Opinión: La importancia de un festival llamado Nrmal

March 2, 2015

N5

LA IMPORTANCIA DE UN FESTIVAL LLAMADO NRMAL

Por moonman
Fotos BigIdeas (OzCorp)

La creación de un festival no es una tarea sencilla. Tal vez en el caso del Festival Nrmal el inicio fue una idea clara: la firme intensión de crear un espacio de difusión de propuestas dispersas en el planeta apoyadas por el talento local. Esta mezcla es una pieza clave de la fórmula del festival, ya que no sólo se trata de la ambición de traer a bandas de letras grandes en carteles internacionales, sino también brindar apoyo a lo local, en este caso la ciudad de Monterrey, para demostrar que en México hay cosas igual o más interesantes que en el resto del mundo.

Tras la firme (y dolorosa para algunos) decisión de traer el Festival Nrmal al DF, todo se ha centralizado a diferencia del año pasado, en el que la logística fue complicada pero aún así lograron sacar adelante dos festivales con carteles similares.

Un detalle importante de este año es que el Festival Nrmal no sólo se ha alineado con el resto de festivales independientes interesantes como el Neutral de Chile, Hermoso Ruido de Colombia, Epicentro de Costa Rica o el Levitation (antes Austin Psych Fest), sino que los ha reunido en el formato NODO previo al festival, creando un ambiente de networking en donde la gente pasaba de conocer simplemente un mail o foto de perfil a tener lazos y conexiones personales para afianzar toda esta estructura de plataformas de música nueva y fresca.

Es muy interesante que la experiencia de un asistente al Festival Nrmal es totalmente diferente a la de otra persona, ya que parece que crearon un sistema de “toboganes” en donde según tus gustos ibas descubriendo o sorprendiéndote de ciertas cosas que a lo mejor a tu compañero no le encajaba y viceversa. Y es que el cartel hay que verlo como un mosaico en donde cada pixel tiene una identidad totalmente diferente a la que tiene a un lado creando una visión más amplia y ambiciosa que en otros años no nos habíamos percatado.

Y es que si lo vemos así, el Festival Nrmal recogió lo que otros festivales habían olvidado o no habían podido traer: desde bandas de culto electrónicas que Mutek fácilmente pudo mostrar, hasta el headliner ideal de un Bestia Festival o Festival Aural, o elementos más Pop como Porter o Phantogram.

También es importante destacar el tamaño físico del Festival Nrmal, ya que a estas alturas la palabra “festival” significa masificación y por lo tanto una visión económica más obsesiva que dista mucho en la preocupación por crear una experiencia en el asistente de búsqueda y encuentro.

Así, a seis años de su creación, el Festival Nrmal pinta para convertirse en unos años como un festival de gran formato como el Primavera Sound, donde hay grandes bandas, así como de culto y miles de propuestas que necesitan ser escuchadas que luchan contra un ambiente de nostalgia en donde se valora más una banda mediana de inicios de los 2000s que el próximo sonido que nos volará las cabezas.

Share Button

Post escrito por: moonman

Post Relacionados