Hell And Heaven 2022 @ Foro Pegaso

December 5, 2022

Ambiente general

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

ambiente general hell heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Por Diego Álvarez Rex

Vayamos al grano: el festival valió la pena y aquellos que se la jugaron (ya fuera que mantuvieron la fe o le perdieron el miedo a la muerte) fueron recompensados con un festival que sin problemas está a la altura de los grandes de nuestro país, claro está, recalcando que ninguno de los festivales masivos que tenemos en México está realmente al nivel de los grandes en Europa o Estados Unidos.



Cabeza fría señores, si el Hell And Heaven Metal Fest 2022 brilló por no tener escenarios hundiéndose o en llamas, fácilmente lo podemos poner junto a un Coordenada o Corona Capital por las fallas de logística y producción a las que estamos lastimosamente acostumbrados: escenarios muy juntos chocando en sonido, presentaciones que se atrasan, sonido calidad chicharra de escuela o camiones de ida y de regreso que salen horas tarde; haciendo esto a un lado y ya sea que usted se lamente por no haber ido o haya estado presente, evaluemos un festival que se quitó esa espina de “es un volado”, y profundicemos en cómo ofreció un cartel y un producto en general atractivo porque de verdad “Le echó ganas” para enmendarse.

Quienes hemos ido al festival desde su encarnación en Jalisco, tenemos una larga lista de experiencias negativas que esperábamos ver de nueva cuenta; la más obvia siempre era con la cancelación de medio festval de último momento y aunque Hatebreed, Messhuggah, GWAR y Melechesh salieron, entraron Ill Niño y Till Lindemann como refuerzo, este último elevando por mucho el cartel para varios que se quedaron sin poder ver a Rammstein en el Foro Sol. De la distribución de bandas y escenarios, un poco de pan con lo mismo ya que a las bandas nacionales las relegan a un festival llamado “New Blood” que está prácticamente afuera del festival (literalmente afuera del letrero de bienvenida) y suelen suceder jornadas maratónicas de hasta 12 horas con poca o nula asistencia; el escenario de las bandas “under” donde está “la carnita” para los más clavados fue el único escenario donde tiro por viaje había fallas de audio o retrasos. Cradle of Filth y Venom se llevaron 30 minutos de tiempo muerto ecualizando en vivo y a media presentación. Todo lo demás “OK”, exceptuando que los escenarios principales sonaban tan duro que se escuchaba entre canciones de los otros dos escenarios de las periferias, cosa que igual pasó en Corona Capital ¿De verdad con tanta producción aún pasan estos errores tan amateur? La respuesta es: SÍ, CARAJO.

Las zonas VIP al igual que el Corona Capital, están demasiado esquinadas y no valen realmente lo que cuestan, aunque contrario a los eventos de OCESA, aquí no era tal cual un antro con pantallas y música aislado del evento, sino plataformas ligeramente elevadas con mesas y periqueras para tu cubeta de cerveza (¿recrear un bar de Insurgentes fue el concepto?). La zona general de los escenarios principales se redujo para evitar esos agujeros gigantes de ediciones pasadas dándole mucho valor al área en cuanto a visibilidad se refiere, pero la entrada/salida se volvía una batalla campal precisamente por los cuellos de botella. Tener acceso únicamente por un lado con el fin de poner un VIP en el otro resultó contraproducente y obviamente peligroso con tanto niño apachurrado.

Tres días en Toluca tampoco fue una brillante idea, ¿de donde sacamos el tiempo para estar ahí un viernes a las 12 de la mañana o un cierre de festival el lunes a las 2am? De menos Vive Latino y Corona Capital agarran feriados, pero aquí era “ve pidiendo días en la chamba, mano”, haciendo hincapié en que igual había demasiadas bandas. ¿Sets de 30 minutos de Corrosion of Conformity y Tormentor a las 3pm? Mejor ni las traigan aunque, abogando por la curaduría el festival hizo lo que nadie: días temáticos como un mini-festival dentro de sí. Viernes para el rockero contemporáneo que pisa el cuarto piso con Candlebox, Soul Asylum y Filter (regalazo para los fans de NIN), sábado de Punk con Bad Religion, Black Flag y Total Chaos, y domingo de Ska con Interrupters (tómala Non Stop Ska), Voodoo Glow Skulls, Ska-P y Panteón Rococó (headliner sin corona que tuvo más gente que Ska-P o los mismos Megadeth). El festival atrapó tres públicos distintos con alevosía y ventaja.

Pulseras cashless, villa vikinga con actividades medievales y zona para niños, suficientes opciones gastronómicas, suficientes áreas para ir al baño (todos los días los baños VIP de hombres quedaban en condiciones cuestionables a la hora del cierre) y suficientes puntos de venta para mercancía oficial nos dan un festival “como los demás” en cuanto a lo que ofrece y a lo que dispones. La zona de camping terminó siendo un fracaso comercial y las últimas semanas se ofrecía ya gratuitamente con el abono, mientras que en cuestiones de dimensiones, la verdad es que el festival no es tan masivo como su edición 2018, es más del tamaño de un Ceremonia o un extinto Knotfest.

En fin, Igual no hay mucha ciencia pero retomando la lista de experiencias negativas que tenemos con este festival o en su faceta de Force Fest, de verdad esas cosas pasaban a segundo plano cuando corrías peligro de electrocución o morir aplastado en una barricada colapsada. Entonces, vamos a lo que nos interesa que son las bandas:

Pantera:
Forever stronger than all

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

pantera hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Por Alejandro Ramírez @le_fraktal

17 de julio de 1997. Tenía yo 16 años y boletos en tercera fila para ver a Pantera en el Palacio de los Deportes. Pensaron que era buena idea colocar hileras de sillas numeradas en la pista, craso error, cuando salió a tocar Anthrax, banda telonera de aquella noche, comenzó el caos y todo el mobiliario dispuesto fue removido por los fans ávidos del mosh pit que no les puedes negar.



En aquella ocasión salí de ahí apestando a marihuana y ni siquiera fumaba, a alcohol y aun no bebía porque Phil Anselmo nos mojó con una botella de dos litros de Viñareal de durazno que agitó hacia el público a modo de bautismo, y con un zumbido de oídos que no me dejó dormir, pero aquello fue impresionante, me cambiaron la vida, fue mi primer acercamiento al Metal en su forma primigenia, codazos, sudor, el aplastamiento, literalmente recrearon conmigo la portada del album Vulgar Display of Power, un auténtico madrazo físico y mental.

2 de diciembre de 2022. 25 años después, dos lutos después, por Dimebag y Vinnie, por la nostalgia, y porque de alguna forma tenía o debía estar ahí. “Regular People (Conceit)” y escenas de aquel viejo VHS de Vulgar Video que reproducía una y otra vez, finalmente se disiparían las dudas: que si lo hicieron por dinero, que si Phil Anselmo es el villano de esta historia, que Rex Brown nunca fue hecho a un lado, si Zakk Wylde tendría el potencial para igualar a Dimebag, seguro Charlie Benante será brillante en la batería.

A New Level”, justo como aquella vez en el 97, más lejos del escenario, con sana y necesaria distancia, cerveza y hierba que ahora sí puedo fumar porque puedo comprar y portar, un frío de la chingada, entre humo de esos horribles carts de aquellos que dejaron el cigarro, porque tal vez alguien que los quiso ver cuando era más joven no pudo y ahora va con su esposa, que cansada reposa sentada en el suelo. Junto al metalero de cepa, mata larga y chamarra de cuero que hace headbanging enfermizo.

Honestamente toda idea de lo peor que podría pasar con esta reunificación con nuevos elementos se disipó desde ese primer tema: este Pantera es para las nuevas generaciones que crecieron solo escuchando sus CDs, o que se enteraron del mito de la banda debido a su trágico final, y para aquellos que los conocen pero que ya están muy viejos para hacer slam.

Mouth for War”, de nuevo ese golpe, ese groove inigualable, ese toque especial que marca la diferencia entre Pantera y sus símiles que tocaron en los diferentes escenarios de Hell and Heaven, la primera muestra de la gira que vendrá, el ensayo general de que nos depara, de cierta forma presenciamos historia.

