capítulo. El desafío era que no fuera un montón de anécdotas o de diarios o memorias desordenadas, sino que hubiera una voz literaria y coherente que tuviera su propio impacto. Originalmente iba a tomar tres o cuatro meses y acabó siendo año y medio.

Cuando un proyecto debe de quedar bien, debe de tomar tiempo
Al principio pensé: ¡Que maravilla, no debo de contar sílabas para ver si cabe o no! Escribí mucho y luego tuve que editar y volver a empezar para hacer un relato coherente.

rosenvinge

Foto Óscar Villanueva

¿Crees que es más importante la métrica de los versos o le das peso a la idea de la letra de tus canciones?
Ocurre de las dos maneras. Las canciones no se escriben de forma lineal. Lo más normal es tener una melodía antes que nace con una palabra, por ejemplo, “paloma” y comienzas a pensar en cómo llegar a esa palabra. Otra forma es buscar una palabra parecida a “paloma” para que no sea tan cursi.

¿Aroma?
Aroma también es muy cursi (se ríe). Bueno “la Roma”, escribiré algo que pasa en la colonia de la CDMX. Lo de contar las sílabas a veces lo puedes saltar y añadir alguna más con trucos. Las grandes letras son las que están bien escritas, si analizas a José Alfredo están técnicamente perfectas.

El éxito de una canción radica en una frase de la letra porque si algo te llamó la atención te obliga a que la escuches de nuevo y es cuando la mente ya une la letra con la música
Muchas veces es una frase ordinaria pero está colocada sobre una melodía emocional que convierte la frase en una puñalada. Hay formas infinitas, en el ensayo hablo de eso de cuáles funcionan y cuáles no.

Al momento de hacer una reflexión sobre tu forma de componer, ¿qué tanto afectó tu nuevo disco Un hombre rubio?
En el disco tenía una propuesta sonora al hacer un disco Rock contundente y por otro lado tenía un concepto ideológico que venía de “Romance e la plata”, que nació como si un poder oscuro me lo hubiera dictado porque la escribí cuando se cumplieron 26 años de la muerte de mi padre. Tenía con él una relación muy conflictiva y no había pensado en él durante años que retomé al escuchar el Flamenco que le gustaba mucho y apareció su fantasma en mi cabeza y acabé escribiendo una canción de reconciliación. A partir de ahí empecé a reflexionar sobra la masculinidad clásica, sobre la armadura emocional que se protege el hombre que no puede revelar su vulnerabilidad.

A menos que esté enamorado…
Es otro tipo de… estaba pensando en el papel del hombre en frente de su familia, de sus padres, que debe de aparentar fortaleza y éxito. A mi padre le llegó el alcoholismo que provocó un desastre en mi familia. Cuando él murió fue triste, pero también fue un soplo de aire fresco para los demás y lo olvidamos un poco porque sentíamos lástima y hasta que no he sido mayor no había podido comprenderle sin rencor como un ser humano.

Ahora que estamos en épocas feministas también es importante el cuestionar la masculinidad y ver cómo se complementan. Siento que no sólo hay que hablar de la imagen de la mujer empoderada y heroica, sino ver cómo se incorporará el hombre a esta nueva era
Es el gran tema ahora mismo. Se debe de hablar de la reconstrucción de lo masculino. En el disco me he acercado un poco. Tengo dos hijos en la adolescencia y me ha tocado ver de cómo pasan a jugar con muñecos a volverse “duros” y aparentar algo que no son. De observar todo esto, se fue metiendo al disco… “La flor entre la vía” que trata sobre un hijo que no quiere ser como su padre, o “El pretendiente” que es un hombre que tiene que emigrar para mandar dinero a su familia que ve a Europa como un castillo a conquistar.

rosenvinge

Foto Óscar Villanueva

¿Alguna canción que sientes que haya sido dictada por una fuerza superior, como mencionaste, y que solo fuiste testigo de su creación?
Ocurre con muchas canciones. Las canciones se revelan y uno no es consciente y sólo eres un vehículo. “La piedra angular” habla del anhelo de volver al pasado y vivir un momento de nuevo.

Pocas veces me ha pasado de que hago algo que me hace pensar que los humanos solo somos instrumentos de “alguien” para expresar y hacer cosas
Creo que existe una conciencia colectiva y cuando escribes o compones eres una antena. No es que venga de ti, sino que estás recogiendo un pensamiento general que está en el aire.

Eso decía Nick Cave, que al final las canciones lo escogían a él. Oye a partir de esta experiencia en el libro Debut. Cuadernos y canciones, ¿te gustaría crear algo específicamente literario?
Creo que incorporaré más la palabra hablada. Sinceramente para mí la vida de escritor es complicada, al momento de escribir es bonito pero luego es difícil. En un escenario estás en comunión con un público y colectivo, mientras que la labor de escritor es muy solitaria.

Escribir un libro es como darle un concierto a un editor y él es el que te daría acceso a la sala para que los demás pudieran escucharte
(Se ríe) Es verdad. Es una labor solitaria. Con los músicos es como jugar fútbol porque tienes un equipo alrededor y puedes llegar alto porque te están sujetando; el escritor anda a pie hasta donde puede.

Post escrito por: moonman

Post Relacionados