RPM: 15 años de Yoshimi Battles The Pink Robots de los Flaming Lips

July 20, 2017

A sense of cold detaches:
15 años de Yoshimi Battles The Pink Robots de los Flaming Lips

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Existe la creencia de que, en la música Pop, las obras maestras se logran antes de que sus creadores lleguen a los 30 años. Y sí, la constante es esa. La misma tendencia dicta que después de dicha edad, el camino es de bajada y difícilmente un músico logrará superarse o de plano crear algo extraordinario si no lo hizo antes. Hay algo en los veintes que hace que la creatividad esté a flor de piel, acaso una inocencia o una ingenuidad que le permite ver el mundo de otra manera. En el caso de Wayne Coyne, hubo un corto circuito respecto a esto. De 1999, cuando tenía 38, a 2006 no hizo mas que soltar genialidad tras genialidad: una trilogía de psicodelia, absoluta inventiva y personajes fantásticos. Empezando con The Soft Bulletin (uno de los pocos dieces cerrados que ha otorgado Pitchfork) y terminando con At War With The Mystics, pasando por el disco que hoy nos toca celebrar, Yoshimi Battles The Pink Robots, y que, en lo personal, considero el pináculo de la obra de los Flaming Lips.

Yoshimi Battles The Pink Robots es un cuento de ciencia ficción post apocalíptica con un corazón enorme que late a lo largo de las once canciones que lo conforman. Hay sonidos electrónicos y robóticos por todos lados, instrumentos irreconocibles (“One More Robot/Sympathy 3000-21”), voces desapegadas y ritmos mecanizados (“Are You A Hypnotist??”. Una buena parte de las letras son oscuras y el par de instrumentales resultan un tanto opresivos y angustiantes (“Yoshimi Battles The Pink Robots Pt. 2”, “Approaching Pavonis Moons By Balloon”). Pero Coyne nunca abandona al escucha, su presencia es como una mano que lo guía y lo acaricia en los momentos más negros y le indica que hay esperanza cuando más denso se va a poner todo (“It’s Summertime”, “Do You Realize??”, “All We Have Is Now”).Yoshimi Battles The Pink Robots, al final, es una historia en la que el amor sobrevivirá incluso en las circunstancias más adversas, mientras su protagonista da la vida y nos salva de esas malvadas máquinas que nos quieren devorar.

Wayne Coyne se tardó en darle al clavo, en encontrar esa chispa que hace que la música Pop cambie vidas y rompa esquemas, pero cuando al final lo logró ya no hubo nada que lo detuviera.

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados