Reseña: The 1975 /// A Brief Inquiry Into Online Relationships

December 9, 2018

The 1975
A Brief Inquiry Into Online Relationships
Polydor Records
8.7

A Brief Inquiry Into Online Relationships: la carta de esperanza de The 1975 ante las complejidades de nuestra generación

Por Aarón Cortés

Desde la primera mitad del 2017, The 1975 había anunciado que ya trabajaban en su tercer material de estudio. Un proyecto ambicioso cuya meta principal era crear su propio OK Computer (Radiohead) o The Queen Is Dead (The Smiths), asegurando que tenían que dar lo máximo para consolidar a la banda en su punto máximo. Fue así como esta nueva etapa recibió el nombre de Music For Cars.

Luego de un tardado y complicado proceso al tratar de decidir cómo sonaría el álbum, finalmente llegó a nosotros A Brief Inquiry Into Online Relationships, la tercera parte de una trilogía Pop que rápidamente se convirtió en su pieza más destacada. Sin dejar de lado la controversia que ha causado entre la audiencia.



Un punto que debemos aclarar desde el principio es que a diferencia de lo que nos hicieron creer en la publicidad, que presentaba lo que parecía ser una crítica a la sociedad post moderna dominada por la tecnología, A Brief Inquiry Into Online Relationships no es literalmente el OK Computer de The 1975, porque la perspectiva con la que habla de estos problemas no es externa, sino que es la forma en la que se lidia con los paradigmas actuales mientras se cuentan otras historias.

Para ser sinceros, el único parecido (directo) como tal con el famoso disco de Radiohead está en la canción “The Man Who Loved a Robot / Love Theme”, que nos cuenta la historia de un hombre aislado que depende del internet para subsistir, aunque en el mundo real no es nadie. Un monólogo bastante similar a “Fitter Happier” y sus instrucciones para llevar una vida correcta, monótona y sumisa ante el sistema. En otras palabras, una crítica inspirada que se siente “más realista” porque toca cosas de nuestros tiempos como el uso de redes sociales y el poder de la tecnología sobre nosotros.

Musicalmente hablando, A Brief Inquiry Into Online Relationships es una especie de fusión entre el debut de The 1975 y I Like It When You Sleep, For You Are So Beautiful Yet So Unaware Of It. Con esto nos referimos a que los arreglos Pop fueron dominados, repitiendo esa fórmula de “UGH” con canciones alegres y coloridas, que esconden letras oscuras. Por otra parte también hay un poco de la esencia de “Robbers” que reside en los instrumentales de “Love It If We Made It”, así como la pasión plasmada en la voz de Matty Healy.

Al igual que sus predecesores, el disco comienza con el intro de The 1975 (“Go down, soft sound…”), ahora con un estilo robotizado como una confusa carta de presentación que nos desvía de la esencia del álbum por un momento. De hecho, a pesar de ser la primera canción fue la última que grabaron, a escasos dos días de entregar la versión final a la disquera pues todavía en junio revelaron que les faltaba agregar bastantes detalles.



El estallido comienza en la segunda pieza, “Give Yourself a Try”, donde al fin regresan esas distorsiones de guitarra como en “Sex” y “Love Me”, con un rasgueo rítmico persistente estilo Garage Rock. Mientras que en la letra hay una reflexión sobre lo que te define como persona a través de los años. Ésta principalmente gira en torno a la vida de Healy, sin dejar de lado algunas historias como el suicidio de una fan de la banda (“Jane took her own life at 16…”), y las adicciones (una temática que se aborda a lo largo de las 15 canciones).

Gran parte del encanto de este material se encuentra en los contrastes sonoros, que marcan una clara diferencia entre un tema y otro, pues de “Give Yourself a Try” saltamos a “TOOTIMETOOTIME”. Aquí encontramos una vibra Dance, que posee un par de arreglos similares a los trabajos de house que tenían bajo su proyecto alterno Talkhouse, hace ya varios años, mientras Matty crítica las relaciones modernas y cómo son afectadas por la tecnología. Mensajes y likes con otras personas, chantaje, mentiras y mala comunicación, son un poco de las cosas que se mencionan

Dentro de estos contrastes hay influencias de diferentes épocas de la banda y géneros musicales. Pero también debemos mencionar que utilizaron algo de material viejo en este lanzamiento como “How To Draw”, que fue incluida como bonus track de algunas versiones de I Like It When You Sleep, For You Are So Beautiful Yet So Unaware Of It, y ahora regresa con vocales de robots acompañada de “Petrichor”, que sirve como pieza transición al igual que “The Man Who Married a Robot”.

