Interpol @ Palacio de los Deportes

May 30, 2022

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Interpol palacio mexico

Foto Óscar Villanueva @TheOzCorp

Una más no es suficiente:
Interpol en el Palacio

Por moonman

Sí, el chiste Interpol y el predial es común estos días, pero es que en su novena visita a la CDMX se sigue confirmando un fiel amor entre la banda y el público mexicano. Es como ver a un viejo amigo o una ex con la que quedaste bien y recordar buenos tiempos y de pasada ponerte al corriente con los nuevo que ha pasado.



Al escuchar hablar a Paul Banks con un muy buen español (radicó aquí un buen rato) se notan esas ganas de recargarse de la energía que solo la CDMX les puede ofrecer, tal vez les remita a ese primer mítico concierto en el WTC o uno de sus tantos festivales donde el público se desborda de emoción con frases como “The trouble is that you’re in love with someone else / It should be me” (seguro algunos sintieron chills al leer esto).

Luego de una muy atinada selección de telonero con nuestros favs Dry Cleaning, que fueron bien recibidos a pesar de que no sonaron tan bien y por un set corto, el concierto inició como la carrera de Interpol: los acordes nostálgicos de “Untitled” que abren su álbum debut. Paul nos da a viso de que Sam Fogarino no se sentía bien y que lo sustituiría un roadie, que la verdad no lo hizo mal.

A pesar de que se les viene encima el lanzamiento de su séptimo disco The Other Side of Make-Believe, del cual solo han dado tres adelantos que tocaron y que aún necesitan cuajar bien, el setlist en esta ocasión se recargó en el Antics, que a 18 años de su lanzamiento sigue peleándose el puesto al disco favorito de la banda junto a su debut.

Se me hizo interesante ver como canciones como “If You Really Love Nothing” de su disco pasado Marauder está sobreviviendo el paso del tiempo al igual que “All The Rage Back Home“.

En esta ocasión el Palacio de los Deportes tuvo un acomodo distinto (que ojalá no se acostumbren a hacerlo) al separar la sección de abajo en General A y B. El público, que ya estaba cerca de los 40 o arriba de ellos, estuvo todo el tiempo reaccionando con sus hits que hoy en día son clásicos. Se me hizo interesante también que en menos de unas semanas viéramos a otro de los pilares de la música de los 00s en México: The Strokes. Ambos tienen canciones poderosas que ya trascendieron el tiempo y que a algunos les provoca recuerdos y a otros simplemente la emoción de escuchar un buen riff o que esa idea escondida en la canción les resuene con su presente. Por eso, aunque vengan cada año, si siguen resonando las canciones pues seguirán llenando recintos y emocionando corazones.

Post escrito por: moonman

Post Relacionados