Strength Beyond Strength”. Phil Anselmo arrogant explosive motherfuck, la voz ya no es la misma pero sigue siendo incendiaria, Zakk Wylde con la ayuda del mismo asistente de guitarras que tenía Dimebag Darrell para emular su sonido, el irremplazable Rex Brown, Charlie Benante portando una playera de los hermanos Abbott como si fueran personajes de Los Simpson, usando unos viejos guantes de Vinnie Paul.

Set de cinco canciones seguidas del album Far Beyond Driven que curiosamente culminan con “5 Minutes Alone”, y la gente recuerda tener vida, el frío aunque cala se disipa, el headbanging aunque discreto se manifiesta, pero no termina de sentirse esa furia de antaño, esa entrega que implicaba el sudor y los gritos ante los coros, algo faltaba…

This Love” por el ánimo calmo, “Yesterday Don’t Mean Shit” como mantra personal y recordatorio que hay cosas y personas en la vida que valen menos que eso, el pasado cruel que nos hizo fuertes, el presente alentador que nos llevó hasta ahí, “Fucking Hostile”, por aquel yo adolescente que subía el volúmen del estereo en su cuarto que resultaba en el clásico grito de “BÁJALE”, por el fan de siempre de la banda que emulaba el vestuario de sus ídolos y que terminó haciendo home office y usando bermudas de camuflaje y playeras de Dark Throne. Me debía estar ahí, y hubiera lamentado demasiado no haberlo presenciado, el FOMO que le dicen en estos tiempos imperfectos del señor.

Cementary Gates”. Porque también de alguna forma se capitaliza la nostalgia, “Planet Caravan” de Black Sabbath en honor a Dime y Vinnie, como todo el show, el motivo de esta reunión, la luz que tal vez le falta, el mito que seguirá alimentándose, Halftera, o eso ni es Pantera, o por qué le pusieron Pantera, es una banda tributo a Pantera, cada quién saca sus propias conclusiones.

Pero “Walk”, su tema más reproducido el Spotify, hace que la gente cante y levante los puños, porque tal vez la banda salió en tu top 5 del year review de dicha plataforma o descubriste el tema en alguna playlist “Para hacer ejercicio con metal”, o sigues recurriendo a tus viejos CDs en el coche, o mejor aún a los viniles que reeditaron, o descubrirás a partir de estos días en YouTube que es algo que no debes perderte.

Cowboys From Hell”, y en conclusión, Zakk Wylde rinde grandes honores a su amigo Dimebag Darrell, como debe ser entre los miembros de la cofradía del Black Label Society, no cualquiera puede portar ese parche en sus chalecos. Charlie Benante impecable, por supuesto que absorbió demasiado de Vinnie Paul viéndolo tocar en las giras que hicieron Anthrax y Pantera juntos, incluso en aquel show del 97 en el palacio al final ambos percusionistas ejecutaron junto con los demás integrantes de ambas bandas un cover de “Parasite” de Kiss.

Y por último, y a modo de manifiesto personal, y sin más comentarios: debería regresar aquel festival que toma su nombre del tema Domination, así fue la despedida, y tan ansiado es el regreso, porque sé que eventualmente volverán. A años de distancia, siendo la vida un sinfín de devaneos entre la miseria y la alegría, afortunadamente presenciar este tipo de cosas salvan, dan vida y la chispa que a veces nos falta ante la adversidad, y como bien dice Pantera a modo de manifiesto de superación: Forever stronger than all.

Black Flag

El Black Flag que a le gente le gusta decir que no es Black Flag regresó por la puerta grande y honestamente fue de lo mejor del sábado. Greg Ginn toca como él solo, se permite demostrarse como un guitarrista original e inventivo, la faceta psicodélica de Black Flag está perfectamente ejemplificada con el set que suele enfocarse en el álbum Damaged en adelante. Disonante y pesado (si quieren velocidad tendrían que ver a FLAG, quienes tocan pero todo lo del Damaged para atrás), Black Flag junto con Bad Religion y Total Chaos demostraron que el festival puede “consentir” a los Punks como a los metaleros por medio de una banda “icónica” que si bien está lejos de sus mejores años, para muchos es el momento de cantar las canciones con las que crecieron. “Can’t Decide“, “Black Coffee“, “Slip It In“, “Six Pack” y “Louie Louie” como la banda sonora de un moshpit que no se volvió a ver en todo el festival.

