RPM: 50 años de Rubber Soul de The Beatles

December 3, 2015

rubber-soul

Anatomy of melancholy: 50 años de Rubber Soul de The Beatles
Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Después de las giras interminables, los ensordecedores gritos de millones de adolescentes, de conquistar todos los récords posibles y crear parámetros nuevos dentro de la música Pop, todo en menos de dos años, no te queda de otra más que ir seguir yendo para arriba. No parecía posible. ¿Qué más se podría hacer? ¿Qué había más arriba que la estratósfera? Pues para averiguarlo habría que viajar hacia allá.

Rubber Soul es un cohete impulsado por la ambición creativa de la banda más grande que la humanidad haya visto jamás. Es encerrarse en el estudio y descubrir que éste se puede usar como un instrumento más con el cual experimentar y jugar. Con él, sus creadores se dieron cuenta que nada los restringía, ni siquiera ellos mismos. No importaba que su mundo exterior fuera una locura que nadie entendía, lo que importaba era el mundo interior que cobraba vida cuando se juntaban a hacer música. Rubber Soul puso un alto en el camino y recalibró la ruta para lo que quedaba de la década que estaban viviendo y forjando: tanto lírica como musicalmente.

Por el lado de las letras, se dieron cuenta que ya no eran unos niños enamorados y sus interlocutoras ya no eran adolescentes enamoradas de una idea, sino personas reales a las que había que hablarles bonito. Se acabaron las canciones del tipo “Thank You Girl” o “From Me To You”, aquí las mujeres a las que les cantan son inasibles, inalcanzables y profundamente complejas (“Girl”, “Michelle”, “Norwegian Wood (This Bird Has Flown)”) que no tienen tiempo para escuchar sus lamentos o sus súplicas (“Drive My Car”, “You Won’t See Me”, “I’m Looking Through You”).

Hay una mirada interiorista y melancólica que, yo creo, ni ellos mismos sabían que podían alcanzar (“Nowhere Man”, “In My Life”). Por el lado musical, sólo puedo imaginar la cara de George Martin perplejo ante lo que sus muchachos le estaban entregando: una cítara en un disco de Rock, las complejas y elaboradas armonías vocales canción tras canción, un bajo fuzz por ahí, suspiros como parte del coro, George Harrison cada vez más seguro de lo que hacía como compositor, y, para acabar, una sugerencia: “¿Qué tal si aceleramos ese solo de piano que escribiste para una de las canciones?”.

Rubber Soul es un álbum en el que está contenida una energía que reboza por las bocinas cada vez que uno pone la aguja sobre el LP, pero si uno lo ve un poco más de cerca hay una melancolía profundísima por alcanzar la adultez y perder la inocencia de la adolescencia.

Bob Dylan había nacido maduro, los Beatles recorrieron el camino a plena luz de los reflectores y Rubber Soul fue el doloroso y hermoso resultado de ese crecimiento. La música Pop nunca volvería a ser la misma. Pregúntenle a Brian Wilson.

Post escrito por: Ernesto Acosta

Post Relacionados