Reseña: Noel Gallagher’s High Flying Birds /// Who Built The Moon?

November 29, 2017

Noel Gallagher
Who Built The Moon?
Sour Mash Records
7.6

Por José Marr‏ @JR_Marr
Crazy Rhythms Music

Hay una gran diferencia entre Liam y Noel y es innegable: mientras que Liam se está puliendo y descubriendo con As You Were en algo casi enteramente auténtico y propio, Noel se tomó el atrevimiento de hacer un buen disco descaradamente Oasis pero muy bien arreglado con su debut, así como posteriormente empezar a tomarse libertades que le vislumbraron nuevos y prometedores horizontes igual que resultados impuntuales en Chasing Yesterday. La buena noticia llegó cuando dijo que Who Built The Moon? retomaría esas vías más aventureras de su otrora y cumplió con el estreno de “Holy Mountain“. A estas alturas con todo lo acontecido por los Gallagher en 2017 llegó a la conclusión que quienes creen que Liam ha hecho la pieza de “Rock” más solida en lustros y que Noel está perdido en géneros con una brújula descompuesta, es porque su juicio depende de cuánto espectro de Oasis quieren escuchar en su música y qué tienen por significado de las palabras “experimentar” y “evolucionar”. Porque lo de Noel guste o no, cumple con estas dos definiciones. Who Built The Moon? es el Dig Out Your Soul de Noel Gallagher, el álbum que se sale del guión con estilo y que además ayuda a refrescar al compositor. Si bien es evidente que jamás podrá hacer otro disco de la talla de Definitely Maybe o (What’s the Story) Morning Glory? (éstos compuestos totalmente por él) al menos es gratificante escucharlo en una expedición al espacio atravesando atmósferas psicodélicas y electrónicas con suma soltura y control.

La unión con el productor David Holmes va más allá que una simple operación de rutina, pues Noel Gallagher trabajó de formas diferentes a como lo había hecho toda la vida. Holmes le indicó que todas las composiciones debían comenzar desde cero y en el estudio de mira a lo que sería esta tercera placa. Holmes es un experimentado en el tema, su currículum en la música electrónica y soundtracks para películas le valen para poder ser quien de cierto modo, le dictara una nueva forma de trabajar al ego de Noel. Pero el resultado está ahí, en la explicación de cómo “Holy Mountain” en plenos años donde el sample es una nueva herramienta con múltiples posibilidades, resulta de la combinación de Bryan Ferry, Plastic Bertrand y Ice Cream (“Let’s Stick Together“, “Ca Plane Pour Moi” y “The Chewin’ Gum Kid“), tomando elementos muy marcados de cada una de sus composiciones para sonar a un nuevo hit exclusivo de Noel. Simple, directo, con buen ritmo y con trompetas congestionadas.

Otra de las cosas que realmente ayudan a que Who Built The Moon?, además de la idea, se ejecute de buena manera en todas sus partes, es que Noel Gallagher realmente no estaba tan desfamiliarizado con estos lares. Aquellas colaboraciones en los 90s con The Chemical Brothers le dieron otro tipo de experiencia (ésto, junto con la declarada inspiración de “Power” de Kanye West dejó como resultado “Fort Knox“), y la última placa de Oasis, Dig Out Your Soul comparte algunas cosas con este nuevo trabajo en cuanto a la sicodelia se refiere, en específico ese Blues árido llamado “Be Careful What You Wish For” donde las guitarras son perceptibles sin desprenderse nunca de su trayectoria odisea estelar. Lo mismo sucede con “The Man Who Built The Moon“, que se siente clásica por un núcleo infundado desde el Glam inglés de los 70s pero con una pesadez psicodélica que se siente como una tormenta de arena en el desierto.

El arco que conduce a la mitad del disco contiene cosas muy destacadas, es quizá el testimonio de las canciones más diferentes que ha firmado Noel en solitario. “Keep On Reaching” y su palpitante ritmo Funk tirando del Swing enfundado por vientos y un clavinet, es pura energía. Luego hay una imaginación musicalizada llamada “It’s A Beautiful World“, que Noel atraviesa más como actor del sueño que como un creador de, se escucha liberado y relajado, con un coro que reafirma lo dicho, incluso el texto hablado en francés que aparece en su centro ayuda para recrear la ilusión. Con “She Taught Me How To Fly” y sus medios tiempos con las notas horizontales de guitarra el autor se trepa por primera vez en las influencias del New Wave de New Order en una historia de amor. Amor que Noel lo ha mencionado como el común denominador de sus letras en este disco, y que tampoco es que derroche demasiada sacarina ni haya hecho una canción generacional del tipo como en su pasado; más bien parece que se ha inventado una buena frase y de ahí parte en la escritura encontrando ocasionalmente algunos buenos enunciados como en la parte final del estribillo de “If Love Is The Law” que dicho sea de paso, parece totalmente una canción navideña con esos rebotes festivos y los cascabeles.

La segunda mitad de Who Built The Moon? tiene menos de énfasis en comparación al gancho que poseen las primeras cinco canciones, sin embargo esos interludios, “Wednesday” parte 1 y 2 ayudan al transcurso y a que el set mantenga una fluidez que si bien ya no alcanza un punto alto, conduce hacia el final con naturalidad y pone fin a un compendio que se siente redondo mediante una temática general. No hay que dejar de lado que como parte de los High Flying Birds, sus ex-compañeros que Liam despidió hace unos años, han vuelto con su exlíder; Chris Sharrock y Gem Archer son parte del equipo así como en estudio hubo colaboraciones de Johnny Marr y Paul Weller. Con esto queda claro que su punto más fuerte yace en lo musical y la producción, lo que de manera subsecuente desprende también algunas buenas melodías guiadas por lo que existe debajo. Las letras son un extra que juegan con parafraseo acorde a estos ambientes; como bien lo dijo Noel alguna vez: “Todo lo que quería decir lo escribí hace 20 años”, y eso es un hecho. Pero, sobre todas las cosas y lo más importante, Who Built The Moon? es la prueba de que los mejores días de Noel Gallagher como creador, aún no acaban.

 

Share Button

Post escrito por: Jose Marr

Post Relacionados