Le Coin Du Coq: Tropical Dancer de Charlotte Adigéry con Bolis Pupul

April 29, 2022

tropical dancer charlotte adigery bobis pupul

Por AC Tato

En el verano del 2019, integramos al EP Zandoli de Charlotte Adigéry en la lista de los mejores discos del primer semestre de ese año . Ahora en el 2022, llega el LP Tropical Dancer, por el sello Deewee de Soulwax, para repetir en el top de lo mejor del año.



Algunas cosas han cambiado desde Zandoli, como la mancuerna con el productor Bolis Pupul que se ha estrechado e intensificado al grado de que ahora han integrado un dueto en igualdad de circunstancias. Pero no es el típico caso en el que un DJ produce unos beats mamalones con rítmica bailable para que una afromamita haga gala de sus registros vocales y nos cuente cualquier cosa que nos suene bien. Tropical Dancer es un disco reflexivo producto de un íntimo intercambio artístico y vivencial entre los integrantes del dueto, recordando que tanto Charlotte como Bolis provienen de familias de migrantes en Bélgica. Ella de las Antillas francesas y él de Macao, en China. Esta complicidad queda representada desde la portada del disco donde ambos personajes están entrelazados y donde se observa el embarazo de Charlotte.

Desde “Esperanto“, la primera rola Tropical Dancer, nos saltarán encima una serie de cuestionamientos políticos y sociales en torno al racismo, homofobia, misoginia, redes sociales y diversos clichés que nos dejarán desarmados al confrontarnos con nuestras propias contradicciones ¿Será posible un disco militante y de crítica social al ritmo de música Electro Pop? Muy probablemente lo sea, pero nunca desde un punto moralizador. Todo lo contrario, hay que poner un poco de atención a la letra de cada una de las rolas (para ello la banda subió a YouTube videos con las letras) porque en realidad estas temáticas son abordadas de manera humorística y ligera con frases punzantes y divertidas que pueden inquietar a más de uno. Por estás y más cosas encontramos en internet personas que tachan al dueto de provocadores.

Tropical Dancer llega en un momento donde parece que ciertos males que aquejan a la sociedad son tratados por algunos con radicalismo y con juicios absolutistas. Para Adigéry y Pupul el sarcasmo es una forma de oxigenar las discusiones y el Pop un medio para decir algo. Tomarse las cosas demasiado en serio hace que en el mejor de los casos las personas no sean empáticas con las problemáticas y en el peor, que los radicalismos generen otros radicalismos que los confronten.

Pero no todo es política en Tropical Dancer. También hay espacio para otras vivencias como en “Ich Mwen” (“hijo mío” en creole antillano francés) donde se aborda el significado de la maternidad en un dialogo franco entre Charlotte y su madre, donde interviene un coro en créole que me recordó a Henry Salvador. “Huile Smiss” que es un divertido compilado de juego de palabras y pronunciaciones en francés visto por dos belgas hablantes del flamenco. Mantra, donde nos invitan a dejar nuestras preocupaciones , soltar nuestras ataduras y dejarnos llevar por el ritmo para echar un buen dance sin remordimientos. O la locura Pop de “Haha” con una larga y extendida risotada.

Post escrito por: AC Tato

Post Relacionados