Un dato curioso es que “102”, un tema acústico interpretado por Matty Healy en 2011, también regresó para la versión japonesa del disco e incluso una sesión especial disponible en Youtube.

Si bien, la crítica social prometida no está escrita de forma directa en las 15 canciones de A Brief Inquiry Into Online Relationships como se pensaba a través de los anuncios con la frase “Modernity has failed us”, “Love It If We Made It” (de donde se extrae la cita) destaca como uno de los elementos más fuertes en al decir demasiado en sólo 4:12 minutos.

Y es que Matty Healy la describe como una chispa de esperanza en estos tiempos oscuros, más que como una protesta. Pero no podemos descartar el contenido político y social a través de temas controversiales como el racismo, la desorganización de la comunicación a través de internet con noticias falsas, el desinterés de Donald Trump ante los pensamientos de otras personas, una mención a Alan Kurdi (el niño de tres años que apareció muerto en una playa de Turquía en 2016), la extraña relación entre Kanye West y el presidente de Estados Unidos, la muerte del rapero Lil Peep, los conflictos con Corea del Norte y la guerra que casi ocurre por culpa de Twitter; entre muchas otras cosas que quedan implícitas en los contextos de cada historia.

Finalmente el coro nos repite una y otra vez que tenemos que seguir adelante porque tal vez hay esperanza, después de todo lo malo que ocurre al mismo tiempo. Podríamos decir que el alma de este tercer álbum se concentra en “Love It If We Made It” y el poder impregnado en cada nota de saxofón y arreglos de sintetizador. Un elemento que no podrá faltar de ahora en adelante en ninguno de sus conciertos.

A diferencia de esos himnos juveniles de su primer material y los dulces instrumentales del segundo, en esta ocasión más allá de los singles podemos encontrar poderosas baladas como “Be My Mistake” y “I Couldn’t Be More In Love” con diferentes temas entre sí, pero el mismo efecto cautivador de reflexión nostálgica y nocturna.

Ésta última bien podría formar parte de la lista de grandes éxitos de los 80, pues es imposible no pensar en artistas como Michael Jackson y George Michael con esa gran explosión de coro con las mismas coristas de “If I Believe You”. Sin dejar de lado la gran calidad de producción y complejidad en los arreglos al meter piano, violines, trompetas, guitarras, trombones y demás, al mismo tiempo.

Otro punto a su favor es que la letra tiene doble significado, al hablar de qué pasaría en la vida del músico inglés si perdiera a sus fans, así como un coro que nos habla del final de una relación y cómo uno tiene que seguir adelante guardando su amor por la otra persona, como única alternativa de cierre.

Puede que los singles sean las canciones con mayor impacto en cuanto al mensaje que desean plasmar, pero si indagamos a profundidad en el álbum podemos encontrar una fina pieza de Jazz llamada “Mine” con arreglos de cuerdas inspirados en John Coltrane.

Además, la combinación de piano y guitarras de “Inside Your Mind” nos recuerda de inmediato a sus primeros EPs con “You” y “fallingforyou”. Al tratarse de un disco con tantas ideas, cambios y géneros, se vuelve complejo el hecho de evitar profundizar en cada pieza, pues cada una se convirtió en un mundo que muestra la madurez que han adquirido en todos estos años en la música. Vale la pena recordar que George Daniel (baterista) y Matty Healy también trabajan con proyectos como Pale Waves, No Rome y The Japanese House, creando su propia escuela de estilos musicales similares con los cuales pueden experimentar.

