Breakbot @ El Plaza Condesa

April 27, 2017

Breakbot

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Wet Baes

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Por AC Tato

Dejé de seguir compulsivamente a Breakbot cuando sus producciones comenzaron a alejarse del sonido de sus compinches de la Ed Banger para adentrarse en terrenos más comerciales, particularmente con la entrada en escena de Irfane, con quien a la postre haría oficialmente un dúo. Pero el groove es una suerte de adicción que una vez que te pica, te atrapa y quieres más y mejor. Y esta era una excelente oportunidad para volver a probar esas mieles no sin dejar de tener un sentimiento de incógnita ante el concierto.

Mientras esperaba el inicio del concierto frente a una pizza, entre sorbo y sorbo de Coca, comenzó a sonar “Baby I’m yours” en el sonido del local. La frescura y armonía del momento fueron la perfecta introducción a la energía colectiva que sentí, unos minutos después, en el breve instante en que se apagaron las luces, surgió un estruendo estremecedor y apareció solo en el escenario Thibaut Berland alias Breakbot, entallado en perfecto traje blanco, para dar una introduccion en los teclados.

La energía colectiva se consolidó con la incursión de la base ritmica de la banda, batería eléctrica y bajo, que arrancaría un groove electro-ochentero que como tren nos llevaría hipnóticamente hasta el final del recorrido. Para tal tarea, merece una mensión especial Jim Grandcamp (Jimbo, para los cuates) guitarrista de Jazz fusión, convertido en bajista en la banda de Breakbot. La banda se complementó con la aparición de un guitarrista y los cantantes Irfane y Yasmin y así se fueron encadenando bloques de cuatro rolas dentro de las cuales sonaron los éxitos “Fantasy“, “My Toy, Get Lost“, la citada “Baby I’m Yours”, y otras, que fueron entonados a ronco pecho por la multitud enardecida. Hubo tiempo también para el regocijo de la improvisación y jams, donde Grandcamp dió cátedra de la técnica slap en el bajo.

Literalmente, o como metáfora de estado de ánimo, hay conciertos para ir vestidos de negro, cuero y botas y hay otros para ir vestido de polo, suetercito y tenis de tela (sin calcetín, por favor) como fue el caso de ayer con Breakbot. Un momento para gozar con el ritmo y ligereza de buena música Pop, que como ningún otro género, hace sentir una unión indescriptible entre los escuchas al entonar coros al unísono o dar pataditas ritmicas en el suelo. Uno acaba haciendo una u otra cosa aunque no conozca la canción.

La música de Breakbot tiene esta peculiar universalidad de códigos generacionales y experiencias humanas, transmitidos de una forma excepcional, que comparte con algunos compatriotas como Daft Punk, Air, Sebastien Tellier o Phoenix y que fuera de Francia es conocido como French Touch, para explicar que unos franceses transmiten con su música, conceptos que pueden llegarle a cualquier persona de cualquer lugar del mundo.

Muy a nuestro pesar, el concierto no duró mucho más que la presentación hecha en el pasado Corona Capital y apenas duró una hora, con un breve encore de dos rolas, pero los asistentes salimos satisfechos de haber llenado nuestras almas con buena vibra en una calurosa noche primaveral.

Share Button

Post escrito por: AC Tato

Post Relacionados