Reseña: Monstruos del Mañana /// Tenquén

May 16, 2018

Monstruos del Mañana
Tenquén
Independiente
7.7

Por Tláloc Ruiz @Tlalocorg

En lo nuevo del Rock latinoamericano es muy difícil evitar obvias referencias a Soda Stereo, Zoé, Hello Seahorse o Caifanes. En Tenquén, Monstruos del Mañana hace un poco de eso, pero mejor no hablemos de lo malo porque eso está de sobra cuando lo bueno es ultra disfrutable.

En cuanto comienza Tenquén, podemos escuchar un poco del pasado del Rock en tu idioma, mezclado con sonidos “modernos”, los cuales son muy parecidos a lo que hace Foals, hasta ahora no hay nada interesante. Pero desde el principio las letras te adentran al concepto del disco, cada persona es una isla.

Rodrigo, Enrique, Melisa, Claudio y Nicolás, en su mayoría estudiantes de música clásica, empiezan a demostrar destellos de originalidad en “Los Ahogados”, donde empieza a sonar la cadencia de la música latinoamericana, la síncopa y el tumbao. Aún se puede escuchar ese toque moderno indie, pero ya no es tan frecuente.

Adentrarse al interior de Tenquén es más sabroso cuando hay vibraciones que te guían a vivir un buen viaje, “Lixo do Pacífico” es ese ritual perfecto. Aquí es donde las sensaciones psicodélicas comienzan a inundar nuestra mente, nos hipnotizan con alucinantes percusiones etéreas que se dividen en místicas secciones rítmicas de 7:22 minutos.

Imágenes perturbadoras, escenarios demenciales y sabrosos sonidos amazónicos descarados, nos hacen retorcer el cuerpo lentamente como si entráramos en un leve trance. Con 8:16 minutos, “Quitasueño” nos llena de escalofríos en los primeros instantes y para después envolvernos en atmósferas espaciales.

El Puerto” dura apenas 2:58 minutos, pero su calma y relajación a ritmo de son pueden fácilmente mezclarse con “Mpanga”, la cual es un río sonoro donde uno puede flotar cómodamente. Esta octava canción de Tenquén, -que marca 9:27 al finalizar- comparte sonidos del Folclor latino que logran dibujar en nuestras mentes frescos escenarios tropicales.

Lo que más celebramos en Tenquén es la inventiva de las canciones de larga duración, pues le dan más poder al concepto de su álbum debut y además nos hacen sentir algo en el cuerpo. Definitivamente es una banda con mucho potencial que vale la pena seguirle los pasos y además nos llena de curiosidad presenciar su desempeño en vivo.

Share Button

Post escrito por: Tlaloc Ruiz

Post Relacionados