Reseña: Protomartyr /// Ultima Success Today

August 13, 2020

protomartyr ultimate success today

Protomartyr
Ultima Success Today
Domino Records
8.0

Música para resistir

Por Alejandro Ramírez @le_fraktal

Day Without End”, levántate, tienes que seguir haciendo home office, el único esfuerzo que tienes que hacer es cambiar de habitación, olvídate del tráfico y del caos, tal vez eventualmente volverás a una rutina normal, pero mientras, deja que un disco ponga buen ánimo a un día que parecerá que no tiene final: “This is the dawning of the day without end, when fear steps into light. I’ve been planning for this day all my life. Or have I not?”.

Y es que el miedo nos sigue abrazando y no nos deja levantar, y los discos que han salido hace tiempo parece que se escribieron justo ayer para describir el día de hoy, uno más de un calendario afligido y repetitivo. Pero luego suena “Processed by the Boys” en esta suerte de nuevo Rock que se niega a morir. Y es que las guitarras con reverb y las voces que parecen dar discursos en vez de coros fáciles de aprender, nos hablan de esta dictadura que resiste: la de las guitarras que se complementan mejor que las parejas que se han separado durante la pandemia, al bajo que guía una marcha fúnebre, a la batería y sus redobles lúgubres, a instrumentos de viento que aparecen de la nada como esa alerta sísmica que ya no queremos volver a escuchar.



Un feedback de Protomartyr que nos induce a la furia, al desato tan necesario, a la rabia provocada por lo que nos han quitado, “I Am You Now”, trato de estar contigo pero me alejas, y cuando me he alejado, me quieres de regreso, y le damos un sentido propio a una lírica que no nos pertenece, pero la música nos hace parte de la astucia y furia de Protomartyr al desquitarse con sus instrumentos. “The Aphorist” y su sonido que nos remite al Darkwave, “June 21” se ha ido, el año sigue muriendo, la ansiedad aflorando como las evoluciones de este track: la voz en nuestra cabeza que no se calla cuando tratamos de dormir, el bajo como la arritmia que nos provoca fumar demasiado, y el ambiente sonoro sombrío como el panorama actual. Días buenos y días muy malos.

Michigan Hammers” cual ánimo de protesta y tomar las calles de las ciudades en la forma como se debe, no en la ridícula alteza de un automóvil: destruye, quema, saquea, pinta ACAB con aerosol negro, evita ser capturado por los policías vestidos de civiles. Portland, Seattle, Hong Kong, Minsk, campos de batalla entre edificios, con un solo bando armado. “Tranquilizer” cual ironía porque estamos más alterados que de costumbre, y esa línea de bajo provoca que queramos romper algo, pero solo podemos hacer air guitar, headbanging que tanto hace falta, un slam interno con sana distancia, y volvernos locos ante el frenesí instrumental.

Modern Business Hymns” para entender que aunque desapercibido, este es un disco que nos hacía mucha falta, un respiro a lo habitual, algo opuesto a ese lo fi que nos ayuda a dormir, pulsión y apreciación, y esa voz a veces maldita que nos habla directa y confusamente, y sin tapa bocas.

Bridge & Crown”, como la música de fondo de un carrusel que acarrea cadáveres de lindos caballos en estado de putrefacción. Qué tanto nos ha dejado Joy Division, todo lo que le debemos hasta hoy a Bauhaus, lo que alguna vez hizo Glassvegas antes de desaparecer, lo que nos recuerda a The Twilight Sad.

Worm in Heaven” como réquiem de un disco tan bello y necesario como Ultima Success Today de Protomartyr: “So it’s time to say goodbye, I was never too keen on last words. Hope I said something good”. El gusano en el cielo que en la tierra nos devorará, un cuerpo muerto que dará vida a la tierra, tan lejos de la gracia y tan cerca del olvido. Flores para quien consideramos muerto aún en vida, un arma blanca para defenderse, nunca para hacernos daño a nosotros mismos, porque las flechas dirigidas a la espalda seguirán surcando la distancia y el tiempo para herirnos, y debemos resistir. Siempre resistir.

Post escrito por: Blogger invitado

Post Relacionados