Slipknot

slipknot hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

slipknot hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

slipknot hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

slipknot hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Después de esa tortura del Knotfest Meets Force Fest donde la banda canceló en tiempo real su aparición tras la caída de unas barricadas y la quema del equipo de Evanescence, Corey Taylor y su monstruosa producción fue de los sets más impactantes de todo el festival. No tiene uno que ser fan de Slipknot para reconocer que su espectáculo con varios niveles de escenario, integrantes haciendo malabares por todos lados y un set meticulosamente diseñado para abarcar todos sus álbumes fue un “salimos a ganar”. Fueron el headliner que muchos querían ver por encima de Pantera, Mercyful Fate o Megadeth, algo así como el plato fuerte para la generación más joven y vaya que cumplen, se ve un compromiso de dar una presentación que nadie olvide y que se agradece que la producción del festival lograra sonorizar y montar a la perfección.

Doyle

doyle hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

La última vez que vino la bestia Doyle Wolfgang von Frankenstein a tocar en nuestro país fue allá por el año 2000 antes de tirar la toalla con Jerry Only y ser reemplazado con Dez Cadena de Black Flag; un guitarrista icónico no solo de Misfits sino del Punk norteamericano en general como compensación a la fecha cancelada de Misfits en Domination y el fiasco de Danzig en el Force Fest. Sus dos álbumes solistas son más una banda de Stoner Rock mezclando ese Punk pesado de los Misfits originales igual con mucho humor pero con un nivel de show en vivo de muy alta calidad. No hubo covers a Misfits pero venga, no hubo necesidad.

Epica

epica hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

epica hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Filter

filter hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Una verdadera sorpresa sino es que milagro que pensaran en Filter; muchos los ubican por tener canciones en bandas sonoras como la de Spawn, Cable Guy, El Cuervo y un largo etcétera, mientras que otros saben que Richard Patrick fue integrante de Nine Inch Nails durante sus primeros años y responsable en parte del sonido tan distintivo de sus primeros discos; verlos por fin en México fue otro gran acierto para los fans del Rock Industrial, y los mismos integrantes se veían genuinamente sorprendidos de la respuesta a su set; “Nice Shot“, “Take a Picture“, “Trip Like I Do” y “Jurassitol” sonaron y se vieron espectaculares complementados con las proyecciones de la banda. Poco menos de una hora pero directo a los clásicos, ojalá podamos tenerlos con set completo pronto y no sea un milagro irrepetible.

Interrupters

interrupters hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

interrupters hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

interrupters hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Otro golazo del festival fue fichar a una de las bandas más solicitadas por las nuevas generaciones que siguen el Punk Rock y el Ska americano; los herederos directos de Rancid se les ha llamado y lejos de vestirse con púas o pelos de picos, su sonido es ciertamente muy similar a los mencionados pero su actitud y mensajes es más como del 2 Tone inglés clásico (tal vez un poco caricaturizado y trillado para ser francos). Interrupters era una de esas bandas que muchos soñaban ver en un Non Stop Ska o hasta un Vive Latino pero fue Hell & Heaven quien cumplió el deseo dándole igual a la banda una de las audiencias más grandes del día. “A Friend Like Me“, “Take Back the Power“, “Raised by Wolves” y su viral cover a Billie Eilish fue parte de un recorrido por 10 años de carrera apachurrados en una hora con la premisa de que regresarán más pronto que tarde como pilón. Ahora que se demostró que muchos hicieron el esfuerzo de ir a un festival de Metal solo por esta banda, que no nos sorprenda que luego vengan una y otra vez.

Judas Priest

judas priest hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

judas priest hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

judas priest hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

judas priest hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Kanonenfiber

kanonenfiber hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Mercyful Fate

Mercyful fate hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Mercyful fate hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Mercyful fate hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Mercyful fate hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

La última vez que esta banda danesa vino a México fue en 1996 al Teatro Cine Ópera teniendo que pasar 15 años para que King Diamond debutara como solista en nuestro país; con toda esperanza perdida de ver a esta banda reunida y devuelta a México, otro milagro sucedió y aunque con un set de poco menos de una hora (apenas siete canciones), la leyenda del metal satánico regresó para coronarse como de lo mejor de todo el festival. No solo es su escenografía y el atuendo de King Diamond lo que a muchos deja atónitos, sino es su poder vocal lo que no deja de sorprender. Más de 60 años y todavía lo tiene, al igual que Rob Halford quien un día antes con Judas Priest sería algo así como el rey sin corona de su escenario, fue la voz la que se robó todas las palmas por encima de cualquier instrumento. Salve al Rey Diamante y su destino misericordioso.

