Fobia: un pastel de 30 años @ Palacio de los Deportes

June 30, 2018

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Foto Óscar Villanueva

Por moonman

A finales de los 80s comenzó un gran movimiento en el Rock mexicano. Se quedaba atrás el oscurantismo que reinó durante muchos años y los plastificados grupos de Pop encontraron un complemento en el Rock.Ya sea Caifanes, Maldita Vecindad o Fobia, representaban una nueva juventud queriendo expresarse lejos de sintetizadores y letras bobas traducidas al español.

Mientras unos optaron por hablar del asfalto de la calle o el misticismo mexicano, Fobia fue más “ordinario” al hablar con metáforas de cosas ordinarias con un gran ritmo que, como muchos de sus colegas, estaba fuertemente influenciado por The Cure en sus inicios.

A 30 años de que surgiera esa propuesta que fue evolucionando como uno de los ejemplos más sólidos del Rock Pop mexicano, era necesario festejarlo por lo que la alineación previa su último disco decidió regresar, ya que en la última etapa sólo quedaron Leonardo de Lozanne y Paco Huidobro.

Por primera vez en sus tres décadas tuvieron un Palacio de los Deportes sólo para ellos y luego de que hace algunos años recorrieron literalmente toda su carrera en el Fobiarama de El Plaza Condesa, encontraron cuáles joyas perdidas son las más efectivas para crear un setlist que incluyera sus grandes hits con rarezas que complementaron muy bien la noche.

A pesar de que Leonardo agradeció a los asistentes al compartirles una “rebanada de pastel” del festejo, nos quedamos con ganas de un discurso más emotivo o de que la interacción entre ellos fuera igual de emotiva que la noche.

Uno de sus invitados especiales fue el productor Óscar López, quien produjo algunos de sus discos más representativos y los acompañó en los teclados. Al terminar su participación, no dudaron en reunirse para tomarse una selfie y dejar un recuerdo de ese momento.

Lo interesante de esta noche de festejo fue escuchar cómo fue evolucionando su sonido y letras: desde lo oscuro de “El Crucifijo“, lo vale madres de “Dos Corazones” hasta las épicas “Hoy tengo miedo” o “Vivo“. No hay duda que han dejado un puñado de canciones para el colectivo musical que en cuanto comiencen a sonar, todos las cantarán.

Para los que se quedaron con ganas de ir, aún hay boletos para la nueva fecha el 21 de septiembre.

Post escrito por: Staff MHR

Post Relacionados