Esto toma fuerza una vez que nos topamos con “It’s Not Living (If It’s Not With You)”, una canción que si no se escucha con la debida atención, podría parecer un tema de amor. En realidad hay un significado más oscuro y profundo hablando de las adicciones de forma poética, especialmente se enfoca en la heroína en la frase “Collapse my veins wearing beautiful shoes”. Una secuela de “UGH”, con dulces arreglos un tanto navideños, que disfrazan todo en un momento Pop bastante pegajoso, con el que queda claro que The 1975 puede hablar de lo que quiera y convertirlo en un hit sin importar la complejidad o controversia detrás de sus palabras.

Podríamos descartar algunas partes del álbum como las transiciones ya mencionadas o “Surrounded By Heads and Bodies”, que nos hace pensar por un momento que abusaron de la guitarra acústica, así como “I Like America & America Likes Me”, que puede ser un poco abrumadora con ese homenaje al Rap de Soundcloud. Aunque vale la pena mencionar que esta última habla sobre el uso de armas en Estados Unidos, algo que ha estado presente en la música desde los últimos años y no podía pasar desapercibido en el álbum.

Sin embargo también tenemos a “Sincerity Is Scary” como uno de los puntos clave en este material, porque aquí se resalta el alma de The 1975. Principalmente por la forma en la que Healy describe las dificultades por expresar su opinión hoy en día, disfrazándola entre comentarios irónicos, y la delicadeza de no caer en comentarios sexistas. Un mensaje que busca traer paz entre la gente y las diferencias de opiniones, con un dulce saxofón que suena durante toda la canción y un coro planeado para explotar en festivales.

Todo esto junto con un video plagado de easter eggs a sus trabajos anteriores (“Robbers, “A Change Of Heart”, la colaboración con No Rome, entre otros).

El gran cierre de este disco corre a cargo de “I Always Wanna Die (Somethimes)”, una canción que busca concientizar sobre los problemas de salud mental, y más allá de todas esas bromas de la generación millennial de querer morir todo el tiempo, es sobre las personas que alguna vez han pensado en quitarse la vida sin valorar su entorno. Tal vez aquí es donde encontramos la mayor esencia de Rock en el disco, con unos guitarrazos de Rock noventero estilo Death Cab For Cutie y Smashing Pumpkins, que por alguna extraña razón también nos recuerda a “Notion” de Kings of Leon.

Este podría tratarse de un regreso a sus primeros trabajos, cuando trataban de definir la esencia de The 1975, aún bajo el nombre de Drive Like I Do.

En resumen podemos decir que A Brief Inquiry Into Online Relationships es un trabajo bastante agradable a primer oído, que puede resultar un poco abrumador al momento de profundizar en sus temas, y puede tomar tiempo de digerir para agarrar el concepto completo. Como hemos dicho al inicio de esta reseña, ésta historia se centra en la perspectiva de una persona que vive en el presente y trata de comprender los cambios abruptos en los que constantemente nos encontramos.

Puede que The 1975 divida opiniones entre los fans de la música, pero debemos aplaudir el esfuerzo por juntar tantos géneros como Rap, Pop, Rock, Jazz, entre otros derivados al mismo tiempo y resultar triunfantes en el intento. Éste se trata del material más complejo y pretencioso de su carrera, con el que se posicionaron como headliners y se autoproclaman como la mayor banda de ésta década. Al mismo tiempo esto resulta contraproducente al tener varios caminos que no se exploran al 100%. Un claro ejemplo de la generación que tiene todo y nada a la vez.

Una carta a los tiempos modernos que tarde o temprano escucharemos en algún futuro y dejará de tener sentido alguno. Mientras tanto servirá para reflexionar en ésta época complicada, donde incluso el Pop tiene un gran mensaje encriptado.

Mientras tanto, Matty Healy ya tiene otro álbum en camino, Notes on a Conditional Form, que saldrá a mediados de 2019, pues asegura que los tiempos cambian y con ello la forma en la que consumimos música, por lo que un sólo disco cada dos años no es suficiente… ¿Será este un movimiento precipitado que frene de golpe el éxito de A Brief Inquiry Into Online Relationships o se tratará de su jugada maestra?

Post escrito por: Aaron Cortes

Post Relacionados