hell and heaven 2022

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Panteón Rococo

Hace exactamente un año el Panteón dio tres Foro Soles completamente agotados, y no era para menos que su aparición en el festival terminara sobrepasando la asistencia de bandas como Ska-P, Megadeth, Slipknot, Judas Priest y Scorpions, algo así como el headliner de todo el festival (junto a Kiss) sin jactarse de serlo; la gente que fue a ver a Panteón llegaba hasta otros escenarios de tan chico que les quedó el lugar. “Estrella Roja“, “Asesinos“, “Dime“, “La Carencia” y hasta un cover a Soda Stereo para hacer más irreal el momento. Un set tan bueno por parte de una de las bandas de Ska Punk más famosas no solo de nuestra ciudad sino del mundo fue algo que muchos no podrían decir que vivirían alguna vez en un Hell And Heaven ¡Orgullo mexicano y nada más!

Possesed

possesed hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Ska-P

SKA P hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Soziedad Alkoholika

sociedad alkoholika hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

De esas bandas demasiado grandes para un promotor independiente, pero lo suficientemente under como para un festival masivo, uno de los iconos del Punk y el Metal ibérico de los 90s regresó a México después de casi 10 años (curiosamente en un Vive Latino) y justo en medio de un día enfocado en el Ska, no dieron tregua con su sonido Crossover y esa esencia de Punk español que a muchos les recuerda a Muertos de Cristo o Polla Records: pesados, altamente politizados y en perfecta forma, S.A. bien pudo haber brillado más el día anterior junto a Espécimen o Acidez pero aún así dejaron a varios con la boca abierta y ganas de más.

Suicide Silence

suicide silence hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Thell Barrio

Thell barrio hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Una de las bandas mexicanas de Hardcore con mayor trayectoria y convocatoria de nuestro país, relegada al escenario de “Sangre Jóven” demostró que con todo y las distancias y horarios, sus fans son fieles y su manera de tocar atrapa al incauto. Ha sido precisamente en este festival donde muchos los hemos visto crecer como banda y nos gustaría verles tocar en el escenario principal como deberían, pero al menos nos llevamos la seguridad que aún en directo son infalibles.

Till Lindemann

Till Lindemann hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Till Lindemann hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Till Lindemann hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Till Lindemann hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

A meses de sus tres Foro Soles con Rammstein, el ídolo de chicos y grandes regresó en formato solista como otra de las exclusivas del festival e igual se llevó la noche con su set lleno de su característico humor ultra-negro. Con una puesta en escena mezclando teatralidad y Metal Industrial, no solo la calidad de sus músicos está en la ejecución sino en la presencia que tienen en escena, no es por nada que traiga en la batería a Joe Letz, alguna vez mitad creativa de Combichrist y que se llevara las miradas por las caras que hacía bajo tanto maquillaje. Otro gran acierto del festival sobre todo porque la faceta solista de Lindemann es mucho más abiertamente cómica que Rammstein, sus canciones incluyen frases como “Te odio y me odio pero más odio a los niños”, “Que viva el aborto para que no nazca gente como yo”, “Lévantate y oríname” y otras tantas payasas

Venom

venom hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

La leyenda del Metal extremo británico regresó y con media hora de retraso y un sonido espantoso se encargó de calmar las ansias de quienes estaban ya a punto de tirar el escenario por los retrasos; Black Metal, Bloodlust, Welcome to Hell y casi una hora de clásicos bajo el frío fue suficiente para recordarnos porque cada que haya oportunidad de ver a Chronos y compañía, debemos aprovecharla y no quedarnos con las ganas. Una verdadera lástima que no solo hubiera que esperar hasta la 1:30am para verle, sino que de paso sonara espantoso durante la primera media hora del show.

Voodoo Glow Skulls

voodoo glow skulls hell heaven

Foto Daniel Galindo @danielgalindoe

Post escrito por: Staff MHR

Post Relacionados