The Americojones Experience @ Foro Indie Rocks

April 17, 2021

americojones experience

Foto: Jaime Fernández

americojones experience

Foto: Claudia Ochoa

americojones experience

Foto: Jaime Fernández

americojones experience

Foto: Claudia Ochoa

americojones experience

Foto: Jaime Fernández

americojones experience

Foto: Claudia Ochoa

americojones experience

Foto: Jaime Fernández

americojones experience

Foto: Claudia Ochoa

Por moonman

Es muy extraño volver a hacer lo que uno solía hacer de forma cotidiana. Uno da por sentado muchas cosas en la vida: desde saludar a tus padres, comer con amigos o simplemente ir a un concierto. A más de un año de que comenzó la pandemia tuve la oportunidad de volver a sentir lo que era algo muy normal para mi, solo que en esta ocasión rescaté algunas sensaciones que hace mucho no me pasaba.

De entrada caminar por las calles de la Colonia Roma en la noche y no escuchar nada, daba una sensación escalofriante. La oscuridad que distingue algunas de sus calles estaba acentuada por la ausencia de gente y uno que otro ruido que provenía de algún departamento. El Foro Indie Rocks ahora comparte espacio con un restaurante, buen método para sobrevivir en tiempos alarmantes. Ahí fue la cita para un showcase de una de las propuestas más esperanzadoras para el tan comentado regreso del Rock.



Con un ADN hecho en la CDMX, The Americojones Experience es un catálogo de experiencias en un mundo real, ese que “escrolea” mundos fantásticos que residen en los timelines de redes sociales, ese lugar donde hay que sobrevivir ya sea tomando a la ciudad por los cuernos o reinterpretando la realidad con alcohol o drogas recorriendo la sangre. La forma para hacerlo: con una mezcla Rockabilly y Garage con ese justo punto en el que puedes bailar mientras dictan tu dura realidad con letras incisivas que demuestran una realidad claustrofóbica, no necesariamente derivada de la pandemia, sino por la dificultad de ser quien eres en un mundo con reglas contradictorias.

El aforo fue limitado, pero demostró que hay unas ganas tremendas de vivir momentos colectivos al recordar como uno movía los pies al escuchar una canción o simplemente mover el cuerpo al ritmo de la música. Muchos se quitaron el cubrebocas, como despojándose de una realidad que a este punto resulta hartante y tedioso.

Eso de saludar a viejos colegas, amigos cercanos (los no tan cercanos) y hasta aquellos que de vez en cuando le movías la mano como cuando decías “presente” en la lista de asistencia de la escuela. Todo eso volvió a ser nuevo, uno ya lo hacía de forma automática pero volver a hacerlo fue como resurgir del agua luego de jugar cuánto tiempo sobrevives debajo del agua.

Con respecto a The Americojones Experience, quienes están próximos a una gira por Europa, me recordó que lo que escuchamos en un disco es una dimensión 2D, mientras que en vivo es sinestésico al sumar todos los sentidos. En disco me gustaban y ahora más al verlos en vivo. Y es que así es esto de escribir de música, no solo escucharla sino sentirla.

Escucha más de este proyecto aquí.

Post escrito por: moonman

Post Relacionados