Ride + Vaya Futuro @ El Plaza Condesa

October 3, 2017

Ride

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Vaya Futuro

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Por Stephanie Rosales @Phananarama

Aún con el temor de lo que tan solo hace unos días se vivió en el corazón de la Condesa, El Plaza volvió a abrir sus puertas para recibir a Ride y a los fans que se dieron cita para un show del que mucho se dudó si se iba a llevar a cabo.

Con el corazón en la mano y cierta nostalgia en el aire, a tan solo unos minutos de que Vaya Futuro liberara el escenario con su peculiar tema de 20 minutos “El hombre sin cabeza y la danza de los resignados”, apareció la banda con Mark Gardener al frente, poniendo fin a una espera que duró décadas.

Con “Lannoy Point” arrancó un concierto que jamás tuvo un punto bajo, en el que nadie dejó de mover la cabeza o los pies por solo un segundo. La noche siguió su curso no en calma, sino en total estruendo; sobre todo con canciones como “Seagull” que estuvieron a punto de reventar los amplificadores.

Aunque la audiencia era poca, las primeras filas fueron abarrotadas por personas de diferentes edades que se sabían todas y cada una de las canciones, incluidas las de Weather Diaries, el primer disco de la banda en 21 años; que, a pesar del tiempo, suena fiel al Shoegaze que nos conquistó con Nowhere, su álbum debut.

Afuera, las calles se sentían frías y resentidas por todo lo que habían visto en los últimos días, el Parque España seguía fungiendo como centro de acopio y quedaban solo rastros de aquello que alguna vez fue el hogar de alguien. Adentro, canciones como “OX4” y la guitarra de Andy Bell dejaban a flor de piel el miedo de haber estado ahí, el miedo a quedarse y el miedo a irse.

Con “Drive Blind” llegó al final la primera parte del set de Ride, aderezada con promesas de un pronto regreso y agradecimientos por haber esperado tantos años con el mismo amor. Solo unos minutos desapareció la banda tras bambalinas y volvió para finalizar con “Leave Them All Behind”, “Like a Dreamgirl” y el clásico “Chelsea Girl”.

Sin más, se nos fue entre los dedos cerca de hora y media de show. El primer concierto de El Plaza Condesa tras los días más difíciles que hemos vivido en los últimos años y también el primero de muchos otros que seguimos sin saber si algún día podremos volver a la normalidad.

Share Button

Post escrito por: Blogger invitado

Post Relacionados