Reseña: Tame Impala /// Lonerism

November 23, 2012

tameimpala-lonerismTame Impala
Lonerism
Modular
8.1

Por José Marr @JR_Marr

Hace tres años la noticia era el que existía un talento con la una voz casi idéntica a la de John Lennon. Hace dos años se confirmaba el nacimiento de un nuevo astro llamado Tame Impala con la explosión de Innerspeaker. Con su fundador Kevin Parker al centro del sistema, el segundo trabajo de la banda australiana conjunta como una formación estelar su gama de influencias y a su favor las logra hacer sonar espaciales y robustas; la primera referencia es sin duda The Beatles. Mucho de Lonerism tiene como punto de partida temas como “Lucy In The Sky With Diamonds“, la sicodelia fosforescente, los lapsos alucinantes, en segundo plano las progresiones al estilo Pink Floyd y me atrevo a decir que algo del preciso virtuosismo de Jimi Hendrix (“She Just Won’t Believe Me“). Esto es una constante que cierne el trabajo aunque Parker en una entrevista prefirió describirlo “Como si Britney Spears cantara con The Flaming Lips“.

De alguna forma también el argumento de Parker puede ser cierto, lo que no es mentira es que sorprende la evolución del grupo. Con el párrafo de arriba no hubiese podido describir al Tame Impala de hace dos años, ya que Innerspeaker como un trabajo enteramente más personal de su fundador, hacía honra al Rock de Garage de los años 60 airado de sicodelia casera. Otrora álbum se ha convertido en un astronómico concepto con el que ahora interviene más Jay Watson en dupla con Parker, así lo declara el inicial “Be Above It” con una percusión que crece sobre su propio eje, con el phaser al más alto nivel, con la erosión amplificada de un sintetizador que es por demás, parte sustancial de este trabajo. En otros casos la indulgencia de géneros se puede volver orgánica y como consecuente emanar un viaje mágico y misterioso de más de 5 minutos en “Apocalypse Dreams“, donde más que nada, lo que importa es la música, que se conglomera y la vez se expande, que toma formas, dimensiones, y se tiñe de colores.

Comparten también nexos con hermanos de esta época, ya mencionaba a The Flaming Lips pero lo mismo podría decir de MGMT, los sonidos retro-modernos y las tumefactas guitarras de “Mind Mischief” pudiera ser un éxito compartido al igual que “Why Won’t They Talk to Me?“. Es cierto que Tame Impala no está ayudando a encontrar nuevos caminos en la forma de crear música, pero su esfuerzo está en unir la fuerza de los cánones del Rock y darle vitalidad, para reafirmar esto aparece “Elephant” que no es más que una reinvención narcótica de “Black Night” de Deep Purple, aquí el grupo abandona la zona de comfort y el riff principal, con sólo dos notas, cobra la misma fuerza y pesadez de un paquidermo.

Lonerism sufre de una extrema preocupación de sus creadores por la sicodelia Lennon/McCartney (“Feels Like We Only Go Backwards“) en la que muy a menudo se enfrascan por lo que no puedo dejar de pensar en que es un gran disco que ya había oído antes. Es un gran defecto que es fácil pasar por alto, Lonerism es un disco para vivir otra vida, esa que ocurre cuando uno está dormido, o un “viaje” profundo.

Tame Impala @ Campo Marte

Video: Tame Impala /// Elephant

Video: Tame Impala /// Feels Like We Only Go Backwards

Post escrito por: Jose Marr

4 thoughts on “Reseña: Tame Impala /// Lonerism

  1. Esteban

    Eso que mencionas de que escuchas el disco y sientes ya haberlo oído me pasó pero con su primer trabajo. Este me pareció bastante más diverso y quizás menos digerible en unas primeras pasadas pero exquisito a poco andar.

    Candidato serio a disco del año. Son una maravilla estos tipos AUNQUE! habrá que esperar el 3er disco, que ese es el más complicado de sacar.

  2. Pingback: Lo mejor de 2012 según NME | Me hace ruido

  3. Pingback: Lo mejor de 2012 según FILTER Magazine | Me hace ruido

  4. Pingback: Video: Tame Impala /// Mind Mischief | Me hace ruido

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Post Relacionados