Corona Capital 2018: Sábado

November 18, 2018

Ambiente general

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Robbie Williams

Foto cortesía César Vicuña (OCESA)

Foto cortesía César Vicuña (OCESA)

Foto cortesía César Vicuña (OCESA)

Foto cortesía César Vicuña (OCESA)

Foto cortesía César Vicuña (OCESA)

Por Aarón Cortés

Después de 12 largos años de ausencia, Robbie Williams volvió a la Ciudad de México con un escenario Corona lleno de gente que ya lo esperaba con ansias. Y al igual que en su presentación en Guadalajara hace unos días, la canción encargada de abrir el concierto fue “The Heavy Entertainment Show”, dando pie a un espectáculo con bastante interacción entre la gente.

Y es que con ese ácido sentido del humor que lo caracteriza, Robbie Williams dio largos monólogos en los que nos explicó cuánto había pasado en su vida durante tantos años sin visitarnos, incluyendo la historia de sus hijos para introducirnos a “Love My Life”. De hecho, aprovechó para burlarse del entusiasmo de la gente, quienes gritaban antes de que siquiera terminara de decir la frase, por lo que terminó lanzando números de años al azar.

Entre los cover que escuchamos hubo un homenaje a George Michael con “Freedom 90”, aunque también hizo una especie de mashup donde puso a todos a corear algunos de los más grandes hits como “Take On Me” de A-ha, “Staying Alive” de Bee Gees, “Rehab” de Amy Winehouse, entre otros. Cabe destacar que también se burló de que la gente no se supiera las de Prince, o aquellas que cantaba cuando formaba parte de Take That.



Robbie también eligió a una fan del público, y luego de poner a prueba sus conocimientos, la subió al escenario para cantarle “Somethin’ Stupid” mientras se sentaba en sus piernas. Si esto no fue suficiente para emocionar a la chica de 24 años que viajó desde Guadalajara para verlo (suponemos que por segunda vez), también le dio un beso en la boca, jurando que su esposa jamás se enteraría porque él estaba en México.

Al igual que el público, se notaba que el cantante estaba muy contento de estar ahí e incluso lo dio a conocer, asegurando que en otras ocasiones cuando la audiencia es mala ni siquiera les dice que les quiere y se limita a cantar e irse. Entre tanto hits pudimos apreciar el regreso de “Tripping” al setlist, momentos emotivos con “She’s the One” y un gran espectáculo visual en “Feel”.

Aunque definitivamente uno de los grandes momentos fue cuando las bailarinas llegaron al escenario, con esa nostalgia futurista noventera en sus vestuarios para dar inicio a “Rock DJ”. Una de las canciones más esperadas del Corona Capital 2018, que llamó la atención hasta de los vendedores que paseaban por la zona.

Después de esto hubo otro par de encores en los que Robbie Williams nada más no abandonaba el escenario, porque aún no había cantado “Better Man” y “Angel”.

Un show de más de una hora y media de duración bastó para callar a todos aquellos que cuestionaban el porqué Robbie Williams fue uno de los headliners de este año, con una gran producción sin necesidad de exagerar en los detalles, ya que la atracción principal era el hombre de cabello canoso y cejas pobladas, que se paseaba de un lado a otro.

Probablemente tendremos que esperar otro par de años antes de que regrese, pero podemos decir que -por ahora- supo compensar bastante bien su ausencia.

The Chemical Brothers

Foto Alejandro Meléndez

Foto Claudia Ochoa

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Lorde

Foto Claudia Ochoa

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Por Aarón Cortés

Creímos que nunca sucedería, pero Lorde eligió a nuestro país como la sede del último concierto del tour Melodrama. Un álbum que presentó durante casi dos años en todo el mundo y finalmente era nuestro turno de escucharlo en vivo.

Las luces del escenario Doritos se apagaron mientras el coro “night, midnight, lose my mind” sonaba una y otra vez, introduciendo a los bailarines listos para el estruendoso inicio de “Sober”. Ahí estaba Lorde, como el centro de una elaborada coreografía y vestida con un atuendo blanco lleno de pequeñas lunas negras, paseándose por todo el lugar ante el público mexicano.

