RPM: 20 años de The Invisible Band de Travis

June 24, 2021

invisible band travis

Life is both a major and minor key:
20 años de The Invisible Band de Travis

Por Ernesto Acosta Sandoval

Antes de Coldplay, estuvo Travis. Por un brevísimo instante, entre el último año de los noventas y los primeros dos de los dos miles, la banda escocesa fue la monarca del Pop lagrimita-miserabilista emanado de la isla. Un Pop compuesto por canciones con melodías y letras agridulces, cantadas por una voz suave, un par de guitarras, uno que otro piano ocasional y una batería ejecutando un 4/4 de lo más básico. Pero efectivo. Herederos de la parte más baladera de Oasis, sin llegar a la exploración musical que sí tuvo Blur, Travis se consolidó cuando, en plena interpretación de su éxito más grande durante su presentación en Glastonbury, el clima les hizo un favor y les diluvió. Por poquito y no la libran y se convierten en one hit wonder con “Why Does It Always Rain On Me?” aquel año.



The Invisible Band, su tercer álbum, los salvó de ese destino, convirtiéndose en su disco más vendido. Aunque no hicieron mucho por evolucionar o moverse a otro lado, la cosa funciona. La voz de Fran Healy sigue estando en los mismos registros y sigue lamentándose cada que puede (“Dear Diary”, “Side”, “Last Train”). El trabajo en la guitarra de Andy Dunlop es, muchas veces, lo que sostiene a la banda como un todo (“Sing”, “Flowers On The Window”) y se convierte en el héroe que no sabían que tenían. Completamente despegados y desentendidos de lo que estaba sucediendo en el mundo, con el revival Post Punk de aquel año, Travis parecen estar contentos con lo que están haciendo y eso es mucho del valor que The Invisible Band tiene. No es su obra maestra, vamos, no es una obra maestra de nada. Pero qué linda suena “Pipe Dreams”. O qué conmovedora puede llegar a ser por momentos “The Cage”. Y qué evocadora es “Safe”. Es en esos momentos donde, además, se siente la mano de Nigel Godrich en la producción y la mezcla. De algo le había servido trabajar en un par de los discos más importantes de, para ese momento, los últimos diez años.

A veces sólo se necesita hacer un disco de Pop redondito y bien tocado para echarte al público a la bolsa.

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados