Entrevista /// Kongos y su paso por la CDMX

June 15, 2017

Foto Óscar Villanueva

Por moonman

Tal vez recuerden a la banda compuesta por hermanos Kongos como los que musicalizaron el video del trailer del Corona Capital 2014 o por su canción “Come With Me Now” que fue usado en muchos comerciales y películas. Eso fue durante la época de su disco Lunatic, el cual los catapultó para ser conocidos en otras latitudes del mundo; y es que curiosamente ellos tienen una visión global en su música ya que su padre John Kongos es un músico sudafricano que les inyectó el amor por la música del mundo y no tanto por lo mainstream, de ahí que en su música encontremos destellos de ritmos distintos.

Hace unos meses Kongos visitó México como parte de su gira latinoamericana, en donde grabaron un pequeño video de agradecimiento en cada ciudad que visitaron: desde Sao Paulo, Lima, Bogotá, Santiago, Buenos Aires y obviamente la CDMX. Siguiendo con el amor de su padre para recolectar música de alrededor del mundo, hicieron un playlist especial de las canciones latinoamericanas que fueron encontrando que podrán escuchar al final del post.

En una visita relámpago, Kongos se dio un pequeño espacio para que platicáramos con ellos sobre su nuevo álbum Egomaniac, la rivalidad entre hermanos y sus documentales musicales favoritos.

Foto Óscar Villanueva

Tal vez muchos no lo sepan, pero Kongos tiene una estrecha relación con África
Hay una gran riqueza musical en África y ha sido una gran influencia para nosotros. Es muy feliz, mas no cursi; lo feliz normalmente es muy ñoño pero en Sudáfrica es muy festivo y cool.

Las percusiones africanas apelan a la parte primitiva del ser humano
Claro, puedes sentir la historia de la Tierra ahí. Científicamente, el ritmo es lo primero que escucha uno y la música africana tiene los mejores ritmos porque son muy instintivos y en la cultura occidental tratamos de ignorar el instinto al concentrarnos en las armonías.

Su padre ha sido el tutor de ustedes porque les inculcó la música desde niños
Nos sentimos afortunados. La otra vez estábamos platicando que siempre que se nos ocurre una nueva idea, escuchamos lo que ha hecho nuestro padre y nos damos cuenta de que ya lo había hecho (risas). Él también es un gran recolector de música alrededor del mundo, tiene una gran colección por lo que nosotros nunca estuvimos tan apegados a la música contemporánea porque su colección musical estaba disponible para nosotros.

¿Les gustó cómo Happy Mondays reversionaron a su padre?
No tanto. Nos da gusto que hayan tenido un éxito pero no creo que hayan entendido la esencia de lo que quería decir nuestro padre.

Históricamente los hermanos en la música han tenido roces muy fuertes: desde los Gallagher hasta los mismos Kings Of Leon, pero ustedes se ve que se llevan muy bien
La verdad es que solo ponemos buena cara (risas). Lo que es cierto es que siempre discutimos constructivamente. Ver cómo se pelean los hermanos en la música es muy deprimente porque a final de cuenta son familia. Nosotros no permitiremos que eso pase… aunque hay tiempo para que pueda pasar (risas). Hay muchos egos pero eso produce un buen avance en lo que estemos trabajando.

Foto Óscar Villanueva

Los hermanos puedes ser tus mejores amigos y enemigos porque conocen muy bien tus debilidades y a la que eres bueno
Es una espada de doble filo.

Después de que terminaron la gira del disco pasado, ¿cómo se sintieron?
Queríamos más. Giramos con Kings Of Leon y nos influenciaron mucho porque dan un muy buen show. Nos sentimos afortunados porque todo funcionó de maravilla pero queríamos llegar a ese siguiente nivel.

¿Cuáles elementos agregaron a este nuevo álbum? Porque suena muy diferente y conciso que el pasado
Fue intencional porque en Lunatic no teníamos ninguna expectativa de triunfar y no sabíamos como hablar en los medios. Con Egomaniac nos sentimos muy orgullosos porque las canciones tienen una intensión y un mensaje. Tal vez en 10 años tenga una mejor opinión de lo que hicimos con este álbum.

La primera vez que escuché de ustedes fue por el tráiler de la película Holy Motors, la música era muy buena y diferente, ¿cómo fue la conexión con el director para aparecer en la película?
Ellos nos contactaron y usaron un primer corte de la canción. Esa canción ha sido usada en muchos lados: desde comerciales hasta en la WWE, pero en esta película es definitivamente la que más nos ha gustado. Encajó perfectamente.

Cuando entraron al estudio a grabar Egomaniac, ¿qué nuevos instrumentos o amigos incluyeron?
Somos solo nosotros cuatro, no hay gente nueva, de hecho no tenemos un productor. Usamos mucho más sintetizadores y la mandolina estuvo más involucrada. El acordeón es una parte muy integral de nuestro sonido, es casi un accidente que esté porque experimentamos con él en una canción y quedó muy bien por las vibraciones que daba.

Foto Facebook de la banda

Muchos artistas piensan en cómo sonará el disco en vivo desde la grabación, ¿con ustedes fue pensado así?
Tocamos las canciones mucho antes de grabarlas por lo que las tradujimos al estudio. Las visualizamos cuando las escribimos, hay pocas como “2 In The Morning” que son baladas o paisajes sonoros con tus audífonos; el resto están visualizadas con luces y video. Con Lunatic fue a la inversa.

¿Cuál canción de este disco ha evolucionado mejor en vivo?
“The World Would Run Better” porque cuando la grabamos era muy relajada y en vivo le inyectamos más energía. Suena más a Prince.

¿Cómo sintieron la transición de ser una banda pequeña a una que gira mundialmente?
Bueno, sólo hemos tocado en arenas cuando fuimos teloneros de Kings Of Leon y nos encantó la energía de la gente. Seguimos tocando en lugares pequeños. En Estados Unidos tocamos en lugares para máximo 15 mil personas, pero el año pasado fuimos a Polonia y tocamos ante 3 mil personas. Nos encanta como fluye la energía en ambos casos.

Hay una conexión entre la música balcánica con ustedes, ¿cómo les fue de gira en lugares como Hungría o República Checa?
Fue inusual tocar ahí porque el inglés ni siquiera es su segundo idioma, pero aún así se relacionaron muy bien con la música. Tal vez sea porque los tambores Burundi tienen una nota menor que las de Hungría. Eso también pasa con México, Argentina o Sudáfrica a pesar de que están en puntos opuestos del mundo.

También han podido recoger muchas influencias al viajara alrededor del mundo
Mas bien es ponerle cara a un nombre porque cuando hay un clic cuando visitas el lugar de música que solo habías escuchado en discos y lo entiendes mejor.

Vemos que vienen acompañados de un camarógrafo, ¿están haciendo un documental?
Sí y puedes aparecer en él si firmas una forma (risas), si no ponemos un emoji en tu cara (risas)

Hoy en día hay muchos documentales de música que han atraído mucho la atención porque da una cara nueva de las bandas que escuchamos o vemos en el escenario
Tratamos de hacer algo único, una vez que tengamos todo el material verán de qué estamos hablando.

¿Cuál es su documental musical favorito?
El de Marley me encanta. El de Kings Of Leon también porque lo vimos antes de que giráramos con ellos para conocerlos mejor pero nos encontramos con cosas muy diferentes para apreciarlos de otra forma. También el de A Skin, A Night de The National.

Share Button

Post escrito por: moonman

Post Relacionados