Tanta emoción entre la gente la dejó cautivada y con una gran sonrisa y brillo en los ojos, nos contó lo entusiasmada que estaba de ver al público después de cuatro años de ausencia, feliz de compartir con nosotros su último concierto en un muy buen rato. De hecho, para Lorde la conexión con sus fans fue una parte de suma importancia, asegurando que hablaría mucho porque iba a extrañar los escenarios.

Fue así como con contó la historia de canciones como “The Louvre”, con un discurso sobre tener un crush y sentir tantas cosas por esa persona, además de dar la bendición a todos para que tengamos suerte en el amor. También compartió su dolor en “Liability” y lo emocionada que estaba al momento de escribirla, pues sabía que tarde o temprano la gente cantaría con ella ese teme que le recuerda a una etapa dura en su vida, y cómo antes no tenía amigos y sufría mucho pero ahora se siente acompañada por la audiencia.



En sólo 16 temas, Lorde jugó con nuestros sentimientos al darnos una mezcla particular que nos llevaba desde canciones del primer disco “Buzzcut Season”; “Magnets”, la colaboración que hizo con Disclosure en 2015 ideal para bailar; y piezas de Melodrama como “Writer in the Dark”, para la que se sentó en el escenario dándonos un toque muy íntimo que mostraba lo importante que era ese momento para ella.

Pudimos notar pequeños fallos en la pantalla principal con un retraso de imagen, aunque esto no fue impedimento para que Lorde nos diera uno de los mejores shows del primer día del Corona Capital 2018, pues toda la atención se concentraba en ella y los bailarines. Y es que cuatro años después y con tantos hits nuevos, nos demostró la madurez y evolución en su performance que va más allá de interpretar las canciones que todos esperan. La gente tuvo tanto tiempo para aprenderse las letras, que hubo muy pocos espacios de silencio entre los asistentes (al menos en nuestra zona).

Otra cosa que debemos destacar es que a pesar de la importancia de “Royals” en su carrera, para su último show antes del tercer álbum, Lorde eligió a “Green Light” como la pieza de cierre. El tema con el que comenzó esta etapa de su carrera, dedicado a los corazones rotos que sólo quieren divertirse para quitarse el sabor amargo de la vida. Lorde aseguró que iba a extrañar interpretarla cada noche y que quería que todos se volvieran locos antes de irse.

Un equilibro perfecto entre sus dos álbumes, dando más peso a la gira en turno pero sin descuidar los himnos que levantaron su fama como “Team” (que cantó desde el pit de foto para estar más cerca del público) y “Tennis Court”.

Lorde es una de las artistas pop más fuertes del momento que, sin necesidad de traer su complejo escenario colgante, sabe cómo mantener un show y hacer que cada persona se sienta especial por estar ahí. Una experiencia llena de emociones que remiten a amores del pasado, el miedo a crecer y tener que escapar de nuestros problemas (aunque de forma efímera) en las fiestas y el mundo de los vicios. La transición entre el mundo adolescente y el mundo de los adultos, con beats pegajosos que seguiremos cantando semanas después del concierto.

Gracias Lorde, por convertir al Corona Capital en otro de tus “Perfect Places”.

Friendly Fires

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

The Jesus And Mary Chain

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

The Kooks

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Foto Alejandro Meléndez

Por Aarón Cortés

Una vez más tuvimos la oportunidad de ver a The Kooks en el Corona Capital 2018, ahora con un nuevo disco que al regresar a sus raíces, también reavivó algunas canciones del pasado. Durante la primera media hora del concierto pudimos disfrutar de algunas de sus primeras canciones como “She Moves In Her Own Way”, “Ooh La”, “If You Don’t Love Me” y “Always Where I Need To Be”. Aunque también hubo una mezcla de ritmos con canciones de Listen como “Bad Habit”, que encajaban con el bajeo Funk de “All The Time” de Let’s Go Sunshine. Por lo que en lugar de saturarnos con las nuevas canciones, crearon una gran combinación de temas para alimentar nuestra nostalgia de Indie Rock.

børns

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Panic! At The Disco

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Luego de utilizar el gran cover que Weezer le hizo a “Africa” de Toto como intro, Brendon Urie tomó el escenario con un gran estallido lleno de serpentinas (que se quedaron atoradas en los árboles) y una gran sonrisa al ritmo de “Don’t Threaten Me With a Good Time”.

A pesar de tener un setlist limitado a una hora exacta (cabe destacar que este año el festival respetó demasiado los tiempos), no fue impedimento para gozar la energía que rondaba el lugar. Y es que sus fans se las arreglaron para repartir corazones de colores a todos aquellos que fueran a Panic! At The Disco, con unas cuantas instrucciones para darle uso e “iluminar” a la banda.

Por otra parte, Brendon Urie nos demostró el poder de su voz con extraordinarios gritos y falsetes en todas las piezas. Pero si alguien dudaba de sus habilidades, aprovechó el reciente estreno de la cinta Bohemian Rhapsody, para interpretar cover al himno de Queen del mismo nombre. Aquí pudimos apreciar en todo momento cómo moduló su voz para rendir un homenaje digno de presumirse, mientras la gente cantaba a todo lo que da.

También hubo tiempo de ponernos nostálgicos con algunas de sus primeras canciones como “I Write Sins Not Tragedies” y “Nine In the Afternoon”, así como algunos hits recientes entre los que encontramos “High Hopes”.

A comparación de otros actos de la noche, Panic! At The Disco tuvo poca interacción verbal con el público, pero pudimos apreciar algunos regalos que fueron lanzados al escenario como las dos banderas LGBTI que Brendon utilizó en su cuello, y una diadema con cuernos que llegó justo a tiempo para “Emperor’s New Clother”, como referencia al video.

Si esto no fue suficiente, luego de enterarnos que Halsey estaba entre el público del festival por sus historias de Instagram, la gran sorpresa fue cuando apareció en el escenario para interpetar “I Write Sins Not Tragedies”, como parte de ese cierre con broche de oro que posteriormente culminó con “Victorius”. Vale la pena recordar que Halsey ya se había presentado en el Corona Capital, hace ya tres años.

No importa cuántos años pasen, Panic! At The Disco tiene una base de fans sólida en nuestro país, que seguirán dispuestos a asistir a todos sus conciertos porque son un espectáculo digno de ver.

Bastille

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Jenny Lewis

Foto Alejandro Meléndez @alexmelom

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Atlas Genius

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Atlas Genius llegó al Corona Capital 2018 durante la transición climática en la que todos guardamos los lentes de sol y sacamos las chamarras, mientras el atardecer nos deleitaba con sus colores. Qué mejor compañía para este hermoso paisaje que la música de la banda australiana, quienes interpretaron cada pieza con alegría y algunos arreglos para mantener el ambiente prendido durante una hora, previo a Panic! At The Disco!. Además de himnos como “Trojans”, también se aventaron un cover a Dead Or Alive con “You Spin Me Round”, y pudimos escuchar algunas de las canciones que formarán parte de su próximo álbum. Por lo que podemos decir que recibimos un trato bastante especial.

Pond

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Now, Now

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Clairo

Foto Claudia Ochoa

A pesar de que fue uno de los primeros actos del festival, Clairo nos sorprendió con la cantidad de gente que llegó temprano al escenario Levi’s Tent para bailar con sus canciones (más que en Gus Dapperton). Un juego de luces sencillo y una pantalla que proyectaba su nombre, bastaron para prender el ambiente antes de las 4 de la tarde, con el gran cierre a cargo de sus hits “Pretty Girl” y “4EVER”.

Gus Dapperrton

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

En su primer show en México, Gus Dapperton se encargó de abrir el escenario Doritos con el sol a todo lo que daba, mientras la gente buscaba un lugar entre la sombra con tal de estar ahí. El músico estadounidense saltó de un lado a otro, agitando su cabello decolorado e interactuando (aunque brevemente) con el público. Y aunque escuchamos canciones como “Prune, You Talk Funny”, Gus eligió su último sencillo, “World Class Cinema”, con esa vibra alegre perfecta para el calor.

Pale Waves

Foto Claudia Ochoa

Foto Claudia Ochoa

Post escrito por: Staff MHR

2 thoughts on “Corona Capital 2018: Sábado

  1. Pingback: The Chemical Brothers @ Pepsi Center WTC - Me hace ruido

  2. Pingback: Friendly Fires anuncia su álbum Inflorescent - Me hace ruido

Comments are closed.

Post Relacionados