Lorelle Meets The Obsolete @ Casa del Lago

April 29, 2019

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

lorelle meets the obsolete

Foto Claudia Ochoa

La Fuerza de los hechos

Por Chulo Castizo

Lorelle Meets The Obsolete dan continuidad a su historia con un sorpresivo y trepidante show para dar a conocer su quinto álbum de estudio De Facto.

Con un inicio vibrante, y ante semejante muestra sobre el escenario, no cabe duda de que el show que el dúo mexicano de Rock, Psicodelia y experimentación, Lorelle Meets The Obsolete, ofreció en la Casa del Lago evidencia con hechos como el acontecido en tan insigne lugar, que están en un gran momento con este nuevo LP titulado De Facto.

Sin tregua, sin fisuras, sin interrupciones, así es como lograron convencer hasta al más incauto que en su paseo por el Bosque de Chapultepec descubrió la fuerza de su directo.



Una trepidante envoltura sonora que inició con “Ana”, y “Acción-Vaciar”, puntales del disco junto a “Resistir”,Líneas en hojas” y “Unificado”, y que completaron con “These Days” de su primer disco On Welfare (2011), poniendo así la guinda con una preciosista canción Pop.
Claramente, y no era de extrañar que con “Lux Lumia” pudieran bailarse y reconocerse absortos en cada uno de los asistentes, momento en el que Lorena compartió su guitarra con un joven y afortunado seguidor de primera fila.

Entretanto tocaron “What’s holding you” (Chambers, 2014), y “Eco echo” (Balance, 2016) que bien pueden ser la herencia que atestiguan a la Velvet o a Sonic Youth como compañeros de viaje.

Marcando distancias, su línea sonora experimental apoyada por una magnética percusión, una amalgama brillante y cautivadora de sonidos, maracas incluídas, una acentuada línea de bajo, capitaneada por una susurrante y elegante voz confirma en la práctica y con todos los mecanismos estéticos a su disposición que la fuerza de los hechos es el resultado de una pasión arrebatadora.

Post escrito por: Chulo Castizo

Post Relacionados