Perreo Millennial: Del reggaetón aprendí

September 18, 2017

Foto: Olivia Quiroz

Foto: Olivia Quiroz

Foto: Olivia Quiroz

Foto: Olivia Quiroz

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Foto: Claudia Ochoa

Perreo Millennial: Del reggaetón aprendí

Por Livi Quiroz

México, nunca dejes de perrear. Esas fueron las palabras de Ms Nina al cierre de la segunda noche de Perreo Millennial en el Foro Niza 40. Y es que llevo meses adentrándome en el género Urbano y no ha dejado de sorprenderme su libertad y vanguardia con la que camina. De eso se trataba esa noche, era evidente mi emoción al ser mi primera fiesta de perreo, y estaba segura de que no sería la última.

El reloj marca las 9:30PM, el dembow está resonando en mi pecho, dejo que mis pies ganen ligereza y comienzan a llevarme al ritmo de la música, aún tímidos. Mi atención se desvía hacia los asistentes, no dejo admirar el derroche de estilo en sus outfits: desde los clásicos Nike con pantalones entubados, camisa y gorra; hasta la belleza de falda corta, piernas largas y tacones de quince centímetros. Mi felicidad es obvia: somos tan diferentes y al mismo tiempo, no hay diferencias entre nosotros.

Dale Suave sube al escenario y la pista de baile comienza a llenarse. El calor aumenta, los cuerpos rozan y me dejo llevar por toda esa energía que hay alrededor. Suena “Sexo, Pudor y Lágrimas” y es inevitable reírme sólo de imaginar la cara que pondría Alex Syntek si viera aquella escena de goce.

La fina selección musical de Papi Pérez, Perro Sucio, Lambuante y DJ Rankg me hicieron reconocer los frutos de meses de estudio: en el transcurso de la noche sonaron J Alvarez, La Materialista, C. Tangana, La Montra -sí, qué perra mi amiga-, La Zowi, N Fasis, pasando por el obligado Daddy Yankee, Danny Ocean y Bad Gyal.

Pasaba la medianoche y Mucha Onda sube al escenario. La emoción ya no podía ocultarse, el alcohol había hecho efecto en nuestros cuerpos y el bellakeo estaba a tope. El momento había llegado. Ms Nina sube al escenario y la gente pierde el control al escuchar el inicio de “Tu Sicaria“. No pierdo la oportunidad para tomar de la mano a mi novio y bailar pegados, mientras Ms Nina hacía lo suyo. Desde que la conocí por recomendación de un tercero, me moría de ganas de verla en vivo. “Chupa Chupa“, “Chic“, “Traketeo” y “Pastillas” fueron parte de su setlist. Ms Nina invita al escenario a la segunda estelar de la noche: La Favi. El color de su voz me deja atónita: unas diosas reggaetoneras cantaban frente a mí. “Acelera“, “Mentiras“, “Sácame” eran coreadas por todos y ellas no hicieron más que entregarse a su público. Al final de la canción “No Eres Bueno” hablaron del empoderamiento de la mujer, del respeto y el problema creciente de feminicidios en nuestro país. Ahí estaba la lección más importante de la noche: Aquel que haya dicho que el Reggaeton no sirve para denunciar y generar conciencia de nuestro entorno, está equivocado.

Salimos de allí rumbo a casa felices, cansados del baile y ron. Pensé en la larga vida que le espera a Perreo Millennial. Que esta reseña sea de utilidad para aquel que todavía duda de aventarse al reggaetón.

Share Button

Post escrito por: Blogger invitado

Post Relacionados