Chetes: 20 años @ Teatro Metropolitan

May 15, 2017

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Foto cortesía del artista

Por Mafer Menendez @Maryffer89

El viernes, Luis Gerardo Garza Cisneros, Chetes, celebró sus primeros 20 años de trayectoria tirando la casa por la ventana con una gran producción, despliegue de talentos y amplia variedad de éxitos y sencillos de su carrera, creando una noche épica tal como él mismo lo mencionó desde el escenario del Metropolitan.

La noche inició despacio, con un Metropolitan que poco a poco fue llenando todas las localidades mientras arrancaba Gran Sur, agrupación telonera de reciente creación conformada por la cantante Sofi Mayen y los consagrados Elohim Corona, Iñaki y Cha!, presentaron su particular proyecto hace apenas unos días; el cual va con una diversidad de instrumentos, desde sintetizadores hasta jaranas, creando un sonido muy nacional y Western, encabezado por una estupenda voz. Música pegajosa, sonidos familiares y el estilo mexicano, bien pensado para llegar a un público seguro en el mercado.

Aplausos y silbidos despidieron a Gran Sur para darle paso al intermedio en el cual se preparó todo para que llegará Chetes al centro del escenario alrededor de las 9:30PM, en donde se veía una marquesina con el nombre del cantante entre llamativos brillos y luces.

Con el estilo siempre clásico de Chetes, lentes oscuros y traje blanco, el homenaje a su propia carrera inició con “Arena” y con la canción, vinieron una oleada de éxitos, nostalgia, recuerdos y rock desde la época de Vaquero y Zurdok, hasta las colaboraciones y los más grandes éxitos del regiomontano.

Las sorpresas iniciaron desde el momento uno con el recuerdo de “Estático”, rockeando como en los inicios y dándole la bienvenida al primer invitado del prometedor desfile de músicos, Luis Humberto Navejas (Enjambre) para entonar “Abre los Ojos”.

Vino Gil Cerezo de Kinky, continuando con el Rock y dejando en el escenario una mezcla potente y muy aplaudida, para continuar recibiendo poco a poco a una decena de personalidades entre los que estuvo Jay de la Cueva, gran amigo del músico y Rodrigo Guardiola, compañero con quien entonó entre una severa ovación “Sunshine” del entonces proyecto Vaquero.

Cada invitado con su particular estilo, engrandecieron y homenajearon las canciones de Chetes, llenando de diversidad cada presentación. Cada quien tuvo su momento de brillar y aportó algo especial a la noche, lo que el público agradecía, pues cada versión se iba reconociendo y era un deleite de sonidos, voces y personalidades que llenaron el escenario de pies a cabeza.

El público iba desde los fans de hueso colorado que brincaban y sentían las letras, hasta los seguidores más jóvenes y los dedicados que guardaban cada momento en su récord de la nostalgia de 20 años que han hecho de Chetes un grande de la industria en nuestro país.

El momento íntimo y cursi llegó con Carmella, su esposa y madre de sus dos hijos, con quien entonó “Nosotros Dos”. La explosión de talentos se dio con Meme, con quien “16 de Febrero” resonó y retumbó por todo el teatro, el encanto y brillo de ambos arrancaron una de las mejores ovaciones de la noche.

Cerrando la noche entró Carla Morrison, a quien Chetes reconoció por haber hecho un sensacional cover de su canción y la invitó a entonar “Que me maten” del Blanco Fácil, sus voces se mezclaron armoniosamente y fueron llevando el show al final.

Completamente” y serpentinas coloridas cayendo del techo cerraron hasta ese momento la inmejorable noche de Chetes, ya todo era fiesta, abrazos y recuerdos.

Tras una primer despedida, el regio regresó con “Querer” y para dejar en claro la versatilidad de su talento vino un cover de la canción “Si tu no vuelves” de Miguel Bosé. El “ole, ole ole ole Chetes” emocionó al músico, quien se despidió con “Efecto Dominó”, un jam de clausura y la invitación al escenario a todos los invitados quien sinceramente si fueron muy especiales y muy bien seleccionados para cada momento del concierto. Este fue el momento del agradecimiento, los gritos, abrazos, la despedida oficial y la foto del recuerdo del que para Chetes seguramente ha sido uno de los mejores momentos, sino es que el más especial, de su carrera.

Share Button

Post escrito por: Mafer Menendez

Post Relacionados