RPM: 55 años de My Generation de The Who

December 10, 2020

the who my generation

Hope I die before I get old:
55 años de My Generation de The Who.

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Para 1965, con los Beatles siendo el acto británico más exitoso del mundo, los Rolling Stones perfilándose como su competencia más cercana, y los Kinks viéndolos desde la barrera, el panorama musical en el Reino Unido parecía estable en su crecimiento. 1965 fue el año de los Swingin’ Sixties en Londres. La mezcla del Rock & Roll con el R&B empezaba a perfilarse como un sonido que varios músicos buscaban y querían tener en sus manos y sus voces. Aunque los Stones y los Kinks ya lo habían comenzado a explorar un año antes, hacía falta una chispa. Algo que terminara de encender el barril de pólvora. A finales del 65, cuatro chavales más greñudos, más ruidosos, más escandalosos que cualquiera de sus contemporáneos hicieron su entrada triunfal y ya nada sonó igual.



My Generation presentó a The Who como la banda que completaba lo que le hacía falta a los otros grupos de la época. Quizá era su particular manera de reinterpretar canciones de James Brown (“I Don’t Mind”, “Please, Please, Please”), o la arrogancia que salía de la voz de Roger Daltrey, su vocalista, en “Much Too Much” o “It’s Not True”. Quizá era la desconcertante yuxtaposición de dulces armonías vocales con lo frenético de la batería de Keith Moon en “The Kids Are Alright”. O que todo eso estaba concentrado en los emocionantes tres minutos y cacho que dura “My Generation”, bajo de John Entwistle, tartamudeo desquiciado de Daltrey, guitarreo impredecible de Pete Townshend incluidos. En estas doce canciones estaba el futuro de un Rock (ya sin el & roll) más peligroso, más peliagudo, más descontrolado. Esta era la semilla que Hendrix, Zeppelin, Sabbath y Cream cosecharían apenas un par de años después. Aquí también estaba recuperado lo sexoso y atrevido que el Rock & Roll primigenio había sido al inicio y se había comenzado a desgastar con los años (“I’m A Man”).

My Generation es un coctel perfecto y embriagante de distorsión primigenia. Es un debut casi impecable, la muestra de los poderes de una banda que sólo crecerían y se fortalecerían con el paso del tiempo. Elvis Costello dijo de My Generation que es uno de los álbumes que mejoran tu vida. No hay duda.

Post escrito por: moonman

Post Relacionados