RPM: 40 años de Marquee Moon de Television

February 23, 2017

What I want, I want now:
40 años de Marquee Moon de Television

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

“Fue la banda que le terminó de dar elegancia y credibilidad al Punk”, esa es la respuesta que doy cuando alguien me pregunta quién es Television. También es la banda que definió mucha de la estética original al movimiento antes de que Malcolm McLaren se lo llevara a Londres y lo manipulara a su antojo. Incluso, fue la banda que hizo que Hilly Kristal, el dueño del CBGB, empezara a poner Rocanrol en su antro y se alejara del Country, Bluegrass y Blues que daba nombre al lugar. Banda seminal donde las haya. Television fue para el Punk lo que el Velvet Underground fue para el Rock de finales de los sesenta. Sin su existencia, muchas cosas nunca hubieran sucedido, y sin embargo, nunca estuvieron en la cima de la popularidad. Tom Verlaine (quien, a la usanza de Bob Dylan, tomó su nombre del de un poeta), Fred Smith, Billy Ficca y Richard Lloyd te miran amenazantes desde la portada de su álbum debut, Marquee Moon, pero su mirada no es como la de los Ramones en el homónimo que había aparecido unos meses antes, quienes parecen invitarte a la destrucción y al nihilismo mientras aspiras pegamento en una acera olvidada de Nueva York. Television va en serio desde el principio.

Marquee Moon se desmarca de sus contemporáneos porque toma los fundamentos del Punk (Rocanrol derecho y a la cabeza) pero lo eleva a la categoría de Jazz. Sólo ocho canciones, algunas, como la que le da título al álbum, hasta de diez minutos, mientras Verlaine parece recitar letras casi poéticas que tienen más que ver con el imaginario de Patti Smith que con lo urbano y pedestre de Joey Ramone. No que una cosa sea mejor que la otra, pero nadie se imaginó que este movimiento empezado por desadaptados y marginales pudiera llegar a estas alturas en tan poco tiempo. Marquee Moon llevó al Punk al nivel de arte, en pocas palabras. La intensidad con la que los miembros de la banda ejecutan sus partes no es maniática. Richard Lloyd sostiene el ritmo, mientras Verlaine dibuja solos en apariencia simples, pero que van en contrapunto de lo que el resto de la banda está haciendo para luego integrar su guitarra a lo que el resto del grupo está haciendo y al final retomar la melodía original de la canción. Musicalmente, esto está más cercano a Miles Davis que a Blondie. Describirlo es difícil y descabellado para alguien que nunca ha escuchado a Television, y hasta podría parecer ridículo. Lo mejor que uno puede hacer aquí es dejar caer la aguja sobre el LP y dejarse maravillar. Verlaine llegó a decir que le sorprendió la reacción de la crítica en su momento porque desde su punto de vista, el grupo solo quería hacer un disco Pop con grandes sencillos. Pero no. No hay manera de minimizar a Marquee Moon. No así.

La estrella de Television, en su momento, se apagó pronto. Después de Marquee Moon hubo un par de álbumes más: Adventure y Television, pero ninguno alcanzó los niveles de creatividad e inventiva que éste debut logró. Sin embargo, la influencia de la banda fue fundamental para entender desde el Post Punk y el New Wave de los ochentas hasta el revival Punk de principios de la década anterior y sin ellos, sería casi imposible que hubieran existido unos Strokes, unos Yeah Yeah Yeahs, o unos Hives. Este 40 aniversario de su llegada al mundo es un gran momento para celebrarlos y más considerando su próxima visita a México.

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados