Entrevista /// El ayer y ahora de Clap Your Hands Say Yeah

February 24, 2021

clap your hads say yeah alec ounsworth

Foto Óscar Villanueva

El ayer y ahora de
Clap Your Hands Say Yeah

Por moonman

Siguiendo con nuestra experimentación de unir dos líneas de tiempo en una sola, ahora juntaremos dos entrevistas que le hicimos a Alec Ounsworth de Clap Your Hands Say Yeah: una fue en 2017 cuando se presentaron como parte de la Semana Indie Rocks y la actual, a unas semanas después del lanzamiento de su nuevo álbum New Fragility.

De forma muy representativa, esta entrevista muestra como vivíamos una realidad “normal” donde nos quejábamos de nimiedades como que si llovió o que si no encontraste los tenis que querías. Ahora, en 2021, sobrevivimos la pandemia en nuestras casas y valoramos lo que realmente importa. A Alec no sólo le afectó esto, sino que pasó por un divorcio que calmó el torbellino de emociones que venía acarreando y encontró resolución en New Fragility, el cual también posee una visión social derivada de los movimientos políticos que ha habido recientemente en Estados Unidos y que inevitablemente se ven reflejados en este nuevo disco.



clap your hads say yeah alec ounsworth

Foto Óscar Villanueva

PRIMERA PARTE

En esta primera parte veremos como Alec de Clap Your Hands Say Yeah recuerda su visita a México, el primer disco que lo dejó marcado y la dinámica de los ahora lejanos conciertos.

Recuerdo que la primera vez que viniste a México, mencionaste que era el concierto más numeroso que habías dado
Sí, fue en el Estadio Azteca. Yo soy un gran fan del fútbol y recuerdo que estábamos caminando al campo a través del túnel y me sentía como Hugo Sánchez en el Mundial del ’86 ¡Fue el lugar donde sucedió “La Mano de Dios”! Entonces tocar ahí se me hacía demasiado. Cuando apagaron las luces en la primer canción, sentía que moría. Era muy pronto para estar en un escenario así pero creo que todo salió muy bien. Luego vino El Plaza Condesa y fue más fácil. Fue íntimo y me encantó.

¿Qué sientes al tocar en lugares pequeños?
¡Lo prefiero! Conectarse en un gran escenario es más difícil porque debes de reconfigurar tu show. Los Flaming Lips tienen sus burbujas inflables para esa cantidad de gente y entiendo que lo hagan así para conectarse, pero en lugares chicos es distinto.

Hiciste la gira de aniversario de tu primer álbum, algunos artistas no lo hacen por ser muy nostálgico, ¿qué redescubriste de esas canciones al reinterpretarlas?
Lo hice por dos razones: la primera me tomó mucho tiempo darle el orden correcto al disco y nunca lo habíamos tocado así; la segunda es que tenía nuevas personas en la alineación y era más fácil y sofisticado presentarlas de una forma más elevada.

Cuando haces un álbum es como hacerte un retrato y ahora que pudiste de ver de nuevo “esta foto”, ¿qué sentiste?
Muy cierto, eso trato de explicarle a la gente. Fue un documento de lo que estaba haciendo en ese entonces. El álbum ha cambiado porque tú has cambiado.

Tuve la oportunidad de ver uno de tus primeros conciertos en Nueva York en 2005, en ese entonces eras un artista independiente y las cosas eran totalmente diferentes ya que ahora la música se distribuye de forma digital.
Aún seguimos siendo independientes tras varios álbumes, sólo que ahora es más difícil porque la industria musical ha cambiado. Somos afortunados porque el internet creó una especie de culto de nosotros alrededor del mundo. Todo lo que necesito son audiencias alrededor del mundo: desde Japón hasta Sudamérica, Sudáfrica, Australia… sabemos que no tenemos una audiencia como la de U2, pero es suficiente.

Lanzaste un disco solista bajo el nombre como Flashy Python, ¿tienes planeado lanzar un proyecto aparte del de Clap Your Hands Say Yeah?
A veces hago cosas para mí con un instrumento como la guitarra o piano. Mi disco solista lo lancé porque casi todos los músicos se encontraban en Nueva Orleans y no sabíamos como nombrar el proyecto por lo que usé mi nombre. Clap Your Hands Say Yeah significa que escribo para una banda.

¿Ese proyecto fue antes o después del Huracán Katrina?
Después, de hecho esa fue la razón para hacerlo porque aprecio mucho a los músicos de Nueva Orleans. Se reunieron varios músicos de la ciudad que estaban pasando un mal rato porque tenían que mudarse de ahí para ir a otro lado como Texas, para ellos no fue fácil porque viven al día y no había clubs en donde tocar, por lo que quería en cierta forma ayudarlos.

En cada disco hay nuevos integrantes, ¿cómo va cambiando la fórmula de Clap Your Hands Say Yeah?
Me gusta trabajar mucho las canciones antes de llegar al estudio. Me gusta demostrar que cada álbum es distinto pero que si los ves de lejos, como en un concierto, encajan perfectamente.

