Corona Capital 2018: Domingo

November 19, 2018

Ambiente general

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Imagine Dragons

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Por Aarón Cortés

El acto encargado de cerrar este festival fue Imagine Dragons, una banda que ha crecido bastante desde su debut en el Corona Capital en 2013. Dejando atrás su show de tambores gigantes, en esta ocasión Dan Reynolds le sacó el máximo provecho a la pasarela del escenario Corona, con el fin de estar más cerca de la gente. Una de las bandas pop más grandes del momento que, al tener tantos hits, no tuvo problema en arrancar de golpe con “Radioactive”.

Entre las sorpresas de la noche también tuvimos un cover a “Cielito Lindo”, con el que demostraron su amor por los fans mexicanos, así como un momento ochentero con “Every Breath You Take” de The Police.



Por otra parte, hubo tiempo para un discurso especial antes de “Demons”, en el que el vocalista alentaba a la gente a tomar conciencia sobre la salud mental, pues él fue diagnosticado con depresión hace dos años. Aseguró que debíamos acercarnos a nuestros seres queridos y que si él pudo salir adelante todos podemos.

Finalmente “Believer” fue la canción con la que terminó el festival, pues este año ha sonado por todas partes y sólo le faltaba formar parte de uno de los eventos más importantes de México.

Nine Inch Nails

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Por Aarón Cortés

Después de ver a Nine Inch Nails en Corona Capital 2018, sólo podemos confirmar que Trent Reznor es una bestia en el escenario. Y es que con el estallido inicial de Nine Inch Nails al ritmo de “Mr. Self Destruct”, el escenario Doritos comenzó a alimentarse de la multitud enardecida, que creía que cuatro años sin NIN en nuestro país era demasiado y que tenían que saltar hasta el cansancio para saciar esas ganas.

Durante una hora y media el festival se llenó de guitarrazos y estruendosos instrumentales, que compensaron perfectamente la falta de bandas más heavy en esta edición. Además de que disfrutamos de un excelente cover a David Bowie con “I’m Afraid of Americans”, camino al final de la presentación con “The Hand That Feeds” y “Head Like a Hole”, una combinación que se negaba a dejar caer el ánimo con los rugidos del vocalista resonando a lo lejos sobre las otras bandas.

Pero un gran show no está completo hasta que no juegues con los sentimientos de todos los presentes, así que la última pieza que interpretaron fue “Hurt”, como compañía para esos atormentados de la noche que sólo fueron a pasarla bien.

New Order

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Death Cab For Cutie

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

MGMT

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Claudia Ochoa

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Por Aarón Cortés

Mucho se dijo sobre el regreso de MGMT a México a pocos meses de su show en Querétaro, pero aún así la gente se adueñó del escenario principal para verlos una vez más, luego de ese caótico CC14 donde pospusieron su aparición.

Para compensar el sabor amargo, MGMT compensó la espera y arrancó con visuales bastante elaborados (una de las mayores atracciones), arreglando su set de forma en la que sus mayores hits quedaron lejos del cierre. Si, para la primera mitad de su presentación ya habían tocado “Kids“, “Time to pretend” y “Electric Feel“. También escuchamos canciones del nuevo álbum como “When You Die” y “Little Dark Age“, aunque tuvieron menos peso que sus trabajos anteriores.

Sin importar que en esta ocasión solo tenían una hora en el escenario, nos regalaron uno de los mejores shows del domingo lleno de baile y nostalgia con esas canciones que hemos escuchado durante más de 10 años y siguen sin aburrirnos. La energía de Andrew VanWyngarden hizo que valiera la pena la difícil decisión de elegir a qué banda ver, pues se juntaba con CHVRCHES y Death Cab For Cutie.

The War On Drugs

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Claudia Ochoa

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Digitalism

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

The Neighbourhood

Foto cortesía Lulú Urdapilleta (OCESA)

Foto cortesía Lulú Urdapilleta (OCESA)

Por Aarón Cortés

El escenario principal se convirtió en una postal monocromática, justo en ese punto del día en el que el sol se oculta y una amplia gama de colores domina el cielo. Todo esto, que parece una coincidencia de ensueño, formó parte del inicio del show de The Neighbourhood para despedirnos con nostalgia de la adolescencia en “R.I.P. 2 My Youth”.

En el poco tiempo que ha pasado desde su visita a la CDMX, The Neighbourhood lanzó un nuevo álbum y gracias a eso pudimos escuchar algunos temas como “Scary Love” y “You Get Me So High”. Claro que las piezas viejas también tuvieron su lugar, pues con un set tan reducido tenían que complacer a los fans a toda costa.

A pesar de sus canciones más prendidas, el concierto fue dominado por una vibra melancólica con esos ritmos lentos y letras tristes sobre amor, que resonaban entre sintetizadores y efectos de micrófono. Las iluminación fue bastante sencilla y los visuales se limitaban al logotipo de la banda en la pantalla principal. Probablemente esto se deba a que la atención se concentraba en Jesse Rutherford y el resto de los integrantes.

Hay que destacar que aquellos que se quejaron de que su presentación estuvo “muy aburrida”, tal vez aún no han entrado al mood de la banda que debe disfrutarse con su debida calma. Una hora llena de sentimientos encontrados con depresión disfrazada de beats que golpeaban en el momento preciso, mientras el frío de la noche caía sobre nosotros.

Mercury Rev

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Claudia Ochoa

Deaf Havana

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

The Lemon Twigs

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Superorganism

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Por Aarón Cortés

El segundo día del Corona Capital 2018 estuvo bastante concurrido, y es que la gente llegó desde muy temprano a llenar escenarios como el Levi’s Tent, para ver a Superoganism. La banda fenómeno que se conoció en internet y ha crecido tanto, que ni siquiera ellos podían creer la multitud que los esperaba. A pesar de que hubo pocos minutos de retraso, Superorganism presumió completo su álbum debut acompañado con visuales psicodélicos y coloridos, que se reflejaban en la carpa. A diferencia de lo que muchos querían, eligieron “Something For Your M.I.N.D.” para cerrar el concierto, en lugar de “Everybody Wants To Be Famous“, aunque eso no fue impedimento para robar la atención de los asistentes

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

K.Flay

San Fermin

El primer show de San Fermin en México fue todo un éxito, con mucha gente reunida en el escenario Corona desde temprano. Una gran alineación de ocho personas en el escenario con teclados, guitarras, violines, percusiones, dos vocalistas, y un trompetista que aprovechó al máximo la pasarela para hacer de las suyas entre el público. Y es que esta banda posee esa vibra fiestera similar a proyectos Arcade Fire y Broken Social Scene, donde lo más importante es que todos la pasen bien, mientras experimentan con diferentes arreglos. Una combinación bastante particular cuyo sonido es perfecto para entrar en ambiente. La canción de cierre fue “Jackrabbit“, a cargo de la voz Charlene Kaye y esos agudos que robaban la atención de todos los que pasaban.

Jai Wolf

Sasha Sloan

Post escrito por: Staff MHR

Post Relacionados