Reseña: Dënver /// Sangre Cita

October 7, 2015

denver-sandre-cita-portada

Dënver
Sangre Cita
Umami
7.9

Por Eduardo Crawffordd @crawffordd

Hace dos años, nuestros corazones latían al ritmo de Fuera de Campo (Precordillera 2013), donde Dënver sonaban al ritmo del Indie Pop orquestado por el romance y el dramatismo humano. Con este álbum, su fuerza mantenía el teenager con el que lograron conquistar a muchos fans y es por eso que es una de nuestras bandas chilenas favoritas.

Sin decir que fue una corta o larga espera para que lanzaran un nuevo material, Dënver tomó el tiempo suficiente para poder darle la fuerza y energía para que el dúo regresara masterizado de forma fantástica. Lanzando apenas hace unos días, Sangre Cita (Umami 2015) es un disco totalmente diferente a lo romántico-real que habíamos escuchado antes: Dënver nos miran desde la cima para ponernos a bailar.

Dejándonos encantar con “Los Vampiros” y “Mai Love” –sencillos que lanzaron cuando anunciaron el lanzamiento de su nuevo disco y que, por razones muy lógicas, estamos seguros estarán sonando en todas las estaciones de radio, iPod y hasta en el MP3 de tu mamá- pudimos sentir una banda con mucho más fuerza.

Experimentando nuevos sonidos y sintetizadores que destapan una esencia no escuchada por Dënver, Sangre Cita hace vibrar y pasa a la banda de algo orgánico a algo sintético y especializado en la energía de lo artificial. Y si hay algo que reconocer es que no pierden en ningún momento su autenticidad. Enfrentándose a nuevos desafíos, “Bola disco” es un “En medio de la fiesta” recapitulado o “segunda parte”.

Dándole recorrido al álbum y encontrarte con la especialidad de la banda en tonos poperos desde Música, Gramática, Gimnasia en “Yo para ti no soy nadie” es un verdadero placer. La canción es contagiosa y desata logros que la banda le faltaba alcanzar en su último disco ya citado.

Checa nuestra entrevista con Dënver

La última canción” y “Noche profunda” nos regalan la parte tranquila y nocturna del material, donde los grises hacen el balance perfecto del disco, situándonos en los momentos más estériles de la vida. Definido también como la parte del bajón de la fiesta, donde todos se abrazan y unos quedan solos, pero hasta para ellos hay un espacio.

Este espacio llega con “Los Vampiros“. Uno de los sencillos que nos dieron la chispa tremenda de la super fiesta weona que nos esperaba con Sangre Cita. Poniéndonos a bailar y estremecer las piernas, esta rolota da fuerza con la voz de Milton que se escucha más madura y al mismo tiempo nos contagia de la letra. Acompañado del cantautor (me llamo) Sebastián, sobresalta la insistencia adolescencia por querer comerse el mundo.

Finalizando el disco, “Lava” (acompañado con Fanny Leona) y Sangre Cita, casi título del disco, dan cierre a la fiesta, donde algunos de los temas explorados de todo el material –como la urgencia de la juventud o la sexualidad sin tabús están presentes- quedan abiertos a nuevas aventuras. Un disco exquisito, lleno de autenticidad por parte de la banda y contagioso por la mezcla sonora que atrae. Un gran paso de “secundaria a prepa”. Bien por Dënver.

Descarga gratuita por una semana en este enlace

Share Button

Post escrito por: Eduardo Crawffordd

Post Relacionados