Por el mismo movimiento de integrantes, ¿qué sientes cuando un integrante se va?
Una oportunidad para hacer algo distinto. Es mejor para mí. Si fuéramos los mismos estaría muy aburrido, como los primeros cuatro años de la banda. Me gusta ver lo que los nuevos pueden brindar con su interpretación.

¿Qué cosa has perdido en una gira que hayas lamentado?
Una vez perdí mi pasaporte y unas gafas increíbles de los 60s que un amigo me regaló… también la paciencia y la locura. Eso fue difícil. También he perdido guitarristas pero los lentes y el pasaporte me dolieron más (se ríe).

SEGUNDA PARTE

clap your hads say yeah alec ounsworth

Foto Óscar Villanueva

A través de Zoom, llegamos al presente, una semana después del lanzamiento de. último disco de Clap Your Hands Say Yeah titulado New Fragility que tiene un sonido menos rebuscado y directo. Para Alec, COVID-19 no fue algo lejano, le afectó a sus seres queridos más cercanos por lo que entró en un fuerte periodo de introspección, aparte de su divorcio y el ambiente político y social de los últimos meses de la era Trump en Estados Unidos… todo esto se convirtió en un buen material para sus canciones.

Pasaron los años y no sabíamos que en ese entonces éramos felices. ¿Qué fue lo que pasó antes de que entraras a grabar New Fragility?
Muchas cosas. Cuando Trump fue elegido todo cambió, no solo en el sentido político. Hablarle desde aquí (Estados Unidos) a gente de México u otros países latinoamericanos sobre revueltas sociales se siente un poco estúpido, pero creo que la percepción de nuestro país cambió porque tenemos el poder y la posibilidad de hacer iniciativas que otros no pueden y se rehusan a hacerlo, ese es el problema. También me divorcié en 2019. Desde The Tourist se veía venir ya que fue un disco de ira porque la situación estaba fuera de mi control, mientras que este nuevo disco es de resignación y de abrirse a las posibilidades.

Este disco lo sentí como un proceso de sanación para ti. Las canciones tienen esta cualidad de volverse independientes de ti y volverse como espejos donde ves algo distinto de ti.
Es por eso que los shows son para mi interesantes porque los artistas pueden mostrar su catálogo y llega un punto que sientes que estás interpretando a otro artista porque el tiempo dicta cómo te sentías en ese entonces.

Sobre la canción “CYHSY, 2005”, ¿es una canción que te dedicas a ti mismo pero en 2005?
No. La escribí en un periodo de recolección de cosas que había escrito. La pandemia ha puesto nostálgica a toda la gente. Mi madre tuvo COVID-19 y pensé que no sobreviviría. Cuando lees cuánta gente se enferma y muere, comienzas a ver cómo ha sido tu vida, entonces “CYHSY, 2005” solo trataba de darme cuenta en dónde estaba parado luego del último disco. No sé qué haré para el próximo disco, sólo espero que no lo haga dentro de la pandemia (se ríe).

Un factor que pienso que afectó el disco es la polarización que se ha dado debido a las redes sociales
No sé si sea directamente. Yo no me involucro en mis redes sociales (mi manager y mi equipo tienen un problema con eso). Pero mis “vistazos” en redes no fueron buenos. En las votaciones tenía un sticker de Biden y sorprendentemente una parte de los fans no les gustó. La verdad no me importa si ofendí a alguien, lo que sí me afecta es que ahora tener una opinión sobre algo es contraproducente. Ahora me preocupo por mis hijas, ya que están muy involucradas con ese mundo online, donde importa mucho lo que suceda allá.

Hoy en día debes de construir una vida digital, aparte de la normal
Es muy confuso. El remedio perfecto sería apagar la computadora. Tengo amigos en línea que no son reales. Lo que me gusta es ver a la gente en los shows. También me gusta hablar con gente como lo estamos haciendo ahora, pero no es lo mismo estar en México platicando frente a frente.

Lo bueno de la pandemia es que la gente ahora tiene tiempo para escuchar los discos más detenidamente
Espero que esto se quede en el futuro, que la gente sepa que se hizo con detenimiento. Los servicios de streaming no nos pagan mucho, pero lo bueno es que ahora se pueden dar el tiempo de escuchar con detenimiento la discografía de los artistas.

clap your hads say yeah alec ounsworth

Foto Óscar Villanueva

Esto es bueno porque como músico le inviertes mucho tiempo a los detalles en la producción y ahora sí tus fans podrán ponerle más atención.
Yo lo estoy haciendo de forma compulsiva. Encontré una nota para el disco Some Loud Thunder en donde quería subir el 0.5 del tambor ¡Es ridículo! No hace la diferencia pero quería que tuviera un detalle.

Ya salió hace unas semanas New Fragility, ¿cómo ha sido el recibimiento?
No leo las reseñas aunque sean positivas, siento que no me dicen nada que yo no sepa o que no tengan que ver con lo real. Agradezco que los fans les guste, tengo amigos que me han contactado directamente y creo que esas reseñas son las más importantes.

¿Cuál canción de este disco estás desesperado por tocarla en vivo?
Me gustaría ver como funciona “Thousand Oaks” por la variación con piano que le hice. “Hesitating Nation” o “Where They Perform Miracles” también me da curiosidad de ver cómo funcionan.

Post escrito por: moonman

Post Relacionados