Entrevista /// La libertad de Jehnny Beth

June 11, 2020

Jehnny Beth

Foto Steve Gullick

La libertad de Jehnny Beth

Por moonman

El actual aislamiento derivado de la pandemia mundial parece no sorprenderle tanto a Jehnny Beth, es más, podríamos asegurar que es su segundo retiro ya que el primero lo hizo voluntariamente para poder realizar su más reciente producción To Love Is To Live.

Parecería que está femme fatale (que sobre el escenario sabe perfectamente controlar la energía entre la audiencia y su anterior banda Savages), le gustaría saborear está alimentación de fuerza rodeada de gente todo el tiempo; más bien decidió romper esas invisibles cadenas que limitaban su visión de la vida para comenzar un viaje en donde estaba decidida a conocer la psique humana: desde su lado malvado hasta el más dócil vistiendo máscaras que encarnaron diferentes aspectos para representar un amplio rango del ser humano.

Desde París pudimos platicar con Jehnny Beth sobre la tesis que plantea en su grandioso To Love Is To Live, álbum que sorprenderá por su versatilidad gracias a la confianza que tiene sobre su libertad.



Jehnny Beth

Foto Johnny Hostile

He estado en casa, tratando de hacer algo de trabajo y estar relajada sin preocuparme tanto, en fin, disfrutando mi tiempo. A la vez es difícil porque me mudé a París para buscar aislarme… no soy una persona que salga mucho a bares o a ver otras personas así que no extraño tanto ese contacto. Me hubiera encantado trabajar más en el disco y hacer shows.

La libertad como motor

Lo primero que me vino a la mente al escuchar To Love Is To Live es libertad. Desde el momento que tomaste la decisión de irte de Francia para buscar algo en Londres, esa es una gran expresión de libertad. ¿Cuáles cosas motivaron a Jehnny Beth para empezar una nueva vida?
No siento que lo haya hecho conscientemente. Estaba ansiosa por conocer más, salirme del confinamiento y dejar de sentirme controlada. Siempre quise salir y encontrar en qué me convertiría en adulto al dejar mis raíces, mi educación y el condicionamiento que tuve. Quise ir donde nadie había ido antes y empezar de cero. Es diferente hacer esto sola, porque es más difícil y eres más fuerte cuando estás acompañada.

Es algo parecido con To Love Is To Live, el cual fue más difícil de hacer que un disco con Savages. Tenía el deseo de hacer algo en donde esa voz interior se escuchara y no hacerla a un lado. Significó empezar todo de cero, pero a la vez fue como ser una mamá al defender todos tus ideales como si fuera tu hijo.

Jehnny Beth

Foto Steve Gullick

Esa voz que dice que te movió a hacer algo diferente, es como un motor que te guía a dónde deberías estar
Trato no encontrarme atorada en lo mismo y salirme antes de que sea tarde. Es como estar un paso adelante. Me sentía atrapada en Savages, amo la banda, su música y la libertad de expresión que tenía pero al mismo tiempo sentía que no quería que se convirtiera en algo malo, sabía que debía enfrentarme a nuevos retos artísticos.

Tal vez Savages limitaba esa libertad y te dio la oportunidad con nuevas personas ver cómo esta libertad se reflejaba con otras personas.
Más bien tenía mucha curiosidad y no quería estar atada a un lugar o una banda para saber cómo sería ese viaje. No quería ser ruda. Cuando hice este disco no tenía idea de cómo acabaría, más bien día a día encontraba una tarea que hacer que marcara un nuevo camino.

Jehnny Beth

Foto Steve Gullick

La libertad es inequívoca, no es algo que puedas sujetar porque es como el presente y eso es algo que nunca podrás tener en tus manos.

La libertad no solo radica en elegir entre vainilla o chocolate, más bien es deslindarse de tu familia y amigos para seguir una visión superior. En este disco Jehnny Beth exploró la sexualidad como una forma de comunicarte, la cuál es una de las más abiertas.
Es interesante esa visión de la libertad. Creo que a veces pensamos que es hacer lo que quieras por la ausencia de reglas. Más bien la libertad radica en poder crear tus propias reglas. El disco no trata totalmente sobre la sexualidad, ya que escribí en el libro Crimes Against Love Manifesto (C.A.L.M.) sobre ese tema, es más bien sobre la conducta humana, la complejidad de ser humano y la diversidad que hay en uno mismo. Es un mundo complejo pero tratamos siempre de simplificarlo y quería hacer lo contrario al hacer muchas capas para entenderlo. La clave de la libertad es la intimidad en el sentido de que no todo debe de estar conectado, por eso me interesa saber que pasa a puerta cerrada en tu casa… justo como está pasando ahora. Siento que lo que está pasando nos está trayendo de vuelta a nosotros mismos y a veces tenemos miedo de estar en casa y enfrentarte con quién realmente eres. Estamos enfrentando lo más básico de la vida al no tener a dónde ir o escapar. Puede ser aterrador pero puede ser combustible para tu propio arte.

A veces esta libertad se la damos a alguien más. La naturaleza humana tiene ese lado perverso de querer controlar la libertad de otro.
La maldad es algo de lo que me gustó ahondar en el disco. Me gusta encarnar personajes malvados y usar su máscara. Me obsesiona la relación entre lo bueno y malo porque encuentras la parte de culpa y el poder señalar a alguien más por tomar una postura.

Jehnny Beth

Foto Johnny Hostile

De compositora a autora

Siento que entiendes muy bien por qué se le dio el Nobel a Dylan porque hiciste la transición de escribir canciones a relatos eróticos en tu libro Crimes Against Love Manifesto (C.A.L.M.). Sabes las limitaciones de uno y otro.
Sentí una gran liberación. Primero quería escribir un libro de poesía pero sentí que era aún más restrictivo que las canciones. No pude aterrizarlo porque hay muchas reglas casi matemáticas que no encajaban con lo que quería. En vez de escribir canciones comencé a escribir diálogos y monólogos, no tanto como una plática, sino analizando su forma de pensar. Me comenzó a fascinar describir como una persona entraba a su cuarto. Tuve que aislarme por completo para poder concentrarme, fue algo mágico… ¡Muy parecido a lo que está pasando ahora! (Se ríe).

La labor de un escritor es muy solitaria
Me gusta estar sola. Las cosas cambiaron de cuando tenía 20 años a ahora, antes me gustaba estar rodeada de gente y ahora prefiero tener tiempo para desarrollar mi trabajo. Cuando era joven quería saber la verdad y ahora creo más en los secretos.

Post escrito por: moonman

Post Relacionados