Reseña: Sinking /// Cosmic Giggle

July 5, 2017

Sinking
Cosmic Giggle
Hole Records Records
8.0

Por Tlaloc Ruiz @tlalocorg

Una de las tríos más hipnóticos de este país, Tajak, vuelve a mostrar actividad confirmando sus prolíficas intenciones pero ahora con el debut de su bajista bajo el seudónimo de Sinking: un paquete de electrónica e IDM que nadie vio venir.

Andrés Badán, a quien hemos visto en el bajo de Tajak, así como desde un tiempo atrás detrás de la batería de Has a Shadow, con Cosmic Giggle parece estar dispuesto a conquistar terrenos más envolventes y espectrales que en exploraciones sonoras asociadas al Rock de guitarras.

Lo interesante del proyecto es que si bien la disquera a la que pertenece el músico así como el proyecto que más representa a dicho sello está asociado con la “psicodelia”, en forma de Sinking, Andrés demuestra ser ingeniero en la evolución de las distintas energías y facetas que permean la “música psicodélica”, en este caso beats electrónicos. No era para menos que después de girar exhaustivamente con proyectos donde predominaran guitarras, la enredadera delicadamente tejida en cada canción en este álbum tome su distancia de la distorsión y el ruido rosa.

Lejos de requintos estruendosos y disonantes que puedan caer en lo trillado, el proyecto mezcla influencias difuminando posibles etiquetas como Ambient, Glitch, Dub o Drone para sencillamente ofrecer ocho piezas de muy variados elementos que logran sembrar zumbido en los oídos de manera gustosa, inclusive se logran escuchar algunas voces, o bien, susurros en temas como “Castles of Light” y “Dissolution”.

La dupla de ”Diamond Clouds” y “Death in Ensenada” son circundantes vibraciones para azuzar fibras nerviosas. Imágenes de cabellos como helicópteros a toda velocidad, cuerpos rebotando el uno contra el otro en cámara lenta, guitarras y sintetizadores que se deshacen con el aire. La magia de Cosmic Giggle está expuesta en su sucesión de alucinantes ritmos; La comunión entre cajas de ritmos, feedback y voces funcionan como un solo ente sonoro, no hay un instrumento líder.

Andrés Badán y su Sinking han creado con este lanzamiento una mezcla poderosamente adictiva que te atrapa, te cautiva, que podrían repetirse interminablemente sin causar molestia y sobre todo que funciona como una sola gran pieza de larga extensión.

Share Button

Post escrito por: Tlaloc Ruiz

Post Relacionados