RPM: 15 años de Alright, Still de Lily Allen

July 29, 2021

alright still lily allen

As one door closes, another door opens:
15 años de Alright, Still de Lily Allen

Por Ernesto Acosta Sandoval

Para cuando Alright, Still, el debut de Lily Allen, vio la luz del día a mediados de 2006, la cantante ya había recorrido un largo camino. Uno lleno de cambios de carrera y de rechazos tras rechazos de discográficas. Allen, a sus entonces 21 años, ya había juntado la suficiente experiencia y le había salido el suficiente colmillo para saber que el futuro estaba en otro lado. Empezó a subir sus demos y sus grabaciones a MySpace y en poco tiempo se volvió en una de las primeras súper estrellas en salir de la plataforma y de conformar una fanbase con su página como única plataforma. Lily Allen, pues, fue el prototipo de la estrella Pop que predominaría los siguientes diez, quince años. Sus canciones llegaron a oídos de un aun joven, pero ya con algo de poder, Mark Ronson y de ahí p’al real.



Alright, Still está constituido por casi puras canciones de su primera época, pero retrabajadas y pulidas. Es puro gozo, también. La ingenuidad que de pronto puede dar el primer álbum aquí está casi canción a canción. Allen se burla de sus exes, de güeyes intentando ligársela en bares, de chavas que le echan bronca en la fila del club, y hasta de su hermano. Letras con un sentido del humor peculiar (“Smile”, “Not Big”) y un tono de conversación casual que las hacían inmediatas y frescas, ritmos que iban de un Reggae blanqueado pero efectivo (“LDN”) a algo como una especie de proto-Grime (“Knock ‘Em Out”), pasando por un poco de Ska y Dancehall (“Friday Night”, “Shame For You”).

A la distancia, es esa mezcla ingenua de géneros y letras desmadrosas lo que hace que Alright, Still, en primera, se sostenga, porque su creadora se siente honesta y se divierte en cada una de las once canciones. En segunda, porque catapultó a Allen a la fama que aspiraba. Al menos en el Reino Unido se volvió una súper estrella, de esas que les encantan a los tabloides de la isla, que por momentos parecía rebasada por los escándalos, pero que cada tanto sigue dando chispazos de frescura y dardazos cargados de ironía y mala leche, pero de la chida.

https://www.youtube.com/watch?v=3cpYaZQcWHA

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados