The Get Up Kids @ Bajo Circuito

August 30, 2017

Foto Óscar Villanueva

Por Diego Álvarez Rex

Casa llena y treintones lagrimeando: el debut de The Get Up Kids en México fue más espectáculo por la gente que esperó 20 años para poder ver a una banda que seguramente marcó su niñez o adolescencia y ponerle una “palomita” a su lista de conciertos en cuanto a ídolos del Pop Punk y el Emo se refiere.

En su primer gran gira por América Latina, que arrancó en nuestra capital, la banda hizo lo posible para cubrir favoritas, clásicas, reversiones y tocar lo más posible frente a un foro que tenía gente encima de las mesas y atrabancadas en los costados provocando un hornazo y efecto sauna que muchos no aguantaron. Lo interesante fue ver gente que ya le pegó al tercer y está por visitar el cuarto piso que hoy día pertenece a revistas, promotoras u otras bandas que jamás uno pensaría se les vería en un concierto como este, gente que evitaremos dar nombres para mantener integra su reputación pero músicos de Hardcore, Stoner, Psych, revistas de electrónica, estaciones de radio pop, etc… ¿todos fans de Get Up Kids? ¿todos consumidores de Emo… de closet? Ni idea, pero parece que el lugar para estar anoche fue este concierto.

Enfocándose en Something to Write Home About, la banda no tardó en agradecer la paciencia y la recepción, sobre todo por ver a un público que a todo pulmón cerraba sus manitas y sus ojitos para gritar en “I’m a Loner Dottie, a Rebel”, “Don’t Hate Me” y “Action & Action”. Aunque hubo momentos donde uno que otro valiente hizo el esfuerzo de hacer stage diving la realidad es que la mayoría del repertorio es más para mover la cabeza, desgarrarse las prendas y señalar al aire, aunque no descartemos el hecho de que varios de los asistentes ya no están para esas peripecias y al día siguiente hay que levantarse temprano a trabajar.

Muy similar a las primeras veces de Saves the Day y Circa Survive hace unos ayeres, parece que los promotores locales se están “pilas” con estos grupos que tienen “deuda” con México, y es que estos últimos veces ya vimos a Rancid, Dashboard Confessional, Touché Amoré, el regreso de Rise Against, y sabe cuánta banda de pantalón entubado, zapato de suela plana y camisa negra entallada. En México hay mucho publico para esto, mucho clase-mediero acomodado que invierte en boletos de $400 y foros con cerveza a $100, ¡el Pop Punk si deja!

A pesar de la intensa lluvia antes y después del concierto, la verdad es que era imposible no ver gente inmensamente feliz de tener a la banda por fin frente a sus ojos, intentando hablar español, bromeando sobre su edad y prometiendo no tardar tanto en regresar, al final el concierto fue redondo para quienes soñaron con ese momento. Fin.

Share Button

Post escrito por: Staff MHR

Post Relacionados