RPM: 25 años de (What’s The Story) Morning Glory? de Oasis

October 1, 2020

morning glory oasis

Please don’t put your life in the hands of a rock ’n’ roll band:
25 años de (What’s The Story) Morning Glory? de Oasis

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

De (What’s The Story) Morning Glory? se ha dicho casi todo ya a 25 años de su aparición. Que fue un cambio drástico en el sonido de Oasis después de Definitely Maybe, de apenas un año antes. Que fue uno de esos raros casos que definen no sólo a sus creadores, sino a, prácticamente una generación. Que hay una alta probabilidad de que sea el punto más alto del Britpop (sea lo que signifique eso), y que a partir de ahí, todo fue cuesta abajo. Que fue la vara con la que se midió casi todo el Rock que salió de la isla durante, al menos, los siguientes dos años. Que Noel Gallagher probó aquí su valía como compositor Pop, al tiempo que empezó a caer en los excesos que lo condenarían el resto de su carrera. Que Liam Gallagher nunca estuvo en mejor forma como vocalista y frontman y que en este momento nadie le hacía sombra. Que fue el brevísimo e irrepetible instante en el que la banda dejó en la lona a su competencia más cercana. Que no fue sorpresa para nadie las entradas agotadas para el par de conciertos, primero en Earl’s Court (20 mil asistentes por noche) y luego ese evento generacional en Knebworth al año siguiente (con un estimado total de 250 mil personas en los dos conciertos que dieron y el mito urbano de que el 4.4% de la población británica intentó comprar boletos). Que “Wonderwall” es la canción que más detestas que alguien se ponga a cantar en una fiesta porque ya estuvo bueno. Que Noel flagrantemente se fusiló a Lennon en “Don’t Look Back In Anger”, y de forma aun más descarada se atrevió a decir que Oasis eran más grandes que los Beatles. Y se lo perdonamos porque, es muy probable, que de agosto de 1995 a agosto de 1996, dicha aseveración no fuera tan exagerada. Sólo el tiempo se encargaría de demostrarles que estaban equivocados. Pero ese año, el año en el que Oasis fueron reyes, todo se valía. Oasis era noticia incluso en medios donde el Rock no era noticia. Que si ya se habían agarrado a golpes los Gallagher, que si Paul Weller de The Jam los estaba apadrinando, que si Liam hizo berrinche y no quiso salir en el Unplugged pero luego se apareció para insultar a la banda desde la cabina de sonido, que Noel los mandó al diablo a todos y por poco y la banda se desintegra hacia el final de la gira. Todo, absolutamente todo se valía. Porque de eso se trata el Rock ’n’ roll. Porque todo se justificaba cuando tenías una canción tan redonda como “Some Might Say” o algo tan conmovedor como “Cast No Shadow”, espalda con espalda, en el álbum más vendido de 1995-96. Al final de eso se trata al hacer un disco como (What’s The Story) Morning Glory? De las canciones, y vaya que aquí hay calidad todavía. Todo lo que hay alrededor se puede omitir y nos podemos quedar con Liam deshaciéndose la garganta en “Hello” y “Hey Now”, con Noel haciendo magia en “Champagne Supernova”, con Bonehead, Guigsy y Alan White sosteniendo todo en el fondo.



En 1994, Noel escribió en “Slide Away” (de Definitely Maybe) que quería encontrar una manera de cazar al sol. Un año después, no sólo encontraría la manera, sino que lo lograría y lo guardaría para siempre en su historia personal.

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados